/ domingo 11 de agosto de 2019

El patote feo

La semana pasada ocurrieron cuatro hechos sumamente violentos. Dos sucedieron en territorio veracruzano y uno en tierras michoacanas. Le podemos sumar un linchamiento en Puebla, para completar la historia.


El de Uruapan, Michoacán fue uno de los más violentos de los que tengamos memoria, y vaya que nuestra memoria mexicana suele ser corta.

Dejaron 19 cuerpos colgados de un puente y restos esparcidos en esta ciudad que, dicen, desde 2006 no tenía un acontecimiento tan sanguinario como este.

Nos habíamos consternado y enojado por la masacre de El Paso, Texas, donde un sujeto armado abrió fuego contra gente que compraba en un Walmart. Murieron más de 20 personas, entre ellas al menos ocho de origen mexicano.

Las miradas se fueron contra el presidente norteamericano, Donald Trump por sus dichos racistas que no han parado, y contra la facilidad que hay en Estados Unidos para comprar armas.

El ataque, al parecer iba dirigido hacia la población mexicana y murieron ocho personas, pero en Michoacán fueron más y parece que no nos sorprendió.

Pensamos que se trata de una guerra entre cárteles de droga; sin embargo, son muertos, y todo indica que la violencia y la inseguridad, siguen y seguirán siendo el “patote feo” aún en la Cuarta Transformación.


LA TENTACIÓN DE LA GUERRA

Un día después del violento hecho de Michoacán y los dos de Veracruz, donde dejaron embolsados casi a una decena de cuerpos, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, advirtió que no caerá en la tentación de iniciar una guerra.

Fue más allá, como lo ha hecho antes, dijo que no iniciará una guerra como la comenzada por el expresidente de México, Felipe Calderón, pues consideró que gran parte de la violencia que ahora se vive en el país tiene su origen en ello, en haber pegado un garrotazo al avispero.

Las preguntas entonces son muchas: ¿cómo le haremos para bajar los indicadores de inseguridad? ¿hasta cuándo seguirá la violencia? ¿ya nos acostumbramos o nos tendremos que acostumbrar a los días sangrientos?

¿La Guardia Nacional, cuyo despliegue de unos 70 mil elementos apenas comienza, será suficiente y veremos resultados en el mediano plazo?

El gobierno de la Cuarta Transformación le apuesta a esta corporación como su principal herramienta para dar resultados en la materia, además de ir, como dice López Obrador, a las “raíces del problema”.

El Presidente de México considera que combatiendo la pobreza y disminuyendo la desigualdad social mejorarán los indicadores de inseguridad, es decir, que menos gente tendrá que enrolarse en las filas de la delincuencia, principalmente los jóvenes.

La pregunta es: ¿será posible conseguir ese objetivo entregando becas para estudiantes, becas para jóvenes que no tienen empleo y se están capacitando, sembrando árboles y demás programas?

Aunque nos duela decirlo, porque formamos parte de esta nación, se antoja complicado que con los programas sociales que actualmente se están entregando y el uso preventivo y reactivo de la Guardia Nacional salgamos avante en esta pesadilla.

Parece que el problema de la delincuencia, particularmente la que está ligada a la siembra y trasiego de drogas, está muy enraizado. Y será complicado que un sexenio y la Cuarta Transformación exterminen a ese “patote feo”…


PAÍS DE BÁRBAROS

En Puebla, también la semana pasada, hubo una reacción violenta de parte de pobladores de Tepexco, quienes lincharon a un supuesto grupo de siete secuestradores.

Los hechos sucedieron en este municipio y Cohuecán, donde los habitantes sacaron su ira guardada y no hubo razón para convencerlos de lo contrario.

Persiguieron y lincharon a los supuestos delincuentes de una banda de secuestradores, pero, de acuerdo a reportes de Derechos Humanos, se equivocaron. Tres no eran de la banda.

¿Será acaso que episodios como este ocurrirán con más frecuencia en nuestro país? ¿Es la única forma que tiene la gente, para, al menos hacer que la delincuencia piense dos veces antes de cometer un delito? Son tiempos difíciles, como han sido los últimos sexenios. Es el “patote feo”…


www.ensaladegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

La semana pasada ocurrieron cuatro hechos sumamente violentos. Dos sucedieron en territorio veracruzano y uno en tierras michoacanas. Le podemos sumar un linchamiento en Puebla, para completar la historia.


El de Uruapan, Michoacán fue uno de los más violentos de los que tengamos memoria, y vaya que nuestra memoria mexicana suele ser corta.

Dejaron 19 cuerpos colgados de un puente y restos esparcidos en esta ciudad que, dicen, desde 2006 no tenía un acontecimiento tan sanguinario como este.

Nos habíamos consternado y enojado por la masacre de El Paso, Texas, donde un sujeto armado abrió fuego contra gente que compraba en un Walmart. Murieron más de 20 personas, entre ellas al menos ocho de origen mexicano.

Las miradas se fueron contra el presidente norteamericano, Donald Trump por sus dichos racistas que no han parado, y contra la facilidad que hay en Estados Unidos para comprar armas.

El ataque, al parecer iba dirigido hacia la población mexicana y murieron ocho personas, pero en Michoacán fueron más y parece que no nos sorprendió.

Pensamos que se trata de una guerra entre cárteles de droga; sin embargo, son muertos, y todo indica que la violencia y la inseguridad, siguen y seguirán siendo el “patote feo” aún en la Cuarta Transformación.


LA TENTACIÓN DE LA GUERRA

Un día después del violento hecho de Michoacán y los dos de Veracruz, donde dejaron embolsados casi a una decena de cuerpos, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, advirtió que no caerá en la tentación de iniciar una guerra.

Fue más allá, como lo ha hecho antes, dijo que no iniciará una guerra como la comenzada por el expresidente de México, Felipe Calderón, pues consideró que gran parte de la violencia que ahora se vive en el país tiene su origen en ello, en haber pegado un garrotazo al avispero.

Las preguntas entonces son muchas: ¿cómo le haremos para bajar los indicadores de inseguridad? ¿hasta cuándo seguirá la violencia? ¿ya nos acostumbramos o nos tendremos que acostumbrar a los días sangrientos?

¿La Guardia Nacional, cuyo despliegue de unos 70 mil elementos apenas comienza, será suficiente y veremos resultados en el mediano plazo?

El gobierno de la Cuarta Transformación le apuesta a esta corporación como su principal herramienta para dar resultados en la materia, además de ir, como dice López Obrador, a las “raíces del problema”.

El Presidente de México considera que combatiendo la pobreza y disminuyendo la desigualdad social mejorarán los indicadores de inseguridad, es decir, que menos gente tendrá que enrolarse en las filas de la delincuencia, principalmente los jóvenes.

La pregunta es: ¿será posible conseguir ese objetivo entregando becas para estudiantes, becas para jóvenes que no tienen empleo y se están capacitando, sembrando árboles y demás programas?

Aunque nos duela decirlo, porque formamos parte de esta nación, se antoja complicado que con los programas sociales que actualmente se están entregando y el uso preventivo y reactivo de la Guardia Nacional salgamos avante en esta pesadilla.

Parece que el problema de la delincuencia, particularmente la que está ligada a la siembra y trasiego de drogas, está muy enraizado. Y será complicado que un sexenio y la Cuarta Transformación exterminen a ese “patote feo”…


PAÍS DE BÁRBAROS

En Puebla, también la semana pasada, hubo una reacción violenta de parte de pobladores de Tepexco, quienes lincharon a un supuesto grupo de siete secuestradores.

Los hechos sucedieron en este municipio y Cohuecán, donde los habitantes sacaron su ira guardada y no hubo razón para convencerlos de lo contrario.

Persiguieron y lincharon a los supuestos delincuentes de una banda de secuestradores, pero, de acuerdo a reportes de Derechos Humanos, se equivocaron. Tres no eran de la banda.

¿Será acaso que episodios como este ocurrirán con más frecuencia en nuestro país? ¿Es la única forma que tiene la gente, para, al menos hacer que la delincuencia piense dos veces antes de cometer un delito? Son tiempos difíciles, como han sido los últimos sexenios. Es el “patote feo”…


www.ensaladegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

lunes 23 de marzo de 2020

Ensalada de grillos | Perplejos

domingo 01 de marzo de 2020

COVID-19, prueba de fuego para la 4T

jueves 27 de febrero de 2020

Como el cangrejo

miércoles 26 de febrero de 2020

Verde, palabras huecas

martes 25 de febrero de 2020

Nomás milando

lunes 24 de febrero de 2020

Calladito

domingo 23 de febrero de 2020

Con ellas todo, sin ellas nada

jueves 20 de febrero de 2020

¿Qué diablos pasa?

miércoles 19 de febrero de 2020

¿Plan con maña?

martes 18 de febrero de 2020

Elba, la mujer que nunca se fue

Cargar Más