/ miércoles 3 de abril de 2019

Con sus propias uñas

Uno de los temas que se pondrá de moda en la agenda política nacional es la llamada Revocación de Mandato. Aquellos que llegaron con la burbuja de Andrés Manuel López Obrador y Movimiento Regeneración Nacional (Morena) tendrán que rascarse con sus propias uñas.


Ya lo dijo el senador por Chiapas, Eduardo Ramírez Aguilar, uno de los legisladores más activos en la Cámara Alta: esta iniciativa no sólo alcanzará al Presidente de México, sino también a los diputados federales, locales y hasta los presidentes municipales.

Quizá estos últimos, los presidentes municipales, son el eslabón más flojo de la cadena, pues son ellos quienes tienen el contacto con la población y cuando hay poca o nula respuesta, la gente se desilusiona.

Revocar el mandato debe ser “un instrumento para servir a la sociedad, capaz de reorientar el destino de un pueblo”, pero no se trata de una eventual reelección presidencial, aclaró el senador chiapaneco, quien, en su calidad de presidente de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, tendrá en sus manos este tema que se antoja picante.

La Comisión de Puntos Constitucionales debe analizar la minuta que envió la Cámara de Diputados, la cual incluye el tema de Revocación de Mandato, pero también la llamada Consulta Popular.

La oposición, llámese Acción Nacional, Revolución Democrática, Movimiento Ciudadano y Revolucionario Institucional, se han opuesto a esta reforma constitucional porque consideran que la aparición de Andrés Manuel López Obrador en la elección intermedia beneficiará a los candidatos de Morena.

Ellos piden que, una eventual consulta popular sea en fecha distinta a la elección de 2021, lo que podría en serios predicamentos a los gobernadores, senadores, diputados federales, diputados locales y munícipes que llegaron trepados en “el tren” del tabasqueño.

En Chiapas, por ejemplo, los presidentes municipales de San Cristóbal de Las Casas y Tapachula, no habrían tenido ninguna oportunidad de no haber sido postulados por Morena.

Hay varios diputados federales y locales (nos guardamos los nombres) que el mismo día de la elección por la noche, en julio del año pasado, ni siquiera creían que habían triunfado.

Eduardo Ramírez asegura que esta figura servirá como una consulta para el desempeño del Presidente de México, a la mitad de su administración; “la ciudadanía lo podrá ratificar o revocar”.

De aprobarse la Revocación de Mandato y Consulta Popular, ésta quedaría para otros sexenios e, insistimos, metería un poco más de presión para que los elegidos pongan un poco de más empeño en su labor.


¿LE HAREMOS LA CHAMBA A EE.UU.?

Imposible dejar de hablar del tema migratorio, puesto de moda por los “tuitazos” de Donald Trump, pero también por el incremento de la migración en la frontera de México y Guatemala.

Después de una política de “puertas abiertas”, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador parece estar metiendo reversa, poco a poco, despacito, quedito.

Este miércoles, en su conferencia mañanera, fue la primera vez que AMLO aceptó que México está “aplicando la ley”, pero con “respeto a los derechos humanos” a los indocumentados centroamericanos.

Traducido a lenguaje político, México ha tenido que ceder a las presiones y comenzó a “contener” la oleada migratoria, transformada en caravanas. En los primeros tres días de abril iban unos mil “rescatados” en diferentes zonas de México, entre ellas, Chiapas, por supuesto.

Lo que tendría que pasar es que el gobierno le llame al pan, pan y, al vino, vino. Sí se aplica la ley porque se tiene que poner orden en la Frontera Sur, y no porque le estemos haciendo la chamba a Donald Trump, ¿o sí…?


La Comisión de Puntos Constitucionales debe analizar la minuta que envió la Cámara de Diputados, la cual incluye el tema de Revocación de Mandato, pero también la llamada Consulta Popular

Uno de los temas que se pondrá de moda en la agenda política nacional es la llamada Revocación de Mandato. Aquellos que llegaron con la burbuja de Andrés Manuel López Obrador y Movimiento Regeneración Nacional (Morena) tendrán que rascarse con sus propias uñas.


Ya lo dijo el senador por Chiapas, Eduardo Ramírez Aguilar, uno de los legisladores más activos en la Cámara Alta: esta iniciativa no sólo alcanzará al Presidente de México, sino también a los diputados federales, locales y hasta los presidentes municipales.

Quizá estos últimos, los presidentes municipales, son el eslabón más flojo de la cadena, pues son ellos quienes tienen el contacto con la población y cuando hay poca o nula respuesta, la gente se desilusiona.

Revocar el mandato debe ser “un instrumento para servir a la sociedad, capaz de reorientar el destino de un pueblo”, pero no se trata de una eventual reelección presidencial, aclaró el senador chiapaneco, quien, en su calidad de presidente de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, tendrá en sus manos este tema que se antoja picante.

La Comisión de Puntos Constitucionales debe analizar la minuta que envió la Cámara de Diputados, la cual incluye el tema de Revocación de Mandato, pero también la llamada Consulta Popular.

La oposición, llámese Acción Nacional, Revolución Democrática, Movimiento Ciudadano y Revolucionario Institucional, se han opuesto a esta reforma constitucional porque consideran que la aparición de Andrés Manuel López Obrador en la elección intermedia beneficiará a los candidatos de Morena.

Ellos piden que, una eventual consulta popular sea en fecha distinta a la elección de 2021, lo que podría en serios predicamentos a los gobernadores, senadores, diputados federales, diputados locales y munícipes que llegaron trepados en “el tren” del tabasqueño.

En Chiapas, por ejemplo, los presidentes municipales de San Cristóbal de Las Casas y Tapachula, no habrían tenido ninguna oportunidad de no haber sido postulados por Morena.

Hay varios diputados federales y locales (nos guardamos los nombres) que el mismo día de la elección por la noche, en julio del año pasado, ni siquiera creían que habían triunfado.

Eduardo Ramírez asegura que esta figura servirá como una consulta para el desempeño del Presidente de México, a la mitad de su administración; “la ciudadanía lo podrá ratificar o revocar”.

De aprobarse la Revocación de Mandato y Consulta Popular, ésta quedaría para otros sexenios e, insistimos, metería un poco más de presión para que los elegidos pongan un poco de más empeño en su labor.


¿LE HAREMOS LA CHAMBA A EE.UU.?

Imposible dejar de hablar del tema migratorio, puesto de moda por los “tuitazos” de Donald Trump, pero también por el incremento de la migración en la frontera de México y Guatemala.

Después de una política de “puertas abiertas”, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador parece estar metiendo reversa, poco a poco, despacito, quedito.

Este miércoles, en su conferencia mañanera, fue la primera vez que AMLO aceptó que México está “aplicando la ley”, pero con “respeto a los derechos humanos” a los indocumentados centroamericanos.

Traducido a lenguaje político, México ha tenido que ceder a las presiones y comenzó a “contener” la oleada migratoria, transformada en caravanas. En los primeros tres días de abril iban unos mil “rescatados” en diferentes zonas de México, entre ellas, Chiapas, por supuesto.

Lo que tendría que pasar es que el gobierno le llame al pan, pan y, al vino, vino. Sí se aplica la ley porque se tiene que poner orden en la Frontera Sur, y no porque le estemos haciendo la chamba a Donald Trump, ¿o sí…?


La Comisión de Puntos Constitucionales debe analizar la minuta que envió la Cámara de Diputados, la cual incluye el tema de Revocación de Mandato, pero también la llamada Consulta Popular

jueves 16 de mayo de 2019

Desenchufados

miércoles 15 de mayo de 2019

Tufo a Peña

martes 14 de mayo de 2019

Día del Maestro

martes 14 de mayo de 2019

Hacerle la lucha

domingo 12 de mayo de 2019

A dos bocas

jueves 09 de mayo de 2019

¡A lo que sigue!

miércoles 08 de mayo de 2019

¡Tomatazos!

martes 07 de mayo de 2019

Piquete de ojo

martes 07 de mayo de 2019

Estirados

domingo 05 de mayo de 2019

Palabras son

Cargar Más