/ jueves 15 de agosto de 2019

El entierro del PRI

Casi un millón 900 mil priistas acudieron a las urnas el domingo. Contra los más de 30.11 millones de mexicanos que confiaron en el cambio verdadero ofrecido por Andrés Manuel López Obrador, podría parecer una cantidad menor, pero tampoco es nada despreciable.


Ya quisiera cualquiera de las 62 organizaciones que buscan obtener su registro nacional como partido político estos numeritos; de hecho, el Instituto Nacional Electoral (INE) solamente les pide hacer al menos 233 mil afiliaciones en más de 20 asambleas estatales.

En el recuento de la votación, el organismo de procesos internos del PRI explicó que acudieron a votar un millón 885 mil 269 priistas, de los cuales más de millón 603 mil confiaron en la palabra de Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador con licencia por el estado de Campeche, quien ha ofrecido revivir al expartido oficial.

Las cifras, insistimos, si las comparamos con los más de 30 millones de mexicanos que optaron por llevar a López Obrador a Palacio Nacional, parecen pequeñas, pero es una estructura que sigue ahí, con su corazoncito tricolor.

En estos tiempos, decirse del PRI es casi un pecado; sin embargo, ese millón 800 mil decidió acudir a votar por el partido que de una u otra forma conformó al país que ahora conocemos, con todos los defectos que le podamos poner.

El mismo “Alito”, a quien se ha ligado con AMLO (si no nos cree solamente píquele en Google y lo encontrará posando para la foto con Manuel Velasco y el Presidente) tiene en ese millón 600 mil votos un ejército de tricolores que siguen creyendo que los mejores tiempos eran aquellos en que “se robaba, pero se salpicaba”.

El problema para el campechano es que tiene que convencer al resto de los mexicanos que no confiaron en el tabasqueño, así como a los que se vayan desencantando de la Cuarta Transformación, lo cual se antoja muy complicado.

Qué le puede ofrecer el PRI a los mexicanos para que, al menos puedan darle una nueva oportunidad en las elecciones intermedias de 2021, cuando se elegirán diputados federales y presidentes municipales.

Los que siguen a Obrador son fieles a sus ideas y a sus políticas “hasta la muerte” y así se puede observar en las redes sociales, donde atacan a todo aquel que se atreva a contradecirlo. ¿Entonces qué tendría que prometer el PRI para que le volvieran a creer?

Ese millón 600 mil que votó por Alejandro Moreno (con todo y las acusaciones de cochupo y acarreo de votos) y ese millón 800 mil que se atrevió a acudir a las urnas tendrán mucho que aportar si el tricolor aspira a asomar la cabeza en la siguiente elección, pues algunos consideran que, al contrario, podría ser el entierro.


EL DINO SIGUE AQUÍ

Por cierto que, con todo y la derrota sufrida por Roberto Albores Gleason en la elección de julio pasado, en la contienda por la gubernatura, sigue habiendo en Chiapas un buen manojo de priistas.

De acuerdo, precisamente a los resultados finales de los comicios internos del domingo pasado en el PRI, unos 60 mil priistas “con credencial” y toda la cosa, acudieron a votar en territorio chiapaneco.

Es una especie de ¡aguas! para los otros partidos políticos, incluso para el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), quien sigue carente de una estructura sólida.

Esos 60 mil 32 priistas que acudieron a emitir su voto en Chiapas, con todos los asegunes y peros que le queramos poner, asomarán la cabeza y se unirán en el momento que sea necesario.

Aunque tengan de líder a un “tirano” como Julián Nazar Morales, quien ni los mira ni los oye, en la próxima ocasión que les toque participar, ahí estarán otra vez, añorando los viejos tiempos.

Campeche, Coahuila, Estado de México, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Puebla y San Luis Potosí, con todo y que la Cuarta Transformación es “la que manda”, siguen siendo estados donde todavía sobrevive un ejército de priistas.

Ellos, los tricolores, muchos de ellos de avanzada edad, los que vieron el apogeo, la decadencia, el regreso y luego la caída del Tri, aún no creen que sea tiempo del entierro del PRI…


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

Casi un millón 900 mil priistas acudieron a las urnas el domingo. Contra los más de 30.11 millones de mexicanos que confiaron en el cambio verdadero ofrecido por Andrés Manuel López Obrador, podría parecer una cantidad menor, pero tampoco es nada despreciable.


Ya quisiera cualquiera de las 62 organizaciones que buscan obtener su registro nacional como partido político estos numeritos; de hecho, el Instituto Nacional Electoral (INE) solamente les pide hacer al menos 233 mil afiliaciones en más de 20 asambleas estatales.

En el recuento de la votación, el organismo de procesos internos del PRI explicó que acudieron a votar un millón 885 mil 269 priistas, de los cuales más de millón 603 mil confiaron en la palabra de Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador con licencia por el estado de Campeche, quien ha ofrecido revivir al expartido oficial.

Las cifras, insistimos, si las comparamos con los más de 30 millones de mexicanos que optaron por llevar a López Obrador a Palacio Nacional, parecen pequeñas, pero es una estructura que sigue ahí, con su corazoncito tricolor.

En estos tiempos, decirse del PRI es casi un pecado; sin embargo, ese millón 800 mil decidió acudir a votar por el partido que de una u otra forma conformó al país que ahora conocemos, con todos los defectos que le podamos poner.

El mismo “Alito”, a quien se ha ligado con AMLO (si no nos cree solamente píquele en Google y lo encontrará posando para la foto con Manuel Velasco y el Presidente) tiene en ese millón 600 mil votos un ejército de tricolores que siguen creyendo que los mejores tiempos eran aquellos en que “se robaba, pero se salpicaba”.

El problema para el campechano es que tiene que convencer al resto de los mexicanos que no confiaron en el tabasqueño, así como a los que se vayan desencantando de la Cuarta Transformación, lo cual se antoja muy complicado.

Qué le puede ofrecer el PRI a los mexicanos para que, al menos puedan darle una nueva oportunidad en las elecciones intermedias de 2021, cuando se elegirán diputados federales y presidentes municipales.

Los que siguen a Obrador son fieles a sus ideas y a sus políticas “hasta la muerte” y así se puede observar en las redes sociales, donde atacan a todo aquel que se atreva a contradecirlo. ¿Entonces qué tendría que prometer el PRI para que le volvieran a creer?

Ese millón 600 mil que votó por Alejandro Moreno (con todo y las acusaciones de cochupo y acarreo de votos) y ese millón 800 mil que se atrevió a acudir a las urnas tendrán mucho que aportar si el tricolor aspira a asomar la cabeza en la siguiente elección, pues algunos consideran que, al contrario, podría ser el entierro.


EL DINO SIGUE AQUÍ

Por cierto que, con todo y la derrota sufrida por Roberto Albores Gleason en la elección de julio pasado, en la contienda por la gubernatura, sigue habiendo en Chiapas un buen manojo de priistas.

De acuerdo, precisamente a los resultados finales de los comicios internos del domingo pasado en el PRI, unos 60 mil priistas “con credencial” y toda la cosa, acudieron a votar en territorio chiapaneco.

Es una especie de ¡aguas! para los otros partidos políticos, incluso para el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), quien sigue carente de una estructura sólida.

Esos 60 mil 32 priistas que acudieron a emitir su voto en Chiapas, con todos los asegunes y peros que le queramos poner, asomarán la cabeza y se unirán en el momento que sea necesario.

Aunque tengan de líder a un “tirano” como Julián Nazar Morales, quien ni los mira ni los oye, en la próxima ocasión que les toque participar, ahí estarán otra vez, añorando los viejos tiempos.

Campeche, Coahuila, Estado de México, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Puebla y San Luis Potosí, con todo y que la Cuarta Transformación es “la que manda”, siguen siendo estados donde todavía sobrevive un ejército de priistas.

Ellos, los tricolores, muchos de ellos de avanzada edad, los que vieron el apogeo, la decadencia, el regreso y luego la caída del Tri, aún no creen que sea tiempo del entierro del PRI…


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

jueves 21 de noviembre de 2019

No cuidemos los centavos

miércoles 20 de noviembre de 2019

Transformación

lunes 18 de noviembre de 2019

La forma es fondo

jueves 14 de noviembre de 2019

Empalagoso

miércoles 13 de noviembre de 2019

Fruta podrida

martes 12 de noviembre de 2019

Llega el invitado

lunes 11 de noviembre de 2019

El Presidente Sol

domingo 10 de noviembre de 2019

Morena no cuaja

jueves 07 de noviembre de 2019

No es para presumir

miércoles 06 de noviembre de 2019

¿Adversarios?

Cargar Más