/ miércoles 31 de julio de 2019

Garrote: sí o no

Se cumplen este jueves 15 días de la retención de cinco policías ministeriales y estatales en la comunidad Río Florido, municipio de Ocosingo, a manos de integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS).


Los uniformados habían ido al municipio de Tila y cuando regresaban de esa diligencia fueron tomados como “rehenes” por los integrantes del FNLS que siguen retando a la autoridad del Estado.

Este miércoles, y con justa razón, familiares de los policías, que no tenían “vela en el entierro”, demandaron que la organización los deje en libertad.

Pidieron que las autoridades instalen una mesa de negociación para que sus familiares regresen a casa, pues temen por su integridad física y estado de salud.

El FNLS, y lo hemos machacado, argumenta que uno de sus integrantes fue detenido por autoridades, las cuales han explicado que el capturado está acusado de varios delitos, entre ellos, portación de arma de fuego.

Como sea, las acciones violentas del FNLS no pueden más que condenarse y rechazarse.

Si ellos creían que la opinión pública se pondría de su lado, con los actos vandálicos realizados las pasadas dos semanas y la retención de los policías estatales, lograron todo lo opuesto.

En estos tiempos de redes sociales, una información corre a kilómetros por hora, y los hechos cometidos por el FNLS han sido conocidos por miles, si no es que por millones de chiapanecos y mexicanos. Es casi seguro que nadie les dará la razón.

Y no se necesita ser especialista ni experto para sacar las cuentas. Simplemente, si restamos a todo lo hecho por el FNLS la detención de uno de sus integrantes, le siguen debiendo a la justicia y a la sociedad chiapaneca.

Apenas ayer, por algunas horas, el municipio de Ocosingo se quedó “desconectado”, pues se reportaron ataques a las instalaciones de una antena de telefonía celular y nuevamente se atribuyeron los hechos al FNLS.

Otra vez queda demostrado que esta agrupación utiliza tácticas para, según ellos, dañar al Estado; sin embargo, a la única que terminan por enfadar es a la sociedad, quien pide que se aplique la ley. Garrote: sí o no…


¿LEY GARROTE?

Ha causado tremendo revuelo entre la opinión pública nacional una reforma al Código Penal de Tabasco, el cual ha sido calificado como “ley garrote”.

Hasta algunos morenistas como Alejandro Rojas Díaz Durán han expresado su descontento con esta reforma, pues consideran que es contraria a los ideales de Morena.

Opositores del PAN y del PRD consideran que se trata de una medida autoritaria de parte del gobierno morenista de Tabasco, respaldada por el gobierno mexicano.

En defensa, el gobierno tabasqueño asegura que la reforma al Código Penal no tiene dedicatoria y simplemente se trata de proteger obras que han sido detenidas por sindicatos que extorsionan a las empresas.

El gobernador Adán Augusto López Hernández dijo que esa problemática ha ocurrido en Tabasco, pero también en zonas de Chiapas.

No lo dijo, pero hay que recordar que el proyecto de la hidroeléctrica Chicoasén II, programada para realizarse el sexenio pasado, tuvo que ser cancelado porque grupos de transportistas de materiales varias veces secuestraron los trabajos.

Aunque Tabasco es Tabasco y Chiapas es harina de otro costal, una ley así tendría que aplicarse en casos como el protagonizado por el FNLS, cuyas acciones han rayado en tácticas guerrilleras.

La modificación al Código Penal de Tabasco propone sanciones que van de los 10 hasta los 20 años de cárcel para quienes “extorsionen” tapando las vías de comunicación con fines de lucro.

Aunque siempre habrá que tener el cuidado de no caer en excesos y no utilizar este tipo de leyes para acciones “a modo”, a veces la autoridad no tiene más que usar legítimamente la fuerza.

Si no fuera así, cómo nos explicamos la existencia de los llamados Carabineros, en Chile, una fuerza especializada en disuadir protestas creada desde 1927. Esa nación, a pesar de una etapa autoritaria que vivió, ahora tiene una de las mejores economías de toda América Latina…


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

Se cumplen este jueves 15 días de la retención de cinco policías ministeriales y estatales en la comunidad Río Florido, municipio de Ocosingo, a manos de integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS).


Los uniformados habían ido al municipio de Tila y cuando regresaban de esa diligencia fueron tomados como “rehenes” por los integrantes del FNLS que siguen retando a la autoridad del Estado.

Este miércoles, y con justa razón, familiares de los policías, que no tenían “vela en el entierro”, demandaron que la organización los deje en libertad.

Pidieron que las autoridades instalen una mesa de negociación para que sus familiares regresen a casa, pues temen por su integridad física y estado de salud.

El FNLS, y lo hemos machacado, argumenta que uno de sus integrantes fue detenido por autoridades, las cuales han explicado que el capturado está acusado de varios delitos, entre ellos, portación de arma de fuego.

Como sea, las acciones violentas del FNLS no pueden más que condenarse y rechazarse.

Si ellos creían que la opinión pública se pondría de su lado, con los actos vandálicos realizados las pasadas dos semanas y la retención de los policías estatales, lograron todo lo opuesto.

En estos tiempos de redes sociales, una información corre a kilómetros por hora, y los hechos cometidos por el FNLS han sido conocidos por miles, si no es que por millones de chiapanecos y mexicanos. Es casi seguro que nadie les dará la razón.

Y no se necesita ser especialista ni experto para sacar las cuentas. Simplemente, si restamos a todo lo hecho por el FNLS la detención de uno de sus integrantes, le siguen debiendo a la justicia y a la sociedad chiapaneca.

Apenas ayer, por algunas horas, el municipio de Ocosingo se quedó “desconectado”, pues se reportaron ataques a las instalaciones de una antena de telefonía celular y nuevamente se atribuyeron los hechos al FNLS.

Otra vez queda demostrado que esta agrupación utiliza tácticas para, según ellos, dañar al Estado; sin embargo, a la única que terminan por enfadar es a la sociedad, quien pide que se aplique la ley. Garrote: sí o no…


¿LEY GARROTE?

Ha causado tremendo revuelo entre la opinión pública nacional una reforma al Código Penal de Tabasco, el cual ha sido calificado como “ley garrote”.

Hasta algunos morenistas como Alejandro Rojas Díaz Durán han expresado su descontento con esta reforma, pues consideran que es contraria a los ideales de Morena.

Opositores del PAN y del PRD consideran que se trata de una medida autoritaria de parte del gobierno morenista de Tabasco, respaldada por el gobierno mexicano.

En defensa, el gobierno tabasqueño asegura que la reforma al Código Penal no tiene dedicatoria y simplemente se trata de proteger obras que han sido detenidas por sindicatos que extorsionan a las empresas.

El gobernador Adán Augusto López Hernández dijo que esa problemática ha ocurrido en Tabasco, pero también en zonas de Chiapas.

No lo dijo, pero hay que recordar que el proyecto de la hidroeléctrica Chicoasén II, programada para realizarse el sexenio pasado, tuvo que ser cancelado porque grupos de transportistas de materiales varias veces secuestraron los trabajos.

Aunque Tabasco es Tabasco y Chiapas es harina de otro costal, una ley así tendría que aplicarse en casos como el protagonizado por el FNLS, cuyas acciones han rayado en tácticas guerrilleras.

La modificación al Código Penal de Tabasco propone sanciones que van de los 10 hasta los 20 años de cárcel para quienes “extorsionen” tapando las vías de comunicación con fines de lucro.

Aunque siempre habrá que tener el cuidado de no caer en excesos y no utilizar este tipo de leyes para acciones “a modo”, a veces la autoridad no tiene más que usar legítimamente la fuerza.

Si no fuera así, cómo nos explicamos la existencia de los llamados Carabineros, en Chile, una fuerza especializada en disuadir protestas creada desde 1927. Esa nación, a pesar de una etapa autoritaria que vivió, ahora tiene una de las mejores economías de toda América Latina…


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

domingo 25 de agosto de 2019

Salpicados

jueves 22 de agosto de 2019

Caminito de la escuela

miércoles 21 de agosto de 2019

Los caminos de la vida

miércoles 21 de agosto de 2019

Políticos y politiqueros

martes 20 de agosto de 2019

Choque de trenes

domingo 18 de agosto de 2019

Gasolina

jueves 15 de agosto de 2019

El entierro del PRI

miércoles 14 de agosto de 2019

La misma “cocha”

martes 13 de agosto de 2019

Esa película ya la vimos

lunes 12 de agosto de 2019

Endulzando el oído

Cargar Más