/ miércoles 13 de noviembre de 2019

Fruta podrida

El Presidente de México se la pasa diciendo, un día sí y otro también, que el pasado conservador heredó a su gobierno una serie de problemas que son difíciles de erradicar de la noche a la mañana.


La inseguridad, por ejemplo, sigue siendo un lastre y, lamentablemente, no se ve por dónde se le puede revertir o exterminar. Estados como Veracruz, por ejemplo, siguen estando agobiados por el delito de secuestro.

Este miércoles, un día después de la llegada de Evo Morales a territorio mexicano y del “desaguisado” en el Senado de la República para que la nueva “ombudsperson” tomara posesión, Andrés Manuel López Obrador volvió a reconocer a la inseguridad como el tema más delicado, pero advirtió que las bases de lo que él mismo llama Cuarta Transformación, están casi sentadas.

Lamentablemente, aceptó también, hay vicios que no se han podido exterminar porque se trata precisamente de un proceso de transición. Abunda, todavía, la fruta podrida…


PRESIDENTE DE BOCHIL

Un ejemplo de esos que se resisten a la transformación que pretende lograr, con mucha fe, el Presidente de México, son los presidentes municipales.

En Chiapas, por citar un caso, el presidente municipal de Bochil, Gildardo Zenteno Moreno, de lo que queda del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), sigue viviendo en la época de los hacendados.

Cree, el señor, que es dueño de un municipio, cuando realmente se trata de un funcionario público que tendría que estar, al menos ocupado en atender la problemática.

La última queja contra el munícipe fue expuesta por Marcos Pérez Díaz, primer regidor, quien informó mediante un oficio enviado al Congreso del estado, que el alcalde verdecologista, con todo y policías le impidió el acceso al edificio que alberga el ayuntamiento de Bochil.

“El día 6 de noviembre acudí a la presidencia municipal y no se me permitió el ingreso por parte del personal de seguridad Gilberto Zenteno Moreno”, indica el oficio.

El afectado asegura que, según versión de otros regidores y el propio Tesorero municipal, el Munícipe del “partido del tucán” ya lo desaforó, cuando esa facultad no le corresponde.

Todo parece indicar que Gildardo Zenteno, quien desde el principio de su trienio no ha podido gobernar, ha perdido completamente el sentido y la razón.

Cuentan que ya encarceló a varios opositores y tiene amenazados a la mayoría de los funcionarios e integrantes del Cabildo.

Amagó con órdenes de aprehensión a más de 80 representantes de las comunidades, entre agentes municipales y líderes sociales.

Para acabar de aderezar el problema en Bochil, se rumora que el Munícipe se “agandalló” el primer depósito de los recursos federales que debieron aplicarse desde febrero de este año y ascienden a unos nueve millones de pesos.

Dicen los más cercanos al Presidente Municipal, quien, cuando lo citan a la Secretaría General de Gobierno hace berrinche y se la vive en el teléfono, que las obras existen pero solamente en el papel. Para ello tuvo que crear una empresa “fantasma”. Fruta podrida…


CRUZ, CRUZ, CRUZ

Tras el jaloneo en la CNDH y otros asuntos como el enfrentamiento entre policías federales y policías de la Ciudad de México, AMLO reiteró que hay muchos del pasado que “quisieran regresar por sus fueros”.

“Es normal que haya oposición… así es el conservadurismo. Clasista, racista, corrupto, hipócrita, etc, etc, etc…”

Aceptó que hay vicios del pasado porque se vive un proceso de transición, pero las bases están casi listas.

“Hay prácticas antidemocráticas y actitudes de deshonestidad que lleva un tiempo borrar, pero se va avanzando mucho.

Hemos estado mandando correos, telegramas y hasta “fax”, soltó irónicamente. Ya está prohibido robar y se terminó el tiempo de “tranzar”, remató.

“Cruz, cruz, cruz, que se vaya el demonio y que venga Jesús”, dijo, además de tocar madera y persignarse, por aquello de que pudiera regresar lo que él sigue llamando conservadurismo. Fruta podrida…


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

El Presidente de México se la pasa diciendo, un día sí y otro también, que el pasado conservador heredó a su gobierno una serie de problemas que son difíciles de erradicar de la noche a la mañana.


La inseguridad, por ejemplo, sigue siendo un lastre y, lamentablemente, no se ve por dónde se le puede revertir o exterminar. Estados como Veracruz, por ejemplo, siguen estando agobiados por el delito de secuestro.

Este miércoles, un día después de la llegada de Evo Morales a territorio mexicano y del “desaguisado” en el Senado de la República para que la nueva “ombudsperson” tomara posesión, Andrés Manuel López Obrador volvió a reconocer a la inseguridad como el tema más delicado, pero advirtió que las bases de lo que él mismo llama Cuarta Transformación, están casi sentadas.

Lamentablemente, aceptó también, hay vicios que no se han podido exterminar porque se trata precisamente de un proceso de transición. Abunda, todavía, la fruta podrida…


PRESIDENTE DE BOCHIL

Un ejemplo de esos que se resisten a la transformación que pretende lograr, con mucha fe, el Presidente de México, son los presidentes municipales.

En Chiapas, por citar un caso, el presidente municipal de Bochil, Gildardo Zenteno Moreno, de lo que queda del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), sigue viviendo en la época de los hacendados.

Cree, el señor, que es dueño de un municipio, cuando realmente se trata de un funcionario público que tendría que estar, al menos ocupado en atender la problemática.

La última queja contra el munícipe fue expuesta por Marcos Pérez Díaz, primer regidor, quien informó mediante un oficio enviado al Congreso del estado, que el alcalde verdecologista, con todo y policías le impidió el acceso al edificio que alberga el ayuntamiento de Bochil.

“El día 6 de noviembre acudí a la presidencia municipal y no se me permitió el ingreso por parte del personal de seguridad Gilberto Zenteno Moreno”, indica el oficio.

El afectado asegura que, según versión de otros regidores y el propio Tesorero municipal, el Munícipe del “partido del tucán” ya lo desaforó, cuando esa facultad no le corresponde.

Todo parece indicar que Gildardo Zenteno, quien desde el principio de su trienio no ha podido gobernar, ha perdido completamente el sentido y la razón.

Cuentan que ya encarceló a varios opositores y tiene amenazados a la mayoría de los funcionarios e integrantes del Cabildo.

Amagó con órdenes de aprehensión a más de 80 representantes de las comunidades, entre agentes municipales y líderes sociales.

Para acabar de aderezar el problema en Bochil, se rumora que el Munícipe se “agandalló” el primer depósito de los recursos federales que debieron aplicarse desde febrero de este año y ascienden a unos nueve millones de pesos.

Dicen los más cercanos al Presidente Municipal, quien, cuando lo citan a la Secretaría General de Gobierno hace berrinche y se la vive en el teléfono, que las obras existen pero solamente en el papel. Para ello tuvo que crear una empresa “fantasma”. Fruta podrida…


CRUZ, CRUZ, CRUZ

Tras el jaloneo en la CNDH y otros asuntos como el enfrentamiento entre policías federales y policías de la Ciudad de México, AMLO reiteró que hay muchos del pasado que “quisieran regresar por sus fueros”.

“Es normal que haya oposición… así es el conservadurismo. Clasista, racista, corrupto, hipócrita, etc, etc, etc…”

Aceptó que hay vicios del pasado porque se vive un proceso de transición, pero las bases están casi listas.

“Hay prácticas antidemocráticas y actitudes de deshonestidad que lleva un tiempo borrar, pero se va avanzando mucho.

Hemos estado mandando correos, telegramas y hasta “fax”, soltó irónicamente. Ya está prohibido robar y se terminó el tiempo de “tranzar”, remató.

“Cruz, cruz, cruz, que se vaya el demonio y que venga Jesús”, dijo, además de tocar madera y persignarse, por aquello de que pudiera regresar lo que él sigue llamando conservadurismo. Fruta podrida…


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

jueves 12 de diciembre de 2019

Pintados en la pared

miércoles 11 de diciembre de 2019

Brito, con luz propia

martes 10 de diciembre de 2019

Contentos

lunes 09 de diciembre de 2019

No hay casualidades

domingo 08 de diciembre de 2019

Rutilio, austero

jueves 05 de diciembre de 2019

Estado de derecho

miércoles 04 de diciembre de 2019

Paciencia

martes 03 de diciembre de 2019

De puertas abiertas

lunes 02 de diciembre de 2019

La mañanera

domingo 01 de diciembre de 2019

Le creen a AMLO

Cargar Más