/ domingo 21 de abril de 2019

Fuertes incendios

Chiapas regresa a la vida pública esta semana buscando más recursos, dinero fresco para seguir luchando contra tantos incendios forestales que se han presentado en la entidad.


Lamentablemente, parece que la entidad está ardiendo, por el número tan grande de incendios activos en la entidad, provocando entre otras cosas, altas temperaturas y altos niveles de ignorancia ciudadana combinadas con altos niveles de irresponsabilidad con el futuro.

El gobierno del estado hace acciones para buscar contrarrestar este problema, ayudando quizá en la reforestación que tanta falta le hará a la entidad, por las decenas de hectáreas que se han siniestrado en los últimos días.

Así da inicio el programa, diría de manera urgente “Sembrando Vida”, que de lograrse el objetivo se estaría logrando la reforestación de 200 mil hectáreas en toda la entidad, además de ayudar a 80 mil personas con el trabajo que esto genere.

Definitivamente, urge contrarrestar estos incendios porque están acabando con la biodiversidad de Chiapas, pero además se debería sancionar con todo el peso de la ley a todo aquel que resulte responsable de la pérdida de no sólo arbolado adulto, sino animales, además de las hora-hombre que se emplea.

Lamentablemente, parece que la gente aún no hace conciencia de los daños que ocasionan estos incendios, porque está cambiando el clima, e incluso esta vez, más de un poblado ha estado en verdadero peligro, al grado de evacuar a los habitantes, al menos por unas horas.

Por eso, es trabajo de todos, poder sacar adelante a la entidad y evitar que se sigan presentando más incendios, porque aquí vivimos, no hay otro Chiapas con que reemplazar.


4T: LOS MISMOS SÍMBOLOS

Andrés Manuel López Obrador pasó de ser el símbolo de un gobierno de izquierda, al profesor de historia re-editor de las verdades a modo que mejor le convengan a su discurso: aunque tenga una masacre a cuestas en Veracruz, parece que importa más un relato del primer Secretario de Marina y su llamamiento a “la buena conducta” de los futuros cadetes militares.

Son los mismos símbolos a los que hoy la Cuarta Transformación está rindiendo honores; por ejemplo, a la fortaleza institucional que representan las fuerzas armadas, sobre la que también descansa su legitimidad de gobierno y a la que mantiene contentos con sus actos de insignias, condecoraciones y ascensos.

Esos mismos símbolos que, durante el periodo neoliberal, le rindieron honores, aplausos, salvas de honor e himnos entonados con banderas a toda asta; aunque, la fuerza institucional de un país está en sus organizaciones puestas en la ley, que si un cambio de régimen debe re-inventar son las formas de mantener el estatus y darle lustre a lo bueno que tiene el país.

Para ser honestos: es más evidente la falta de inteligencia, de ideas, de profundo cambio, de voluntad, de un rumbo institucional claro, certero, modernizador, de avanzada, futurista incluso.

La Cuarta Transformación está buscando en la historia de México, aquellas tres paradas anteriores que representa la formación contemporánea como nación, lo que le sea útil para reconfigurar un cambio actual al que no le encuentran el modo, el hilo conductor, ni forma ni manera.

Y entonces el re-editor de la historia, vuelve a contar los episodios con una pizca de soberbia: engrandece a sus figuras, deplora los adversarios de sus héroes, les da lustre, los presenta como algo novedoso, lo dice en voz de profeta y surge una nueva etapa no conocida contada por el primer narrador del país.

Ello, a pesar de que enero-marzo es el primer trimestre más peligroso de México en tiempos ya de la regeneración nacional; pero eso no importa, es segundo término, porque el cuento lo está contando el fabulista preferido, elegido por una horda activa en redes a la que hay que temer.


BASE DE DATOS…-

En Chiapas, tenemos de todo, ahora contamos con un gobernador de los mejores calificados en el país, Rutilio Escandón, y también uno de los peores alcaldes, el de Tuxtla Gutiérrez, Carlos Morales; vaya contraste.***

Los expertos dicen que 2019 se parece a 1998, el año de referencia inmediata cuando más hectáreas se quemaron en Chiapas.

Un año que han esperado los climatólogos para decir que es consecuencia del cambio drástico en las temperaturas a nivel global, aunque lo cierto es que hoy, las instancias de Protección Civil, están desarticuladas, desfondadas, sin conducción profesional, con mucha improvisación, con técnicos y expertos electorales a los que se les debe el triunfo de 2018, pero sin una pizca de conocimiento del gobierno.***

El gobernador Rutilio Escandón, sabe que apaciguar a los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación con 300 millones de pesos, le abre un gran agujero a la estabilidad política interna, porque las organizaciones sociales van a subirle de tono a sus exigencias y detrás de ellos, vienen el sector salud y los referentes magisteriales más radicales que siempre quieren más, pero hay que reconocer que cumplió su palabra de liquidarles.***

La representación federal de la cuarta transformación en Chiapas, que encabeza y lidera José Antonio Aguilar Castillejos, primero tiene que apaciguar los ánimos internos, el desbordado ímpetu de quienes se presumen obligados a estar en las filas del gobierno de AMLO, quienes se adueñan moralmente de una dependencia y quienes, soberbios, quieren ser sólo ellos, quienes tomen las decisiones, no la administración estatal.***


Correo: ramirezirma77@hotmail.com

Facebook: irmaramirez.mx

Twitter: @irmajaque


DESTACADO

Los expertos dicen que 2019 se parece a 1998, el año de referencia inmediata cuando más hectáreas se quemaron en Chiapas

Chiapas regresa a la vida pública esta semana buscando más recursos, dinero fresco para seguir luchando contra tantos incendios forestales que se han presentado en la entidad.


Lamentablemente, parece que la entidad está ardiendo, por el número tan grande de incendios activos en la entidad, provocando entre otras cosas, altas temperaturas y altos niveles de ignorancia ciudadana combinadas con altos niveles de irresponsabilidad con el futuro.

El gobierno del estado hace acciones para buscar contrarrestar este problema, ayudando quizá en la reforestación que tanta falta le hará a la entidad, por las decenas de hectáreas que se han siniestrado en los últimos días.

Así da inicio el programa, diría de manera urgente “Sembrando Vida”, que de lograrse el objetivo se estaría logrando la reforestación de 200 mil hectáreas en toda la entidad, además de ayudar a 80 mil personas con el trabajo que esto genere.

Definitivamente, urge contrarrestar estos incendios porque están acabando con la biodiversidad de Chiapas, pero además se debería sancionar con todo el peso de la ley a todo aquel que resulte responsable de la pérdida de no sólo arbolado adulto, sino animales, además de las hora-hombre que se emplea.

Lamentablemente, parece que la gente aún no hace conciencia de los daños que ocasionan estos incendios, porque está cambiando el clima, e incluso esta vez, más de un poblado ha estado en verdadero peligro, al grado de evacuar a los habitantes, al menos por unas horas.

Por eso, es trabajo de todos, poder sacar adelante a la entidad y evitar que se sigan presentando más incendios, porque aquí vivimos, no hay otro Chiapas con que reemplazar.


4T: LOS MISMOS SÍMBOLOS

Andrés Manuel López Obrador pasó de ser el símbolo de un gobierno de izquierda, al profesor de historia re-editor de las verdades a modo que mejor le convengan a su discurso: aunque tenga una masacre a cuestas en Veracruz, parece que importa más un relato del primer Secretario de Marina y su llamamiento a “la buena conducta” de los futuros cadetes militares.

Son los mismos símbolos a los que hoy la Cuarta Transformación está rindiendo honores; por ejemplo, a la fortaleza institucional que representan las fuerzas armadas, sobre la que también descansa su legitimidad de gobierno y a la que mantiene contentos con sus actos de insignias, condecoraciones y ascensos.

Esos mismos símbolos que, durante el periodo neoliberal, le rindieron honores, aplausos, salvas de honor e himnos entonados con banderas a toda asta; aunque, la fuerza institucional de un país está en sus organizaciones puestas en la ley, que si un cambio de régimen debe re-inventar son las formas de mantener el estatus y darle lustre a lo bueno que tiene el país.

Para ser honestos: es más evidente la falta de inteligencia, de ideas, de profundo cambio, de voluntad, de un rumbo institucional claro, certero, modernizador, de avanzada, futurista incluso.

La Cuarta Transformación está buscando en la historia de México, aquellas tres paradas anteriores que representa la formación contemporánea como nación, lo que le sea útil para reconfigurar un cambio actual al que no le encuentran el modo, el hilo conductor, ni forma ni manera.

Y entonces el re-editor de la historia, vuelve a contar los episodios con una pizca de soberbia: engrandece a sus figuras, deplora los adversarios de sus héroes, les da lustre, los presenta como algo novedoso, lo dice en voz de profeta y surge una nueva etapa no conocida contada por el primer narrador del país.

Ello, a pesar de que enero-marzo es el primer trimestre más peligroso de México en tiempos ya de la regeneración nacional; pero eso no importa, es segundo término, porque el cuento lo está contando el fabulista preferido, elegido por una horda activa en redes a la que hay que temer.


BASE DE DATOS…-

En Chiapas, tenemos de todo, ahora contamos con un gobernador de los mejores calificados en el país, Rutilio Escandón, y también uno de los peores alcaldes, el de Tuxtla Gutiérrez, Carlos Morales; vaya contraste.***

Los expertos dicen que 2019 se parece a 1998, el año de referencia inmediata cuando más hectáreas se quemaron en Chiapas.

Un año que han esperado los climatólogos para decir que es consecuencia del cambio drástico en las temperaturas a nivel global, aunque lo cierto es que hoy, las instancias de Protección Civil, están desarticuladas, desfondadas, sin conducción profesional, con mucha improvisación, con técnicos y expertos electorales a los que se les debe el triunfo de 2018, pero sin una pizca de conocimiento del gobierno.***

El gobernador Rutilio Escandón, sabe que apaciguar a los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación con 300 millones de pesos, le abre un gran agujero a la estabilidad política interna, porque las organizaciones sociales van a subirle de tono a sus exigencias y detrás de ellos, vienen el sector salud y los referentes magisteriales más radicales que siempre quieren más, pero hay que reconocer que cumplió su palabra de liquidarles.***

La representación federal de la cuarta transformación en Chiapas, que encabeza y lidera José Antonio Aguilar Castillejos, primero tiene que apaciguar los ánimos internos, el desbordado ímpetu de quienes se presumen obligados a estar en las filas del gobierno de AMLO, quienes se adueñan moralmente de una dependencia y quienes, soberbios, quieren ser sólo ellos, quienes tomen las decisiones, no la administración estatal.***


Correo: ramirezirma77@hotmail.com

Facebook: irmaramirez.mx

Twitter: @irmajaque


DESTACADO

Los expertos dicen que 2019 se parece a 1998, el año de referencia inmediata cuando más hectáreas se quemaron en Chiapas

martes 16 de julio de 2019

Contra la corrupción

domingo 14 de julio de 2019

El transporte pirata

jueves 11 de julio de 2019

Los “aspirantes”

lunes 08 de julio de 2019

AMLO en Chiapas

jueves 04 de julio de 2019

Los normalistas

martes 02 de julio de 2019

San Cristóbal en la ineptitud

lunes 01 de julio de 2019

La corrupción

jueves 27 de junio de 2019

En seguridad, hay un cambio

martes 25 de junio de 2019

La estrategia no funciona

jueves 20 de junio de 2019

La cadena de cambio magisterial

Cargar Más