/ domingo 27 de octubre de 2019

El movimiento normalista

Sin hacer un recuento de daños, es preciso llegar a un punto de común acuerdo en el que todos coincidan, como sociedad consciente del grave daño que se le hace a la educación del futuro y como la hora de paz y reconciliación verdadera que debe llegar, de terminar el movimiento normalista en Chiapas.


Y no sólo porque ha sido un semillero de “ideologías”, inviables, varadas en la nostalgia, en una realidad imposible que sólo produce violencia y profundiza las diferencias, sino porque se tiene claro que el método pedagógico es la vía para aspirar con certidumbre a remontar el atraso en el sector y destacar por el talento propio que fue otorgado.

Las normales se han convertido ya en un caldo de violencia en Chiapas y que mejor que cerrar el capítulo normalista en el contexto político de la 4T, donde se deben romper las inercias del pasado y no perpetuarlas.

Si el compromiso es genuino, la 4T y sus representantes en el poder, deben asumir, costos y riesgos de concluir el episodio más oscuro del normalismo sindical, violento, contestatario, irrespetuoso, que no entiende de razones, que sólo devora recursos públicos para violentar a la autoridad a costa de la ciudadanía.

En Jacinto Canek, los zinacantecos tomaron la decisión de cerrar una escuela que no servía para nada, que solamente estaba causando vergüenza a sus mayores, que se había convertido en un centro de operaciones para el robo de camiones cargados de mercancías y que era necesario ponerle un alto.

En la Normal Rural Mactumatzá es necesario de lo mismo, aunque se sientan “apoyados” por los ejidatarios de Plan de Ayala que en más de una ocasión los han respaldado en su pleito eterno con la Policía.

La normal Jacinto Canek tiene ganado a pulso el repudio por su accionar violento, irracional y anti sistémico; Mactumatzá ya tiene ese largo camino recorrido, sólo falta tomar la decisión final de cerrarla, como se planteó en Chiapas a principios de la actual administración, pero que gradualmente se ha ido diluyendo esa idea, por falta de determinación y poder de decisión, porque incluso las de la Costa también les ha dado por “tomar prestado” camiones de pasaje, violando así la ley.

Es necesario darle un cambio a esas escuelas que se han vuelto semillero de todo, menos de maestros con verdadera vocación, aun cuando saben que la educación es la llave para salir de ese rezago en el que estamos inmiscuidos.


BASE DE DATOS…-

Arriaga se ha convertido en un duro hueso de roer para el gobierno actual: cuando han intervenido a favor del grupo político contrario al exalcalde David Parada Vázquez, han sufrido el revés de los tribunales que ya tiró concejos municipales y alcaldes interinos y señaló la intromisión desde la política interna y lo que inicialmente fue una decisión política para taparle el ojo al macho por el crimen de Sínar Corzo Esquinca, terminó siendo una pasarela de alcaldes fusibles que han convertido al municipio en un polvorín.***

¿Será cierto que quien verdaderamente toma las decisiones en el ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez no es el alcalde Carlos Morales Vázquez sino la “empoderada” síndico Karla Burguete Torrestiana?, quien dicen, define, rasura y confecciona el padrón de proveedores y contratistas en Palacio Municipal y eso le ha valido “chocar” con el tesorero municipal, Agustín Gorrosino Hernández, quien al proponer políticas de transparencia y rendición de cuentas, choca con el favoritismo de Torrestiana por los privilegiados de la 4T en la administración de chiripa que dice Morales Vázquez encabezar.***

Otro análisis de los resultados de Morena en el reciente proceso electoral pasado, de consejeros estatales, indica que Juan Antonio Castillejos Castellanos es el rival a vencer en la pugna interna por el control político del partido oficial, que la estrategia de dividir al tridente con Marcelo Toledo y Ciro Sales, funcionó a la perfección que ahora lo que resta queda en manos de Irma Eréndira Sandoval, titular de la Función Pública que, para completar el encuadre político, prepara una inhabilitación de 10 años con lo cual prácticamente despejaría la ruta 2021 y de paso, la del 2024.***


Correo: ramirezirma77@hotmail.com

Facebook: irmaramirez.mx

Twitter: @irmajaque

Sin hacer un recuento de daños, es preciso llegar a un punto de común acuerdo en el que todos coincidan, como sociedad consciente del grave daño que se le hace a la educación del futuro y como la hora de paz y reconciliación verdadera que debe llegar, de terminar el movimiento normalista en Chiapas.


Y no sólo porque ha sido un semillero de “ideologías”, inviables, varadas en la nostalgia, en una realidad imposible que sólo produce violencia y profundiza las diferencias, sino porque se tiene claro que el método pedagógico es la vía para aspirar con certidumbre a remontar el atraso en el sector y destacar por el talento propio que fue otorgado.

Las normales se han convertido ya en un caldo de violencia en Chiapas y que mejor que cerrar el capítulo normalista en el contexto político de la 4T, donde se deben romper las inercias del pasado y no perpetuarlas.

Si el compromiso es genuino, la 4T y sus representantes en el poder, deben asumir, costos y riesgos de concluir el episodio más oscuro del normalismo sindical, violento, contestatario, irrespetuoso, que no entiende de razones, que sólo devora recursos públicos para violentar a la autoridad a costa de la ciudadanía.

En Jacinto Canek, los zinacantecos tomaron la decisión de cerrar una escuela que no servía para nada, que solamente estaba causando vergüenza a sus mayores, que se había convertido en un centro de operaciones para el robo de camiones cargados de mercancías y que era necesario ponerle un alto.

En la Normal Rural Mactumatzá es necesario de lo mismo, aunque se sientan “apoyados” por los ejidatarios de Plan de Ayala que en más de una ocasión los han respaldado en su pleito eterno con la Policía.

La normal Jacinto Canek tiene ganado a pulso el repudio por su accionar violento, irracional y anti sistémico; Mactumatzá ya tiene ese largo camino recorrido, sólo falta tomar la decisión final de cerrarla, como se planteó en Chiapas a principios de la actual administración, pero que gradualmente se ha ido diluyendo esa idea, por falta de determinación y poder de decisión, porque incluso las de la Costa también les ha dado por “tomar prestado” camiones de pasaje, violando así la ley.

Es necesario darle un cambio a esas escuelas que se han vuelto semillero de todo, menos de maestros con verdadera vocación, aun cuando saben que la educación es la llave para salir de ese rezago en el que estamos inmiscuidos.


BASE DE DATOS…-

Arriaga se ha convertido en un duro hueso de roer para el gobierno actual: cuando han intervenido a favor del grupo político contrario al exalcalde David Parada Vázquez, han sufrido el revés de los tribunales que ya tiró concejos municipales y alcaldes interinos y señaló la intromisión desde la política interna y lo que inicialmente fue una decisión política para taparle el ojo al macho por el crimen de Sínar Corzo Esquinca, terminó siendo una pasarela de alcaldes fusibles que han convertido al municipio en un polvorín.***

¿Será cierto que quien verdaderamente toma las decisiones en el ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez no es el alcalde Carlos Morales Vázquez sino la “empoderada” síndico Karla Burguete Torrestiana?, quien dicen, define, rasura y confecciona el padrón de proveedores y contratistas en Palacio Municipal y eso le ha valido “chocar” con el tesorero municipal, Agustín Gorrosino Hernández, quien al proponer políticas de transparencia y rendición de cuentas, choca con el favoritismo de Torrestiana por los privilegiados de la 4T en la administración de chiripa que dice Morales Vázquez encabezar.***

Otro análisis de los resultados de Morena en el reciente proceso electoral pasado, de consejeros estatales, indica que Juan Antonio Castillejos Castellanos es el rival a vencer en la pugna interna por el control político del partido oficial, que la estrategia de dividir al tridente con Marcelo Toledo y Ciro Sales, funcionó a la perfección que ahora lo que resta queda en manos de Irma Eréndira Sandoval, titular de la Función Pública que, para completar el encuadre político, prepara una inhabilitación de 10 años con lo cual prácticamente despejaría la ruta 2021 y de paso, la del 2024.***


Correo: ramirezirma77@hotmail.com

Facebook: irmaramirez.mx

Twitter: @irmajaque

jueves 05 de diciembre de 2019

El recuento de un año

domingo 01 de diciembre de 2019

El primer año de la 4T

martes 26 de noviembre de 2019

La seguridad como política

martes 19 de noviembre de 2019

La negociación de la nada

jueves 14 de noviembre de 2019

El Buen Fin

domingo 10 de noviembre de 2019

El negocio de la migración

domingo 03 de noviembre de 2019

Santos Muertos

domingo 27 de octubre de 2019

El movimiento normalista

martes 22 de octubre de 2019

Recíclese el que pueda

domingo 20 de octubre de 2019

Los morenistas

Cargar Más