/ domingo 13 de octubre de 2019

El conflicto social, como negocio político

No ha transcurrido ni la mitad de las gestiones de los actuales presidentes municipales y a más de un partido político, con dirigencia incluida, le interesa mantener vivos, activos, vigentes, los conflictos sociales que representan un territorio en disputa.


Pareciera que es una expresión viva de que la Cuarta Transformación avanza hacia una irremediable barranca política, además, de que el conflicto social visto como negocio, siempre ha sido atractivo.

Para partidos que hoy vuelven a la carga, con dirigencias políticas experimentadas en el pacto y la negociación, como el Acción Nacional, de Carlos Palomeque, habituado al pacto desde tiempos de Juan Sabines, hoy toda expresión violenta le representa un espacio a explotar si ello embarra en su incapacidad, inexperiencia y fracaso a la 4T y todo lo que huela a Andrés Manuel López Obrador.

Pero, por ejemplo, Chiapas Unido, con Conrado Cifuentes a la cabeza, está “recuperando” todos los activos políticos que dejó el Verde Ecologista de México en Chiapas, como una válvula de escape que procura gobernabilidad, que manda señales equivocadas de un Rutilio Escandón jugando ese rol de comparsa y estar abierto a seguir en la misma temática que el gobierno anterior, cuando eso claramente no es cierto.

Y le dieron el Partido Mover a Chiapas a un político, Miguel Arturo Ramírez López, que sólo administra prerrogativas públicas sin idea y sin destino, porque el partido mayoritario, Movimiento Regeneración Nacional (Morena), no los necesita y hay gobernabilidad dentro del Congreso del estado, aunque ellos mismos representen conflicto social en varias regiones de Chiapas.

Cierto, el viejo método en el manejo del poder, en la repartición de los recursos a través de actos de corrupción, es una especie de “tradición” que aún no logra cambiar este movimiento de regeneración de la vida pública, poder darle la vuelta, asentarse y mostrar un rostro nuevo: resultó lo que todos sabíamos que pasaría, que no solamente con ganar el poder Ejecutivo y ser la mayoría, la corrupción iba a desaparecer.

A muchos en Chiapas les conviene mantener el azote del conflicto social, seguir apedreando el rancho de la ingobernabilidad interna de la 4T, donde definitivamente se registra el mayor de los desgastes en el uso del poder y a donde, por supuesto, habrá los fallos más evidentes de un gobierno que no podrá cumplir la expectativa para todos los chiapanecos.

Hay un componente además que se debe registrar con toda puntualidad: mientras la agenda de gobierno de Rutilio Escandón es sobre el retorno del estado de derecho de un Chiapas ingobernable, como lo dejó el gobierno anterior, la oposición reducida a cenizas, no puede más que hacer crecer, casos aislados que explotan en el mundo de las redes sociales y no son de esta época, sino de muchos años atrás, es decir, un modo de operación que no es nuevo, pero por sí mismo, sigue vigente.

Muchos alcaldes han dicho que no quieren la reelección y eso es bueno porque le quita presión a la hora de tomar decisiones, luego entonces, deberían estar enfocados en gobernar, en atender a sus electores, en dar resultados, en apagar esos fuegos que terminan siendo incendios forestales y que, para la 4T, comienza a ser un combate mucho más grande de lo que suponen.


LOS AFRICANOS Y SUS CARAVANAS

En la lógica de respeto a sus garantías más elementales en materia de derechos humanos, su libre tránsito por donde ellos quieran, la comunidad africana (extracontinentales, como ahora se les llama) que está varada en Tapachula desde hace meses y que crece cada día, debe tener una cosa muy en claro: ellos no son los que mandan, porque en México, están de paso y si la política migratoria mexicana en algún inicio los alentó a venir, hoy, les pone un freno por intereses comunes con Estados Unidos.

No se está alentando a la política violenta contra ellos, pero debe haber una claridad en el razonamiento público: las condiciones y las exigencias que piden chocan de frente contra una realidad que se puede llamar de mil formas, pero que es sólo una: Estados Unidos no quiere que lleguen a su territorio y si es problema de México, mejor.

Es lamentable que nacionales ahora adheridos a la lucha migrantes encabecen estos movimientos de los cuáles sólo quieren sacar raja política y, si se puede, económica, pero no es válido engañar a estas personas que deben tener claridad en una sola cosa: ya no hay puertas abiertas en la frontera sur de EEUU ni en la frontera sur de México.


BASE DE DATOS…-

Manuel Velasco Coello ya gobierna la Junta de Coordinación Política como una pieza clave de la 4T en el Senado de la República.

Lamentable o afortunadamente (porque a muchos no les gusta) pero su presencia en la Cámara Alta, ha resuelto más a favor de Morena que todos lo que llevan un año en el legislativo, tratando de construir acuerdos para el país y nada más no pasan de buenas intenciones.***

Este mes será el Consejo Estatal de Morena para renovar su máximo órgano de dirección; repetirá Ciro Sales Ruiz al frente con un nuevo componente que representa los intereses del gobierno estatal actual, el cual aún no se define y esa sigue siendo la pugna interna entre morenos y oficiales.

En tanto los alcaldes andan desatados, como desatados los funcionarios, a pesar de los llamados a mantenerse a raya que recientemente les hizo el gobernador Rutilio Escandón.***


Correo: ramirezirma77@hotmail.com

Facebook: irmaramirez.mx

Twitter: @irmajaque

No ha transcurrido ni la mitad de las gestiones de los actuales presidentes municipales y a más de un partido político, con dirigencia incluida, le interesa mantener vivos, activos, vigentes, los conflictos sociales que representan un territorio en disputa.


Pareciera que es una expresión viva de que la Cuarta Transformación avanza hacia una irremediable barranca política, además, de que el conflicto social visto como negocio, siempre ha sido atractivo.

Para partidos que hoy vuelven a la carga, con dirigencias políticas experimentadas en el pacto y la negociación, como el Acción Nacional, de Carlos Palomeque, habituado al pacto desde tiempos de Juan Sabines, hoy toda expresión violenta le representa un espacio a explotar si ello embarra en su incapacidad, inexperiencia y fracaso a la 4T y todo lo que huela a Andrés Manuel López Obrador.

Pero, por ejemplo, Chiapas Unido, con Conrado Cifuentes a la cabeza, está “recuperando” todos los activos políticos que dejó el Verde Ecologista de México en Chiapas, como una válvula de escape que procura gobernabilidad, que manda señales equivocadas de un Rutilio Escandón jugando ese rol de comparsa y estar abierto a seguir en la misma temática que el gobierno anterior, cuando eso claramente no es cierto.

Y le dieron el Partido Mover a Chiapas a un político, Miguel Arturo Ramírez López, que sólo administra prerrogativas públicas sin idea y sin destino, porque el partido mayoritario, Movimiento Regeneración Nacional (Morena), no los necesita y hay gobernabilidad dentro del Congreso del estado, aunque ellos mismos representen conflicto social en varias regiones de Chiapas.

Cierto, el viejo método en el manejo del poder, en la repartición de los recursos a través de actos de corrupción, es una especie de “tradición” que aún no logra cambiar este movimiento de regeneración de la vida pública, poder darle la vuelta, asentarse y mostrar un rostro nuevo: resultó lo que todos sabíamos que pasaría, que no solamente con ganar el poder Ejecutivo y ser la mayoría, la corrupción iba a desaparecer.

A muchos en Chiapas les conviene mantener el azote del conflicto social, seguir apedreando el rancho de la ingobernabilidad interna de la 4T, donde definitivamente se registra el mayor de los desgastes en el uso del poder y a donde, por supuesto, habrá los fallos más evidentes de un gobierno que no podrá cumplir la expectativa para todos los chiapanecos.

Hay un componente además que se debe registrar con toda puntualidad: mientras la agenda de gobierno de Rutilio Escandón es sobre el retorno del estado de derecho de un Chiapas ingobernable, como lo dejó el gobierno anterior, la oposición reducida a cenizas, no puede más que hacer crecer, casos aislados que explotan en el mundo de las redes sociales y no son de esta época, sino de muchos años atrás, es decir, un modo de operación que no es nuevo, pero por sí mismo, sigue vigente.

Muchos alcaldes han dicho que no quieren la reelección y eso es bueno porque le quita presión a la hora de tomar decisiones, luego entonces, deberían estar enfocados en gobernar, en atender a sus electores, en dar resultados, en apagar esos fuegos que terminan siendo incendios forestales y que, para la 4T, comienza a ser un combate mucho más grande de lo que suponen.


LOS AFRICANOS Y SUS CARAVANAS

En la lógica de respeto a sus garantías más elementales en materia de derechos humanos, su libre tránsito por donde ellos quieran, la comunidad africana (extracontinentales, como ahora se les llama) que está varada en Tapachula desde hace meses y que crece cada día, debe tener una cosa muy en claro: ellos no son los que mandan, porque en México, están de paso y si la política migratoria mexicana en algún inicio los alentó a venir, hoy, les pone un freno por intereses comunes con Estados Unidos.

No se está alentando a la política violenta contra ellos, pero debe haber una claridad en el razonamiento público: las condiciones y las exigencias que piden chocan de frente contra una realidad que se puede llamar de mil formas, pero que es sólo una: Estados Unidos no quiere que lleguen a su territorio y si es problema de México, mejor.

Es lamentable que nacionales ahora adheridos a la lucha migrantes encabecen estos movimientos de los cuáles sólo quieren sacar raja política y, si se puede, económica, pero no es válido engañar a estas personas que deben tener claridad en una sola cosa: ya no hay puertas abiertas en la frontera sur de EEUU ni en la frontera sur de México.


BASE DE DATOS…-

Manuel Velasco Coello ya gobierna la Junta de Coordinación Política como una pieza clave de la 4T en el Senado de la República.

Lamentable o afortunadamente (porque a muchos no les gusta) pero su presencia en la Cámara Alta, ha resuelto más a favor de Morena que todos lo que llevan un año en el legislativo, tratando de construir acuerdos para el país y nada más no pasan de buenas intenciones.***

Este mes será el Consejo Estatal de Morena para renovar su máximo órgano de dirección; repetirá Ciro Sales Ruiz al frente con un nuevo componente que representa los intereses del gobierno estatal actual, el cual aún no se define y esa sigue siendo la pugna interna entre morenos y oficiales.

En tanto los alcaldes andan desatados, como desatados los funcionarios, a pesar de los llamados a mantenerse a raya que recientemente les hizo el gobernador Rutilio Escandón.***


Correo: ramirezirma77@hotmail.com

Facebook: irmaramirez.mx

Twitter: @irmajaque

martes 19 de noviembre de 2019

La negociación de la nada

jueves 14 de noviembre de 2019

El Buen Fin

domingo 10 de noviembre de 2019

El negocio de la migración

domingo 03 de noviembre de 2019

Santos Muertos

domingo 27 de octubre de 2019

El movimiento normalista

martes 22 de octubre de 2019

Recíclese el que pueda

domingo 20 de octubre de 2019

Los morenistas

martes 15 de octubre de 2019

Ellas ganan. Ellos gobiernan

domingo 13 de octubre de 2019

El conflicto social, como negocio político

domingo 06 de octubre de 2019

Los alcaldes

Cargar Más