/ domingo 12 de mayo de 2019

A dos bocas

La semana pasada fue una de las más difíciles para el estilo de gobernar que encabeza el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y su Cuarta Transformación. La causa fue la desgastada empresa paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex).


La andanada de críticas llegó porque el mandatario mexicano decidió que será Pemex, supervisado por la Secretaría de Energía, quien construya la refinería de Dos Bocas, Tabasco, donde se pretende producir unos 120 mil barriles diarios de petróleo para el 2022.

Quizá los ataques contra quien gobierna desde palacio nacional no hubieran sido tantos, de no ser porque semanas antes, él mismo anunció que su administración había decidido invitar a cuatro empresas para la obra. “Son las mejores del mundo”, parafraseó.

Sin embargo, el Presidente de México y sus asesores determinaron echar para atrás lo presumido como uno de los éxitos de este sexenio.

La explicación que el Presidente dio fue que, de las cuatro empresas invitadas, una dijo que no estaba interesada. Las otras tres, presentaron una oferta técnica y económica; sin embargo, ésta superaba los ocho mil millones de dólares que, según el gobierno mexicano, es lo que realmente debe costar este proyecto.

Los expertos en la materia, así como la mayoría de los medios de comunicación mexicanos, se le fueron a “la cabeza” a López Obrador y compañía. Cómo puede ser que después de presumir que las mejores empresas del mundo construirían esta obra en Tabasco se echara para atrás y ahora determinara que será Pemex quien la lleve a cabo.

¿Es Pemex capaz de construirla? Fue la pregunta que principalmente se hicieron. La última vez que la paraestatal construyó una refinería fue hace 40 años.

La mayoría de los que construyeron la última refinería de Pemex ya están muertos o se encuentran en el retiro, dijeron algunos analistas económicos, un poco en broma y un poco en serio.

Si Pemex apenas puede con severos problemas financieros, pues durante los gobiernos priistas y panistas fue la “minita de oro” de la Secretaría de Hacienda, cómo le hará para echarse al hombro este proyecto.

No sabemos quién tiene la razón, pues no somos especialistas en la materia; sin embargo, la lógica nos hace dudar. Además, el problema fue el doble mensaje. Primero que serían unas empresas y luego que sería Pemex. Nos enviaron un mensaje “a dos bocas”…


DESPUÉS DE LA REFORMA EDUCATIVA

La semana pasada también fue tema relevante la Reforma Educativa. Después de jalones y estirones, sobre todo en la Cámara de Senadores, la cereza en el pastel de las reformas obradoristas salió “planchadita”.

¿Pero ahora qué sigue en materia educativa? Además de que los congresos estatales tendrán que dar el sí a la legislación y se aprobaran las leyes secundarias, es decir, el detalle de la Reforma Educativa, hay otros asuntos sindicales de suma importancia.

Por lo pronto, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) anunció que hará berrinche y los días 15, 16 y 17 de mayo, llevará a cabo un paro laboral de 72 horas, para mostrar su descontento con la reforma aprobada porque, dicen, se parece mucho a “la de Peña Nieto”.

Viene también y no debemos perder de vista, la lucha por el control de la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), donde la organización Maestros por México, liderada por Elba Esther Gordillo, quien está de regreso, lleva las de ganar.

La CNTE, para mantener su postura de oposición, seguramente se rehusará a participar. Alfonso Cepeda y lo que queda de la dirigencia del SNTE, los mismos que apoyaron la Reforma Educativa, intentarán evitar una elección abierta y democrática; sin embargo, todo parece indicar que se impondrá el voto libre, secreto y universal. Ya lo dijo AMLO, quiere estar en primera fila para ver lo que sucederá.


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG


DESTACADO

La mayoría de los que construyeron la última refinería de Pemex ya están muertos o se encuentran en el retiro, dijeron algunos analistas económicos, un poco en broma y un poco en serio

La semana pasada fue una de las más difíciles para el estilo de gobernar que encabeza el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y su Cuarta Transformación. La causa fue la desgastada empresa paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex).


La andanada de críticas llegó porque el mandatario mexicano decidió que será Pemex, supervisado por la Secretaría de Energía, quien construya la refinería de Dos Bocas, Tabasco, donde se pretende producir unos 120 mil barriles diarios de petróleo para el 2022.

Quizá los ataques contra quien gobierna desde palacio nacional no hubieran sido tantos, de no ser porque semanas antes, él mismo anunció que su administración había decidido invitar a cuatro empresas para la obra. “Son las mejores del mundo”, parafraseó.

Sin embargo, el Presidente de México y sus asesores determinaron echar para atrás lo presumido como uno de los éxitos de este sexenio.

La explicación que el Presidente dio fue que, de las cuatro empresas invitadas, una dijo que no estaba interesada. Las otras tres, presentaron una oferta técnica y económica; sin embargo, ésta superaba los ocho mil millones de dólares que, según el gobierno mexicano, es lo que realmente debe costar este proyecto.

Los expertos en la materia, así como la mayoría de los medios de comunicación mexicanos, se le fueron a “la cabeza” a López Obrador y compañía. Cómo puede ser que después de presumir que las mejores empresas del mundo construirían esta obra en Tabasco se echara para atrás y ahora determinara que será Pemex quien la lleve a cabo.

¿Es Pemex capaz de construirla? Fue la pregunta que principalmente se hicieron. La última vez que la paraestatal construyó una refinería fue hace 40 años.

La mayoría de los que construyeron la última refinería de Pemex ya están muertos o se encuentran en el retiro, dijeron algunos analistas económicos, un poco en broma y un poco en serio.

Si Pemex apenas puede con severos problemas financieros, pues durante los gobiernos priistas y panistas fue la “minita de oro” de la Secretaría de Hacienda, cómo le hará para echarse al hombro este proyecto.

No sabemos quién tiene la razón, pues no somos especialistas en la materia; sin embargo, la lógica nos hace dudar. Además, el problema fue el doble mensaje. Primero que serían unas empresas y luego que sería Pemex. Nos enviaron un mensaje “a dos bocas”…


DESPUÉS DE LA REFORMA EDUCATIVA

La semana pasada también fue tema relevante la Reforma Educativa. Después de jalones y estirones, sobre todo en la Cámara de Senadores, la cereza en el pastel de las reformas obradoristas salió “planchadita”.

¿Pero ahora qué sigue en materia educativa? Además de que los congresos estatales tendrán que dar el sí a la legislación y se aprobaran las leyes secundarias, es decir, el detalle de la Reforma Educativa, hay otros asuntos sindicales de suma importancia.

Por lo pronto, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) anunció que hará berrinche y los días 15, 16 y 17 de mayo, llevará a cabo un paro laboral de 72 horas, para mostrar su descontento con la reforma aprobada porque, dicen, se parece mucho a “la de Peña Nieto”.

Viene también y no debemos perder de vista, la lucha por el control de la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), donde la organización Maestros por México, liderada por Elba Esther Gordillo, quien está de regreso, lleva las de ganar.

La CNTE, para mantener su postura de oposición, seguramente se rehusará a participar. Alfonso Cepeda y lo que queda de la dirigencia del SNTE, los mismos que apoyaron la Reforma Educativa, intentarán evitar una elección abierta y democrática; sin embargo, todo parece indicar que se impondrá el voto libre, secreto y universal. Ya lo dijo AMLO, quiere estar en primera fila para ver lo que sucederá.


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG


DESTACADO

La mayoría de los que construyeron la última refinería de Pemex ya están muertos o se encuentran en el retiro, dijeron algunos analistas económicos, un poco en broma y un poco en serio

jueves 23 de mayo de 2019

Escuchar a la gente

miércoles 22 de mayo de 2019

El modo, siempre el modo

martes 21 de mayo de 2019

¡Ay, mamachita…!

lunes 20 de mayo de 2019

La democracia no tiene dueño

domingo 19 de mayo de 2019

De a “devis”

jueves 16 de mayo de 2019

Desenchufados

miércoles 15 de mayo de 2019

Tufo a Peña

martes 14 de mayo de 2019

Día del Maestro

martes 14 de mayo de 2019

Hacerle la lucha

domingo 12 de mayo de 2019

A dos bocas

Cargar Más