/ jueves 10 de octubre de 2019

Burdos

Se entiende perfectamente que el gobierno mexicano quiere evitar otro Ayotzinapa u otra matanza como la de las Tres Culturas en Tlatelolco, en 1968; sin embargo, tampoco se puede dejar que grupos como los normalistas o los llamados “anarquistas” hagan y deshagan a sus anchas.


Permitir que los estudiantes, a quienes ya se les ha prometido “plaza directa” al egresar de la carrera en la nueva reforma en materia educativa, sigan trepados en su “macho”, podría ser peligroso para la estabilidad del país.

No se trata solamente, como se ha querido indicar durante mucho tiempo, que las escuelas normales del país sean un “semillero” de guerrilleros, sino de no de aplicar la ley.

¿Entonces ya cualquiera puede bloquear una carretera, tomar una caseta de cobro en alguna autopista o secuestrar camiones del transporte público?

¿Entonces acusarlos con sus mamás o abuelitos será suficiente para que éstos respeten a terceros? La autoridad tiene que hacer las cosas bien, no ser burdos…


NORMAL DE TENERÍA

Los alumnos de la Normal Tenería en Tenancingo, Estado de México, retuvieron a 92 choferes con todo y sus autobuses desde el pasado 2 de octubre, aunque algunos medios indican que fue desde el último día de septiembre.

Los muchachos, como sucede en Chiapas y en otros estados del país, presionaban para que el gobierno priosta del Edomex les autorizara 84 plazas a egresados de su institución educativa.

Después de casi 10 días tuvo que intervenir la Secretaría de Gobernación y al final, los alumnos accedieron a liberar los camiones y sus choferes, es decir, se salieron con la suya porque “van las plazas”.

Líderes del sector transporte advirtieron que, si el gobierno sigue sin aplicar la ley en estos casos, entonces la historia podría repetirse en otros lugares.

Acusaron, sin que esto necesariamente sea verdad, que los normalistas están metidos en delitos como el tráfico de drogas al menudeo y pidieron que se aplique la ley.

El subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, Ricardo Peralta Saucedo, encabezó una mesa de diálogo y logró que se liberaran a los choferes y autobuses.

Esta medida de presión de parte de los normalistas ha sido aplicada en muchas ocasiones en estados como Chiapas, aunque, la diferencia es que aquí se ha usado la fuerza de manera legítima porque no podemos seguir siendo burdos…


NO CEDEREMOS A CHANTAJES

En una de las primeras expresiones abiertas de rechazo al “chantaje”, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, advirtió a rectores de universidades del país que han amagado con salir a las calles para protestar por falta de recursos “que le hagan como quieran”.

Indicó que pueden paralizar a la nación; sin embargo, no se les entregará más presupuesto del que ya está establecido en el Presupuesto de Egresos.

Dijo, en la mañanera del miércoles, que sí podrían revisarse los casos en los que haya alguna injusticia, pero de eso a ceder a presiones, definitivamente no.

El pronunciamiento del Presidente de México es un “tapón de boca” para muchos rectores de universidades del país, quienes mediante la ANUIES, por cierto, dirigida por el chiapaneco Jaime Valls Esponda, pretenden obtener unos 17 mil millones de pesos.

Los rectores de las universidades, no decimos que todos, estaban acostumbrados a que, por estar en el sector académico y escudados en la autonomía, hacían y deshacían.

Ahora, como el mismo López Obrador ha dicho, son otros tiempos y también tendrán que someterse a la austeridad, pero no sólo eso, aclarar cualquier irregularidad que haya.

Si fueron sus antecesores quienes dejaron hundidas a las universidades, pues que se diga. No faltarán que aparezcan “sueldazos”, aviadores o negocios bajo la mesa.

Los rectores de las universidades de Chiapas, particularmente la Unicach y la Politécnica, tendrían que poner sus barbas a remojar y hacer bien sus numeritos, ante una advertencia como la lanzada por el Presidente de México.

No por ser instituciones de suma importancia para la educación superior, las universidades y sus directivos son puras y castas.


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

Se entiende perfectamente que el gobierno mexicano quiere evitar otro Ayotzinapa u otra matanza como la de las Tres Culturas en Tlatelolco, en 1968; sin embargo, tampoco se puede dejar que grupos como los normalistas o los llamados “anarquistas” hagan y deshagan a sus anchas.


Permitir que los estudiantes, a quienes ya se les ha prometido “plaza directa” al egresar de la carrera en la nueva reforma en materia educativa, sigan trepados en su “macho”, podría ser peligroso para la estabilidad del país.

No se trata solamente, como se ha querido indicar durante mucho tiempo, que las escuelas normales del país sean un “semillero” de guerrilleros, sino de no de aplicar la ley.

¿Entonces ya cualquiera puede bloquear una carretera, tomar una caseta de cobro en alguna autopista o secuestrar camiones del transporte público?

¿Entonces acusarlos con sus mamás o abuelitos será suficiente para que éstos respeten a terceros? La autoridad tiene que hacer las cosas bien, no ser burdos…


NORMAL DE TENERÍA

Los alumnos de la Normal Tenería en Tenancingo, Estado de México, retuvieron a 92 choferes con todo y sus autobuses desde el pasado 2 de octubre, aunque algunos medios indican que fue desde el último día de septiembre.

Los muchachos, como sucede en Chiapas y en otros estados del país, presionaban para que el gobierno priosta del Edomex les autorizara 84 plazas a egresados de su institución educativa.

Después de casi 10 días tuvo que intervenir la Secretaría de Gobernación y al final, los alumnos accedieron a liberar los camiones y sus choferes, es decir, se salieron con la suya porque “van las plazas”.

Líderes del sector transporte advirtieron que, si el gobierno sigue sin aplicar la ley en estos casos, entonces la historia podría repetirse en otros lugares.

Acusaron, sin que esto necesariamente sea verdad, que los normalistas están metidos en delitos como el tráfico de drogas al menudeo y pidieron que se aplique la ley.

El subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, Ricardo Peralta Saucedo, encabezó una mesa de diálogo y logró que se liberaran a los choferes y autobuses.

Esta medida de presión de parte de los normalistas ha sido aplicada en muchas ocasiones en estados como Chiapas, aunque, la diferencia es que aquí se ha usado la fuerza de manera legítima porque no podemos seguir siendo burdos…


NO CEDEREMOS A CHANTAJES

En una de las primeras expresiones abiertas de rechazo al “chantaje”, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, advirtió a rectores de universidades del país que han amagado con salir a las calles para protestar por falta de recursos “que le hagan como quieran”.

Indicó que pueden paralizar a la nación; sin embargo, no se les entregará más presupuesto del que ya está establecido en el Presupuesto de Egresos.

Dijo, en la mañanera del miércoles, que sí podrían revisarse los casos en los que haya alguna injusticia, pero de eso a ceder a presiones, definitivamente no.

El pronunciamiento del Presidente de México es un “tapón de boca” para muchos rectores de universidades del país, quienes mediante la ANUIES, por cierto, dirigida por el chiapaneco Jaime Valls Esponda, pretenden obtener unos 17 mil millones de pesos.

Los rectores de las universidades, no decimos que todos, estaban acostumbrados a que, por estar en el sector académico y escudados en la autonomía, hacían y deshacían.

Ahora, como el mismo López Obrador ha dicho, son otros tiempos y también tendrán que someterse a la austeridad, pero no sólo eso, aclarar cualquier irregularidad que haya.

Si fueron sus antecesores quienes dejaron hundidas a las universidades, pues que se diga. No faltarán que aparezcan “sueldazos”, aviadores o negocios bajo la mesa.

Los rectores de las universidades de Chiapas, particularmente la Unicach y la Politécnica, tendrían que poner sus barbas a remojar y hacer bien sus numeritos, ante una advertencia como la lanzada por el Presidente de México.

No por ser instituciones de suma importancia para la educación superior, las universidades y sus directivos son puras y castas.


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

jueves 14 de noviembre de 2019

Empalagoso

miércoles 13 de noviembre de 2019

Fruta podrida

martes 12 de noviembre de 2019

Llega el invitado

lunes 11 de noviembre de 2019

El Presidente Sol

domingo 10 de noviembre de 2019

Morena no cuaja

jueves 07 de noviembre de 2019

No es para presumir

miércoles 06 de noviembre de 2019

¿Adversarios?

martes 05 de noviembre de 2019

No más violencia

lunes 04 de noviembre de 2019

Pero qué necesidad

domingo 03 de noviembre de 2019

Cáscara de plátano

Cargar Más