/ domingo 9 de junio de 2019

La celebración de Morena

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador celebra la no imposición de aranceles a la exportación mexicana al mercado estadounidense, en el mundo están contando una victoria del republicano y un modo de operar que lo llevará a la reelección en los próximos 15 meses.


La celebración de Morena (aquello del triunfo de la “política por encima de la confrontación”) no es más que una forma a modo de lo que quisieron mostrar, cuando en realidad es todo lo contrario, una derrota secreta, un capricho cumplido, un triunfo de Donald Trump.

Y en el ejercicio de convocar en forma masiva a todos para respaldar al Presidente de la República, en lo que muchos leyeron como una medición de fuerza, resultó un fiasco para Morena, porque aunque tuvieron que echar mano de su estructura electoral, la cual no movilizaron porque no quisieron gastar el dinero que siempre se gasta en estos eventos, descubrieron que la ciudadanía comienza a darse cuenta de que mucha de la faramalla, a manos del primer gobierno de izquierda, resulta ser más de lo mismo.

Y hoy, cuando necesitaban mostrar respaldo popular, no lo lograron, aunque lo intentaron, pero no se atrevieron a aplicar los mismos métodos del pasado y quedaron como aprendices en proceso que un día superaran al maestro, porque definitivamente no hubo los masivos que esperaban concurrieran.

Así, en el Parque Bicentenario, de Tuxtla Gutiérrez, un insípido evento de concentración masiva (unas 500 gentes, 300 de las cuáles eran funcionarios) para escuchar tres horas de discursos, resultó una dosis de realidad que hoy analizas como un paso dado en completa descoordinación, en la total improvisación.

Al final no tuvieron el respaldo ciudadano, espontáneo, aquel movimiento civil por decisión propia que mostrara a López Obrador como el gran líder de un país que terminó por cederle todo a los Estados Unidos.

La lectura que Morena le dio al evento de este fin de semana es lógica, porque la clase política rodeó al Ejecutivo y atentos al llamado, acuerparon al mandatario en lo que parecía la inminencia de una guerra comercial con el principal socio al norte, con un negociador nato al mando que primero somete a sus adversarios con la amenaza y logra siempre su objetivo.

Estrategia, por cierto, que utilizó recién desembarcó en la Casa Blanca y la misma que le aplicó a Enrique Peña Nieto, allá por enero de 2017; es decir, a la 4T simplemente se le olvidó leer el libro de Trump y se dejó llevar por la corriente, sobre la que sacó una raja política que hoy cuenta como una victoria.

Finalmente, López Obrador no necesita legitimarse como jefe de Estado, como líder de la nación, lo es de facto por el encargo, pero es adicto al mitin, al discurso, al tumulto: llevó a toda la clase política mexicana a su territorio y remarcó su estilo.

De estos episodios, se verá más, sin duda alguna, aunque todavía no termina de entenderse la necesidad de “pulsar el timbre de orgullo nacional” ante lo que resultó, bajo la mesa, un sometimiento, o al menos así se siente.


BASE DE DATOS…-

Joaquín Zebadúa Alva, alcalde de Berriozábal, se convirtió en el discursero oficial de rigor, el emergente, el más fiable para la Cuarta Transformación en Chiapas.

Resultó que la movilización ciudadana para escuchar el evento de Tijuana por la “dignidad del pueblo de México” no tenía quién hablara por los alcaldes chiapanecos y entonces, aprovechando la vecindad.

Le mandaron un mensaje de WhatsApp para que estuviera en el Parque Bicentenario y de su ronco pecho, ofreciera unas palabras que se inscribieran en ese gran momento de “historia” nacional.***

Por cierto, Ciro Sales Ruiz, dirigente de Morena en Chiapas, no quiso llamar a Carlos Morales Vázquez, edil de la capital, para pedirle el favor de hablar por los alcaldes chiapanecos, sabedor que el experredista lo iba a mandar por un tubo e iba a rechazar la oferta, aunque el escenario era tremendamente codiciado por todos.

Óscar Gurría Penagos, alcalde de Tapachula, rechazó el ofrecimiento de forma rotunda, porque no sabe hablar en público pero, sobre todo, porque no le dieron dinero para traer a los “cientos de miles de tapachultecos” que querían venir a Tuxtla Gutiérrez a escuchar el mensaje del mandatario federal, rodeados de sus compañeros de batalla, partido y militancia.***

Jóvenes Construyendo el Futuro se ha convertido en el ejército movilizado para llenar auditorios, eventos, reforestaciones, acuerpamientos nacionales y demás actos de la Cuarta Transformación en Chiapas.

No lo pueden negar y es evidente que la “institucionalización del acarreo” les ha resultado, porque ahora abundan muchachos que lo mismo están en un foro del agua, en un tianguis orgánico, en inauguraciones de diverso tipo y en cualquier acto que requiera mostrar gente, llenos totales, butacas ocupadas.

Es lamentable, porque es lo mismo que criticaban y hoy repiten con descaro, pero ahora los jóvenes desquitan los 3 mil 600 pesos mensuales que les ponen en sus tarjetas cada mes, puntualmente, con toneladas de aplausos.***

La diputada Iris Adriana Aguilar Pavón, hija del exmilitante del PVEM, Roberto Aquiles y hermana del alcalde de Ixtapa, Roberto Jordán, ahora quiere hacer de las suyas en Bochil, municipio que no está para bollos.

Dicen los enterados que en su desesperación de imponer a su al parecer pareja sentimental, Sergio Luis Zenteno Meneses como alcalde de este municipio, no le importa que es lo que tenga que hacer.***

A todos mis compañeros periodistas chiapanecos, mi reconocimiento público a propósito del Día de la Libertad de Expresión del pasado 7 de junio: en tiempos difíciles, adversos para el ejercicio periodístico en todas sus formas, queda siempre el respaldo entre compañeros, el ánimo para seguir hacia adelante, si queremos desdoblar el trato irrespetuoso y vengativo para quienes nos identificamos como Prensa.

Queda en nosotros, superar este discurso maniqueo de “chairos y fifís” y para ello, la receta es aplicar el rigor profesional del periodismo, buscar la verdad, por encima de cualquier cosa. Felicidades a ustedes, más allá de si hay o no algo que festejar en estos tiempos.***

Correo: ramirezirma77@hotmail.com


Facebook: irmaramirez.mx


Twitter: @irmajaque

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador celebra la no imposición de aranceles a la exportación mexicana al mercado estadounidense, en el mundo están contando una victoria del republicano y un modo de operar que lo llevará a la reelección en los próximos 15 meses.


La celebración de Morena (aquello del triunfo de la “política por encima de la confrontación”) no es más que una forma a modo de lo que quisieron mostrar, cuando en realidad es todo lo contrario, una derrota secreta, un capricho cumplido, un triunfo de Donald Trump.

Y en el ejercicio de convocar en forma masiva a todos para respaldar al Presidente de la República, en lo que muchos leyeron como una medición de fuerza, resultó un fiasco para Morena, porque aunque tuvieron que echar mano de su estructura electoral, la cual no movilizaron porque no quisieron gastar el dinero que siempre se gasta en estos eventos, descubrieron que la ciudadanía comienza a darse cuenta de que mucha de la faramalla, a manos del primer gobierno de izquierda, resulta ser más de lo mismo.

Y hoy, cuando necesitaban mostrar respaldo popular, no lo lograron, aunque lo intentaron, pero no se atrevieron a aplicar los mismos métodos del pasado y quedaron como aprendices en proceso que un día superaran al maestro, porque definitivamente no hubo los masivos que esperaban concurrieran.

Así, en el Parque Bicentenario, de Tuxtla Gutiérrez, un insípido evento de concentración masiva (unas 500 gentes, 300 de las cuáles eran funcionarios) para escuchar tres horas de discursos, resultó una dosis de realidad que hoy analizas como un paso dado en completa descoordinación, en la total improvisación.

Al final no tuvieron el respaldo ciudadano, espontáneo, aquel movimiento civil por decisión propia que mostrara a López Obrador como el gran líder de un país que terminó por cederle todo a los Estados Unidos.

La lectura que Morena le dio al evento de este fin de semana es lógica, porque la clase política rodeó al Ejecutivo y atentos al llamado, acuerparon al mandatario en lo que parecía la inminencia de una guerra comercial con el principal socio al norte, con un negociador nato al mando que primero somete a sus adversarios con la amenaza y logra siempre su objetivo.

Estrategia, por cierto, que utilizó recién desembarcó en la Casa Blanca y la misma que le aplicó a Enrique Peña Nieto, allá por enero de 2017; es decir, a la 4T simplemente se le olvidó leer el libro de Trump y se dejó llevar por la corriente, sobre la que sacó una raja política que hoy cuenta como una victoria.

Finalmente, López Obrador no necesita legitimarse como jefe de Estado, como líder de la nación, lo es de facto por el encargo, pero es adicto al mitin, al discurso, al tumulto: llevó a toda la clase política mexicana a su territorio y remarcó su estilo.

De estos episodios, se verá más, sin duda alguna, aunque todavía no termina de entenderse la necesidad de “pulsar el timbre de orgullo nacional” ante lo que resultó, bajo la mesa, un sometimiento, o al menos así se siente.


BASE DE DATOS…-

Joaquín Zebadúa Alva, alcalde de Berriozábal, se convirtió en el discursero oficial de rigor, el emergente, el más fiable para la Cuarta Transformación en Chiapas.

Resultó que la movilización ciudadana para escuchar el evento de Tijuana por la “dignidad del pueblo de México” no tenía quién hablara por los alcaldes chiapanecos y entonces, aprovechando la vecindad.

Le mandaron un mensaje de WhatsApp para que estuviera en el Parque Bicentenario y de su ronco pecho, ofreciera unas palabras que se inscribieran en ese gran momento de “historia” nacional.***

Por cierto, Ciro Sales Ruiz, dirigente de Morena en Chiapas, no quiso llamar a Carlos Morales Vázquez, edil de la capital, para pedirle el favor de hablar por los alcaldes chiapanecos, sabedor que el experredista lo iba a mandar por un tubo e iba a rechazar la oferta, aunque el escenario era tremendamente codiciado por todos.

Óscar Gurría Penagos, alcalde de Tapachula, rechazó el ofrecimiento de forma rotunda, porque no sabe hablar en público pero, sobre todo, porque no le dieron dinero para traer a los “cientos de miles de tapachultecos” que querían venir a Tuxtla Gutiérrez a escuchar el mensaje del mandatario federal, rodeados de sus compañeros de batalla, partido y militancia.***

Jóvenes Construyendo el Futuro se ha convertido en el ejército movilizado para llenar auditorios, eventos, reforestaciones, acuerpamientos nacionales y demás actos de la Cuarta Transformación en Chiapas.

No lo pueden negar y es evidente que la “institucionalización del acarreo” les ha resultado, porque ahora abundan muchachos que lo mismo están en un foro del agua, en un tianguis orgánico, en inauguraciones de diverso tipo y en cualquier acto que requiera mostrar gente, llenos totales, butacas ocupadas.

Es lamentable, porque es lo mismo que criticaban y hoy repiten con descaro, pero ahora los jóvenes desquitan los 3 mil 600 pesos mensuales que les ponen en sus tarjetas cada mes, puntualmente, con toneladas de aplausos.***

La diputada Iris Adriana Aguilar Pavón, hija del exmilitante del PVEM, Roberto Aquiles y hermana del alcalde de Ixtapa, Roberto Jordán, ahora quiere hacer de las suyas en Bochil, municipio que no está para bollos.

Dicen los enterados que en su desesperación de imponer a su al parecer pareja sentimental, Sergio Luis Zenteno Meneses como alcalde de este municipio, no le importa que es lo que tenga que hacer.***

A todos mis compañeros periodistas chiapanecos, mi reconocimiento público a propósito del Día de la Libertad de Expresión del pasado 7 de junio: en tiempos difíciles, adversos para el ejercicio periodístico en todas sus formas, queda siempre el respaldo entre compañeros, el ánimo para seguir hacia adelante, si queremos desdoblar el trato irrespetuoso y vengativo para quienes nos identificamos como Prensa.

Queda en nosotros, superar este discurso maniqueo de “chairos y fifís” y para ello, la receta es aplicar el rigor profesional del periodismo, buscar la verdad, por encima de cualquier cosa. Felicidades a ustedes, más allá de si hay o no algo que festejar en estos tiempos.***

Correo: ramirezirma77@hotmail.com


Facebook: irmaramirez.mx


Twitter: @irmajaque

domingo 16 de junio de 2019

La crisis migratoria

jueves 13 de junio de 2019

Las becas de los jóvenes

martes 11 de junio de 2019

6 meses del sexenio

domingo 09 de junio de 2019

La celebración de Morena

martes 04 de junio de 2019

El agua chiapaneca

domingo 02 de junio de 2019

Los “panzazos del gabinete

jueves 30 de mayo de 2019

Isstech, de mal en peor

martes 28 de mayo de 2019

¿Quién frena a los normalistas?

jueves 23 de mayo de 2019

El sindicalismo de la actualidad

martes 21 de mayo de 2019

Más de lo mismo

Cargar Más