/ martes 18 de febrero de 2020

Elba, la mujer que nunca se fue

Todo político que se precie de serlo tiene aliados y detractores, además de uno que otro amigo y enemigo.


Es el caso de Elba Esther Gordillo Morales, quien después de un trago amargo en el sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando sintió el frío de la cárcel solo porque alzó la voz contra una reforma que no tenía pies ni cabeza, está de regreso.

Poco a poco, como tanteando el agua, ha ido apareciendo y demostrando que nunca se fue de la actividad política y sindical de México.

Ni el peor dolor que puede sentir una madre, como la pérdida de un hijo mientras se está en prisión, la hizo doblegarse y aquí está, con nuevos bríos, lista para dejar claro que en realidad nunca se ha ido…


PENA POR PEÑA NIETO

Elba Esther ha realizado pocas apariciones entre 2019 y 2020, pero cada que lo hace, sus expresiones son retomadas por cientos de medios de comunicación y hasta es tendencia en redes sociales.

Este fin de semana, el diario español El País publicó una larga entrevista en la que La Maestra, nacida en Comitán, Chiapas, demuestra porqué es La Maestra.

La plática con el entrevistador no tiene desperdicio. Elba trapea con los que la pusieron en prisión, nomás porque les llevó la contraria: Enrique Peña Nieto, Aurelio Nuño Mayer y Luis Videgaray, sin contar a los que la traicionaron y hoy se dicen líderes del SNTE.

Respalda también, porque ella formó parte del movimiento, el trabajo que realiza Andrés Manuel López Obrador en la 4T, a quien define como un “hombre de buena voluntad”, aunque a veces la voluntad no es suficiente.

¿Guarda respeto para él?, le pregunta el entrevistador, refiriéndose a Enrique Peña Nieto.

“Guardo una enorme pena y diría que cierto dolor. Al final creo que no me equivoqué yo con él. El equívoco fue de él. Él sabía que lo que no conviniera a los trabajadores de la educación no lo iba a acatar.

“El presidente Peña sabía de mi preocupación por elevar la calidad de la educación, habíamos platicado mucho del tema.

“Recuerdo que después de un Congreso del SNTE en que él estaba de viaje por el extranjero, al volver, me llamó el 6 de febrero para felicitarme por mi cumpleaños. Le volví a reiterar mis deseos de hablar con él porque no estaba de acuerdo con la reforma. Le dije a Miguel Ángel Osorio Chong (secretario de Organización del PRI en 2012) que era un grave error; se lo dije a Nuño, que era secretario de Educación y se lo dije a Luis Videgaray, que era secretario de Hacienda”, dice.

“Por Peña Nieto guardo pena y cierto dolor, porque no puedo negar que fui responsable para que fuese electo”, agrega, mientras el reportero ataja con un: ¿Así explica su caída?

Y ella prosigue: “Yo no lo veo como una caída. Así explico mi acto de congruencia. Dije no y a toda acción hay reacción. No sé por qué no hablamos, si él hubiese hablado conmigo hubiésemos razonado los pros y los contras. Había muchos intereses de por medio. Es el único presidente que no ha querido hablar conmigo del tema siendo presidente. Con los gobiernos del PAN logramos los mejores salarios. Negocié con ellos, pero no claudiqué. En esta época del PRI querían la claudicación. ¿Qué hubiese pasado si yo hubiese aceptado esa reforma? Los maestros me habrían linchado”.


MUJER EN TIEMPOS MACHISTAS

En medio de una oleada feminista, acrecentada por horrendos crímenes de mujeres, Elba Esther Gordillo, habla con mucho tino de su condición de mujer y advierte que no es necesario tener un cargo para alzar la voz.

“… hoy que está tan de moda y me agrada muchísimo, este asunto de los derechos de la mujer y veo a tantas jovencitas, a veces un poco radicalizadas pero que las comprendo perfectamente, me pregunto si yo no habré sufrido acoso por ser mujer en un mundo de machismo puro cuando era la única mujer dirigente en este país, que ante presidentes decía lo que pensaba y se me juzgaba por el bolso que usaba, por mis zapatos, por mi vestido.

“Yo creo que sí hay algunos errores de mi parte. Siempre prioricé mi imagen, mis vestidos, mis zapatos, siempre viví, guste o no, en Polanco y eso es vivir en un estatus superior al que vive cualquier maestro”, sentencia la mujer que en realidad nunca se fue…


DESTACADO

Elba trapea con los que la pusieron en prisión, nomás porque les llevó la contraria: Enrique Peña Nieto, Aurelio Nuño Mayer y Luis Videgaray, sin contar a los que la traicionaron y hoy se dicen líderes del SNTE


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

Todo político que se precie de serlo tiene aliados y detractores, además de uno que otro amigo y enemigo.


Es el caso de Elba Esther Gordillo Morales, quien después de un trago amargo en el sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando sintió el frío de la cárcel solo porque alzó la voz contra una reforma que no tenía pies ni cabeza, está de regreso.

Poco a poco, como tanteando el agua, ha ido apareciendo y demostrando que nunca se fue de la actividad política y sindical de México.

Ni el peor dolor que puede sentir una madre, como la pérdida de un hijo mientras se está en prisión, la hizo doblegarse y aquí está, con nuevos bríos, lista para dejar claro que en realidad nunca se ha ido…


PENA POR PEÑA NIETO

Elba Esther ha realizado pocas apariciones entre 2019 y 2020, pero cada que lo hace, sus expresiones son retomadas por cientos de medios de comunicación y hasta es tendencia en redes sociales.

Este fin de semana, el diario español El País publicó una larga entrevista en la que La Maestra, nacida en Comitán, Chiapas, demuestra porqué es La Maestra.

La plática con el entrevistador no tiene desperdicio. Elba trapea con los que la pusieron en prisión, nomás porque les llevó la contraria: Enrique Peña Nieto, Aurelio Nuño Mayer y Luis Videgaray, sin contar a los que la traicionaron y hoy se dicen líderes del SNTE.

Respalda también, porque ella formó parte del movimiento, el trabajo que realiza Andrés Manuel López Obrador en la 4T, a quien define como un “hombre de buena voluntad”, aunque a veces la voluntad no es suficiente.

¿Guarda respeto para él?, le pregunta el entrevistador, refiriéndose a Enrique Peña Nieto.

“Guardo una enorme pena y diría que cierto dolor. Al final creo que no me equivoqué yo con él. El equívoco fue de él. Él sabía que lo que no conviniera a los trabajadores de la educación no lo iba a acatar.

“El presidente Peña sabía de mi preocupación por elevar la calidad de la educación, habíamos platicado mucho del tema.

“Recuerdo que después de un Congreso del SNTE en que él estaba de viaje por el extranjero, al volver, me llamó el 6 de febrero para felicitarme por mi cumpleaños. Le volví a reiterar mis deseos de hablar con él porque no estaba de acuerdo con la reforma. Le dije a Miguel Ángel Osorio Chong (secretario de Organización del PRI en 2012) que era un grave error; se lo dije a Nuño, que era secretario de Educación y se lo dije a Luis Videgaray, que era secretario de Hacienda”, dice.

“Por Peña Nieto guardo pena y cierto dolor, porque no puedo negar que fui responsable para que fuese electo”, agrega, mientras el reportero ataja con un: ¿Así explica su caída?

Y ella prosigue: “Yo no lo veo como una caída. Así explico mi acto de congruencia. Dije no y a toda acción hay reacción. No sé por qué no hablamos, si él hubiese hablado conmigo hubiésemos razonado los pros y los contras. Había muchos intereses de por medio. Es el único presidente que no ha querido hablar conmigo del tema siendo presidente. Con los gobiernos del PAN logramos los mejores salarios. Negocié con ellos, pero no claudiqué. En esta época del PRI querían la claudicación. ¿Qué hubiese pasado si yo hubiese aceptado esa reforma? Los maestros me habrían linchado”.


MUJER EN TIEMPOS MACHISTAS

En medio de una oleada feminista, acrecentada por horrendos crímenes de mujeres, Elba Esther Gordillo, habla con mucho tino de su condición de mujer y advierte que no es necesario tener un cargo para alzar la voz.

“… hoy que está tan de moda y me agrada muchísimo, este asunto de los derechos de la mujer y veo a tantas jovencitas, a veces un poco radicalizadas pero que las comprendo perfectamente, me pregunto si yo no habré sufrido acoso por ser mujer en un mundo de machismo puro cuando era la única mujer dirigente en este país, que ante presidentes decía lo que pensaba y se me juzgaba por el bolso que usaba, por mis zapatos, por mi vestido.

“Yo creo que sí hay algunos errores de mi parte. Siempre prioricé mi imagen, mis vestidos, mis zapatos, siempre viví, guste o no, en Polanco y eso es vivir en un estatus superior al que vive cualquier maestro”, sentencia la mujer que en realidad nunca se fue…


DESTACADO

Elba trapea con los que la pusieron en prisión, nomás porque les llevó la contraria: Enrique Peña Nieto, Aurelio Nuño Mayer y Luis Videgaray, sin contar a los que la traicionaron y hoy se dicen líderes del SNTE


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

lunes 23 de marzo de 2020

Ensalada de grillos | Perplejos

domingo 01 de marzo de 2020

COVID-19, prueba de fuego para la 4T

jueves 27 de febrero de 2020

Como el cangrejo

miércoles 26 de febrero de 2020

Verde, palabras huecas

martes 25 de febrero de 2020

Nomás milando

lunes 24 de febrero de 2020

Calladito

domingo 23 de febrero de 2020

Con ellas todo, sin ellas nada

jueves 20 de febrero de 2020

¿Qué diablos pasa?

miércoles 19 de febrero de 2020

¿Plan con maña?

martes 18 de febrero de 2020

Elba, la mujer que nunca se fue

Cargar Más