/ martes 4 de junio de 2019

El agua chiapaneca

La Ley Estatal de Agua que presentará el Congreso del estado, es la iniciativa más esperada, no solamente porque es el instrumento legal que no se han movido en décadas, sino porque en Chiapas, a ese recurso vital estratégico, la Cuarta Transformación lo considera de alto valor para el desarrollo social.


Esto significa una oportunidad de crecimiento para quienes se vinculan al medio ambiente, la generación de riqueza en equilibrio con la conservación y el empoderamiento social.

El punto de la Ley Estatal de Agua está en cómo regular el agua de lluvia, en cómo dar el paso a lo más actual en conservación, con mecanismos ideales de involucramiento comunitario, para no dejar a la autoridad hacer solo eso que no ha podido en las últimas cuatro décadas: ofrecer agua de calidad como un derecho humano al que todos deben tener acceso sin distinciones ni pretextos.

Muchos hablan del proceso final al que se está llegando de degradación, pérdida de naturaleza y autoenvenenamiento como especie humana, por eso cuando se habla del agua, en tu contexto legal, se debe pasar directamente a la acción.

Está comprobado que se necesita un medio ambiente sano para vivir en condiciones de igualdad, y por momentos se deja de lado que, para ello, es necesario el agua como principio de todo.

Esta Ley Estatal de Agua abrirá el debate de las nuevas presas hidroeléctricas, de la generación de electricidad con el agua que corre por el territorio y tocará las anheladas tarifas justas, preferenciales y de resistencia.

Pero lo más importante es que pondrá el tema en primer plano, donde lo que sobra son discursos, agarrados de ellos, mientras se observa cómo se deteriora todo alrededor y se pierde el vital líquido, sin la cual no hay razón de ser.

También se avisora el choque de quienes tienen en Chiapas, los ojos puestos para abrir el sector agua a la privatización, al negocio del tratamiento de las aguas residuales, a por fin dejar los sistemas operadores ahora que ya los dejaron miserables.

Y muchos están esperando a que estas nuevas versiones comunitarias, fracasen precisamente por ser mujeres quienes las encabecen, no los “todopoderosos” ingenieros de siempre que lucraron por mucho tiempo de los Sistema de Agua Potable Municipal, Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado, Comité de Agua Potable y Alcantarillado y demás organismos que hoy, han llegado a su punto final.

La Cuarta Transformación debe tomar el tema del agua chiapaneca como una referencia nacional y latinoamericana, consultar expertos de aquí y de allá y de dónde sea.

Se debe poner a Chiapas al centro de un debate que debe sentar precedente, cortar de raíz las avaricias asociadas a las obras de infraestructura y retomar el papel central de la riqueza como lo que nos convoca, no lo que nos divide.



BASE DE DATOS…-

En esta temporada de reforestaciones 2019, Chiapas sembrará más menos, unos dos millones de arbolitos de diferentes especies nativas en sitios que fueron consumidos por el fuego y recientemente, fueron invasiones.

El esfuerzo será titánico, quizás la ola ciudadana más dedicada que se verá en este sexenio y no queda más que reconocerla en toda su plenitud.

Pero ojalá una vez puesto el arbolito en la tierra, inicien de inmediato con la otra responsabilidad de subsistencia en la cual se deben involucrar todos como civilización, consciente de que estamos al borde del colapso y no solamente como una moda y un remordimiento de consciencia.***

Cuando Carlos Morales Vázquez propone el replanteamiento de la generación de nuevos impuestos a favor de Tuxtla Gutiérrez, está reconociendo que las últimas propuestas que le generaron polémica y desgaste innecesario, no estuvieron del todo en su ánimo ni en su conocimiento.

Se tragó el bocado amargo de bilis, ni modos, y es de sabios reconocer; ahora le queda enfrente, eso sí, el discurso de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de no afectar al pueblo ni con impuestos ni con nuevos derechos, pero con la experiencia 2019 de que se tiene que sortear esta realidad adversa viendo al 2020.***

Amador Rodríguez Lozano será el próximo Secretario de Gobierno en Baja California, con Jaime Bonilla, el experredista y hoy gobernador de Morena; aquí se queda la historia del exprocurador, coordinador de Asesores, diputado federal y presidente del Institución de Asistencia Privada.

Con su salida, nuevamente de Chiapas, pueden estar serenos quienes le auguraban espacios en el gobierno de Rutilio Escandón ahora que comience a hacer sus ajustes y sus cambios al gabinete y rompa de lleno la paridad de género con la que conformó un equipo que no ofrece, los resultados prometidos.***

Yamil Melgar Bravo, secretario de Economía y Trabajo debería informar, con todo detalle, cuáles serían los alcances negativos de la guerra comercial entre México y Estados Unidos, específicamente en Chiapas, donde se ha perdido en el primer cuatrimestre, 10 mil empleos directos y nos sitúa como la peor economía del país, diametralmente opuesta a Jalisco.

Estado con el primer lugar, donde se generaron en estos primeros cuatro meses del año 37 mil empleos, aproximadamente, de acuerdo con el Instituto de Información Estadística y Geografía de aquel estado.

Pero parece que anda más ocupado en que no le vuelen su Notaría, que en cuidar un changarro que no opera y se ha convertido en un cero a la izquierda dentro del gabinete.***


Correo: ramirezirma77@hotmail.com

Facebook: irmaramirez.mx

Twitter: @irmajaque

La Ley Estatal de Agua que presentará el Congreso del estado, es la iniciativa más esperada, no solamente porque es el instrumento legal que no se han movido en décadas, sino porque en Chiapas, a ese recurso vital estratégico, la Cuarta Transformación lo considera de alto valor para el desarrollo social.


Esto significa una oportunidad de crecimiento para quienes se vinculan al medio ambiente, la generación de riqueza en equilibrio con la conservación y el empoderamiento social.

El punto de la Ley Estatal de Agua está en cómo regular el agua de lluvia, en cómo dar el paso a lo más actual en conservación, con mecanismos ideales de involucramiento comunitario, para no dejar a la autoridad hacer solo eso que no ha podido en las últimas cuatro décadas: ofrecer agua de calidad como un derecho humano al que todos deben tener acceso sin distinciones ni pretextos.

Muchos hablan del proceso final al que se está llegando de degradación, pérdida de naturaleza y autoenvenenamiento como especie humana, por eso cuando se habla del agua, en tu contexto legal, se debe pasar directamente a la acción.

Está comprobado que se necesita un medio ambiente sano para vivir en condiciones de igualdad, y por momentos se deja de lado que, para ello, es necesario el agua como principio de todo.

Esta Ley Estatal de Agua abrirá el debate de las nuevas presas hidroeléctricas, de la generación de electricidad con el agua que corre por el territorio y tocará las anheladas tarifas justas, preferenciales y de resistencia.

Pero lo más importante es que pondrá el tema en primer plano, donde lo que sobra son discursos, agarrados de ellos, mientras se observa cómo se deteriora todo alrededor y se pierde el vital líquido, sin la cual no hay razón de ser.

También se avisora el choque de quienes tienen en Chiapas, los ojos puestos para abrir el sector agua a la privatización, al negocio del tratamiento de las aguas residuales, a por fin dejar los sistemas operadores ahora que ya los dejaron miserables.

Y muchos están esperando a que estas nuevas versiones comunitarias, fracasen precisamente por ser mujeres quienes las encabecen, no los “todopoderosos” ingenieros de siempre que lucraron por mucho tiempo de los Sistema de Agua Potable Municipal, Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado, Comité de Agua Potable y Alcantarillado y demás organismos que hoy, han llegado a su punto final.

La Cuarta Transformación debe tomar el tema del agua chiapaneca como una referencia nacional y latinoamericana, consultar expertos de aquí y de allá y de dónde sea.

Se debe poner a Chiapas al centro de un debate que debe sentar precedente, cortar de raíz las avaricias asociadas a las obras de infraestructura y retomar el papel central de la riqueza como lo que nos convoca, no lo que nos divide.



BASE DE DATOS…-

En esta temporada de reforestaciones 2019, Chiapas sembrará más menos, unos dos millones de arbolitos de diferentes especies nativas en sitios que fueron consumidos por el fuego y recientemente, fueron invasiones.

El esfuerzo será titánico, quizás la ola ciudadana más dedicada que se verá en este sexenio y no queda más que reconocerla en toda su plenitud.

Pero ojalá una vez puesto el arbolito en la tierra, inicien de inmediato con la otra responsabilidad de subsistencia en la cual se deben involucrar todos como civilización, consciente de que estamos al borde del colapso y no solamente como una moda y un remordimiento de consciencia.***

Cuando Carlos Morales Vázquez propone el replanteamiento de la generación de nuevos impuestos a favor de Tuxtla Gutiérrez, está reconociendo que las últimas propuestas que le generaron polémica y desgaste innecesario, no estuvieron del todo en su ánimo ni en su conocimiento.

Se tragó el bocado amargo de bilis, ni modos, y es de sabios reconocer; ahora le queda enfrente, eso sí, el discurso de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de no afectar al pueblo ni con impuestos ni con nuevos derechos, pero con la experiencia 2019 de que se tiene que sortear esta realidad adversa viendo al 2020.***

Amador Rodríguez Lozano será el próximo Secretario de Gobierno en Baja California, con Jaime Bonilla, el experredista y hoy gobernador de Morena; aquí se queda la historia del exprocurador, coordinador de Asesores, diputado federal y presidente del Institución de Asistencia Privada.

Con su salida, nuevamente de Chiapas, pueden estar serenos quienes le auguraban espacios en el gobierno de Rutilio Escandón ahora que comience a hacer sus ajustes y sus cambios al gabinete y rompa de lleno la paridad de género con la que conformó un equipo que no ofrece, los resultados prometidos.***

Yamil Melgar Bravo, secretario de Economía y Trabajo debería informar, con todo detalle, cuáles serían los alcances negativos de la guerra comercial entre México y Estados Unidos, específicamente en Chiapas, donde se ha perdido en el primer cuatrimestre, 10 mil empleos directos y nos sitúa como la peor economía del país, diametralmente opuesta a Jalisco.

Estado con el primer lugar, donde se generaron en estos primeros cuatro meses del año 37 mil empleos, aproximadamente, de acuerdo con el Instituto de Información Estadística y Geografía de aquel estado.

Pero parece que anda más ocupado en que no le vuelen su Notaría, que en cuidar un changarro que no opera y se ha convertido en un cero a la izquierda dentro del gabinete.***


Correo: ramirezirma77@hotmail.com

Facebook: irmaramirez.mx

Twitter: @irmajaque

martes 25 de junio de 2019

La estrategia no funciona

jueves 20 de junio de 2019

La cadena de cambio magisterial

domingo 16 de junio de 2019

La crisis migratoria

jueves 13 de junio de 2019

Las becas de los jóvenes

martes 11 de junio de 2019

6 meses del sexenio

domingo 09 de junio de 2019

La celebración de Morena

martes 04 de junio de 2019

El agua chiapaneca

domingo 02 de junio de 2019

Los “panzazos del gabinete

jueves 30 de mayo de 2019

Isstech, de mal en peor

martes 28 de mayo de 2019

¿Quién frena a los normalistas?

Cargar Más