/ miércoles 22 de enero de 2020

De dientes pa’fuera

Mientras una nueva amenaza viral se cierne sobre el mundo, el gobierno mexicano todavía no logra convencer sobre los beneficios que brindará el nuevo sistema de salud que ha sido denominado Instituto de Salud para el Bienestar.


En varias mañaneras el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha hablado del tema, acompañado de todo el equipo del sector salud, pero todavía no hay claridad.

El nuevo gobierno se tardó un año en lanzar el INSABI, que sustituye al llamado Seguro Popular; sin embargo, lo hizo sin información previa a la población, como si la idea no hubiese madurado lo suficiente.

En los primeros días de enero surgieron una serie de quejas que fueron capitalizadas por los “malosos” medios de comunicación, quienes dieron cuenta de decenas o quizá cientos de personas que acudieron a solicitar atención médica gratuita y se toparon con pared.

La promesa del gobierno de la 4T era que todos los servicios otorgados por el INSABI serían gratuitos; sin embargo, la realidad se vuelve a imponer.

El Seguro Popular, si bien se convirtió en “caja chica” para algunos gobiernos estatales, como el de Chiapas, con Manuel Velasco Coello, cuando la Secretaría de Salud fue una agencia de colocaciones “gorda, gorda”, tenía cosas positivas.

Quizá la intención del Presidente de México es buena, pero quizá faltó que su equipo de salud le dijera que para este tema, para el de salud, hasta ahora no hay dinero que alcance.

Ahora, él mismo ha tenido que salir a defender la idea que, se basa en el supuesto de que antes todo era un “nido de ratas” y que las farmacéuticas están queriendo boicotear al gobierno.

AMLO ha pedido tener paciencia y esperar hasta diciembre para que todos los servicios de salud para los que no tienen algún tipo de prestación médica, sean gratuitos. El problema es que, si su equipo del sector salud no lo consigue, entonces todo quedará en una promesa de dientes pa’fuera…


LO QUE NO CUESTA NO SE VALORA

Médicos especialistas y personal que labora en el sistema público de salud en Chiapas nos contaron que el Seguro Popular que, efectivamente fue utilizado para desviar recursos, tenía sus beneficios.

Personas de muy escasos recursos, con pequeñas cuotas, podían tener acceso a la atención médica de primer nivel y en algunos casos alcanzaba para los medicamentos básicos. Claro que cuando se “clavaban la lana”, pues el dinero no alcanzaba.

Por otra parte, cirugías más especializadas eran atendidas en hospitales de segundo y tercer nivel donde se aplicaban cuotas razonables. Digamos, por decirlo de alguna manera, “del tamaño del sapo era la pedrada”.

A las personas cuyo nivel socioeconómico así lo permitía les cobraban un poco más por una cirugía que, en el servicio particular les habría salido un ojo de la cara.

Así como lo ha planteado el INSABI, ofreciendo servicios médicos y medicinas completamente gratuitos, está condenado al fracaso, nos indican fuentes del sector salud consultadas al respecto.

Dicen que prometer no empobrece, pero en este asunto, si el gobierno de la 4T no cumple a los mexicanos con mejores servicios de salud y medicinas gratuitos, entonces todo quedará en otro de dientes pa’fuera…


LA AMENAZA QUE VIENE

Hace más de 10 años la aparición del virus de la influencia H1N1 nos agarró, como se dice coloquialmente, con los calzones abajo.

El sector salud no estaba listo para atender una emergencia de ese tipo y tuvieron que aprender sobre la marcha.

Se sabe que unas 400 personas perdieron la vida, mientras unos mil 600 casos fueron confirmados.

Ahora, 11 años después de esa emergencia sanitaria, cuando todos aprendimos a usar cubrebocas y a utilizar gel antibacterial, una nueva amenaza se cierne sobre el mundo y llega de China: el coronavirus.

De esta nueva enfermedad se sabe poco, pero ojalá que estemos listos y no nos vayan a salir las autoridades de salud con otro discurso de dientes pa’afuera…


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

Mientras una nueva amenaza viral se cierne sobre el mundo, el gobierno mexicano todavía no logra convencer sobre los beneficios que brindará el nuevo sistema de salud que ha sido denominado Instituto de Salud para el Bienestar.


En varias mañaneras el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha hablado del tema, acompañado de todo el equipo del sector salud, pero todavía no hay claridad.

El nuevo gobierno se tardó un año en lanzar el INSABI, que sustituye al llamado Seguro Popular; sin embargo, lo hizo sin información previa a la población, como si la idea no hubiese madurado lo suficiente.

En los primeros días de enero surgieron una serie de quejas que fueron capitalizadas por los “malosos” medios de comunicación, quienes dieron cuenta de decenas o quizá cientos de personas que acudieron a solicitar atención médica gratuita y se toparon con pared.

La promesa del gobierno de la 4T era que todos los servicios otorgados por el INSABI serían gratuitos; sin embargo, la realidad se vuelve a imponer.

El Seguro Popular, si bien se convirtió en “caja chica” para algunos gobiernos estatales, como el de Chiapas, con Manuel Velasco Coello, cuando la Secretaría de Salud fue una agencia de colocaciones “gorda, gorda”, tenía cosas positivas.

Quizá la intención del Presidente de México es buena, pero quizá faltó que su equipo de salud le dijera que para este tema, para el de salud, hasta ahora no hay dinero que alcance.

Ahora, él mismo ha tenido que salir a defender la idea que, se basa en el supuesto de que antes todo era un “nido de ratas” y que las farmacéuticas están queriendo boicotear al gobierno.

AMLO ha pedido tener paciencia y esperar hasta diciembre para que todos los servicios de salud para los que no tienen algún tipo de prestación médica, sean gratuitos. El problema es que, si su equipo del sector salud no lo consigue, entonces todo quedará en una promesa de dientes pa’fuera…


LO QUE NO CUESTA NO SE VALORA

Médicos especialistas y personal que labora en el sistema público de salud en Chiapas nos contaron que el Seguro Popular que, efectivamente fue utilizado para desviar recursos, tenía sus beneficios.

Personas de muy escasos recursos, con pequeñas cuotas, podían tener acceso a la atención médica de primer nivel y en algunos casos alcanzaba para los medicamentos básicos. Claro que cuando se “clavaban la lana”, pues el dinero no alcanzaba.

Por otra parte, cirugías más especializadas eran atendidas en hospitales de segundo y tercer nivel donde se aplicaban cuotas razonables. Digamos, por decirlo de alguna manera, “del tamaño del sapo era la pedrada”.

A las personas cuyo nivel socioeconómico así lo permitía les cobraban un poco más por una cirugía que, en el servicio particular les habría salido un ojo de la cara.

Así como lo ha planteado el INSABI, ofreciendo servicios médicos y medicinas completamente gratuitos, está condenado al fracaso, nos indican fuentes del sector salud consultadas al respecto.

Dicen que prometer no empobrece, pero en este asunto, si el gobierno de la 4T no cumple a los mexicanos con mejores servicios de salud y medicinas gratuitos, entonces todo quedará en otro de dientes pa’fuera…


LA AMENAZA QUE VIENE

Hace más de 10 años la aparición del virus de la influencia H1N1 nos agarró, como se dice coloquialmente, con los calzones abajo.

El sector salud no estaba listo para atender una emergencia de ese tipo y tuvieron que aprender sobre la marcha.

Se sabe que unas 400 personas perdieron la vida, mientras unos mil 600 casos fueron confirmados.

Ahora, 11 años después de esa emergencia sanitaria, cuando todos aprendimos a usar cubrebocas y a utilizar gel antibacterial, una nueva amenaza se cierne sobre el mundo y llega de China: el coronavirus.

De esta nueva enfermedad se sabe poco, pero ojalá que estemos listos y no nos vayan a salir las autoridades de salud con otro discurso de dientes pa’afuera…


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

martes 18 de febrero de 2020

Elba, la mujer que nunca se fue

lunes 17 de febrero de 2020

Que no le digan que no le cuenten

domingo 16 de febrero de 2020

El sello de la casa

jueves 13 de febrero de 2020

Congruencia y honestidad

miércoles 12 de febrero de 2020

¡Ups!

martes 11 de febrero de 2020

El poder de las canas

lunes 10 de febrero de 2020

Hipocresía

domingo 09 de febrero de 2020

El billetazo

miércoles 05 de febrero de 2020

A quitarse las capuchas

martes 04 de febrero de 2020

Barril sin fondo

Cargar Más