/ domingo 25 de agosto de 2019

La necia CNTE

Tristemente la misma historia de los últimos 13 años: la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) quiere imponer condiciones concedidas a su entorno sindical ganados, logrados, conquistados, arrebatados bajo presión a la autoridad y hoy que se vuelve a asumir la “rectoría del Estado en materia de Educación”, se dicen hasta perseguidos políticos.


En toda esta larga marcha de un radicalismo magisterial exasperado, excedido, extralimitado de su función de enseñar, primero, y de defender al trabajador docente, después, los grandes perdedores, los eternos sacrificados, los siempre dañados, los terceros afectados, han sido los niños, los estudiantes, los padres de familias esforzados, los maestros que sí quieren enseñar.

El daño mayor de la CNTE ha sido a la sociedad chiapaneca puesta en el último lugar en materia de educación donde, en México, por décadas, se ostenta ese lugar de vergüenza que, para ellos, es de honor y martirio.

Por eso llegó este momento, donde se les combinan todos los factores en contra: primero, un despertar de la sociedad que anhela un ciclo escolar completo, bien impartido, bien sudado por esa parvada de maestros que quieren ganar bien, sin desquitar su sueldo.

Luego, por un sector empresarial, productivo, que no soporta más sus marchas y plantones, que no aguante más sus pérdidas y sus descalabros.

Y finalmente, porque hay al frente de la autoridad, una acción articulada destinada a quitarles, primeros sus fueros concedidos, segundo, que no les debe nada y que no les concederá nada fuera del marco de la ley.

Ellos querían cambiar un régimen político, votaron para que eso pasara, por eso se instauró un esquema de gobierno que profundiza en el combate a la corrupción.

Pero como ya tocó sus intereses corruptos (manejar la cadena de cambios, por ejemplo) entonces es otro régimen político tan mal o peor que el último, el de Peña Nieto, que les entregó todas las concesiones posibles a cambio de que se estuvieran quietos.

Para que la cuña apriete, tiene que ser del mismo palo: a ese proyecto alternativo de nación que encabezó Andrés Manuel López Obrador, presidente de México en toda su forma, al que toda la CNTE en Chiapas, Oaxaca y Guerrero apoyó, es el mismo que hoy les dice: basta de dañar al sector estudiantil, basta de chantajes, basta de pretextos.

Este freno debió comenzar cuando gradualmente el magisterio comenzó a abrogarse otros temas de la agenda política y social de Chiapas y de México, pero nadie lo hizo, porque le temían al poder de movilización y porque les convenía tenerlos como azote social, como supuesto motivo del equilibrio democrático, porque siempre que existe el poder, debe tener una posición y que mejor que una oposición radical que siempre le gusto el poder y sus mieles.

Pero llegó hasta este momento de descomposición política, donde un grupúsculo se ha mantenido al frente de la dirigencia sindical y ese momento cumbre del chantaje, se personificó con Pedro Gómez Bámaca, un maestro que nunca ha dado clases frente a grupo.

Esta persona, se dice, se ha convertido en un millonario a costa del esfuerzo de otros maestros y un líder que le pone voz y rostro a la necedad, que personifica el fastidio de la sociedad chiapaneca y al que todos le conocemos ya sus pretextos, sus mentiras, sus peores argumentos y al que nadie le cree cuando insiste en decir que defiende a los niños, a los maestros, a la educación.

Llegó el momento de cambio, llegó el tiempo de cerrar un ciclo y abrir una ventana en el mundo magisterial que permita a Chiapas el desarrollo que comienza con una educación de verdad, de calidad, con una nueva concepción de la escuela, la vinculación de los padres de familia y que siempre tenga a los estudiantes al centro de sus intereses, no al maestro y su espectro contaminado con politiquería.

No muy les gusta cuando se dice, porque se intimidan ante el poder de la verdad, pero lo es, no hay más, se está en el borde-limite y como sociedad, se debe cerrar filas en torno a quienes están haciendo las cosas que debieron hacerse hace muchos años atrás, vigilando en todo momento que se haga bien, conforme a lo que marca la ley y considerando que no se puede volver a perder esa rectoría, ya no como Estado, si no como sociedad.


BASE DE DATOS…-

Marcelo Toledo Cruz, diputado presidente de la Jucopo en el Congreso del estado, es quien tiene mejores perspectivas para ser el nuevo líder de Morena en Chiapas.

Hay una corriente que comienza a construirse en torno a su trabajo discreto y efectivo, incluso ante los ojos de Palacio de Gobierno, pues cada poco surgen esos cuadros políticos y repetir al frente de la Legislatura es la mejor decisión que lleva tomada el diputado por Tuxtla Gutiérrez.***

Algo que no sabe el prófugo alcalde de Arriaga, David Parada Vázquez, es que la tolerancia como la paciencia, tiene un límite y si no ha querido el gobierno estatal de la 4T, es mancharse con la pestilencia que dejó a su paso en los primeros meses al frente de la Presidencia Municipal pero, como decimos, todo tiene un tiempo, un momento y tanto va el cántaro al agua, hasta que se rompe.***

El rector de la Unich, Jorge Luis Zuarth Macías, está que no lo calienta ni el sol: por más que quiere “eliminar” de una vez por todas a los enraizados profesores del Sutunich, el sindicato que les ha plantado cara a los últimos seis rectores del PRI y del verde, no logra tener “la venia” de Palacio de Gobierno para, según él, cumplir las instrucciones dadas de seguir en el esquema de corrupción de antes.***


Correo: ramirezirma77@hotmail.com

Facebook: irmaramirez.mx

Twitter: @irmajaque

Tristemente la misma historia de los últimos 13 años: la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) quiere imponer condiciones concedidas a su entorno sindical ganados, logrados, conquistados, arrebatados bajo presión a la autoridad y hoy que se vuelve a asumir la “rectoría del Estado en materia de Educación”, se dicen hasta perseguidos políticos.


En toda esta larga marcha de un radicalismo magisterial exasperado, excedido, extralimitado de su función de enseñar, primero, y de defender al trabajador docente, después, los grandes perdedores, los eternos sacrificados, los siempre dañados, los terceros afectados, han sido los niños, los estudiantes, los padres de familias esforzados, los maestros que sí quieren enseñar.

El daño mayor de la CNTE ha sido a la sociedad chiapaneca puesta en el último lugar en materia de educación donde, en México, por décadas, se ostenta ese lugar de vergüenza que, para ellos, es de honor y martirio.

Por eso llegó este momento, donde se les combinan todos los factores en contra: primero, un despertar de la sociedad que anhela un ciclo escolar completo, bien impartido, bien sudado por esa parvada de maestros que quieren ganar bien, sin desquitar su sueldo.

Luego, por un sector empresarial, productivo, que no soporta más sus marchas y plantones, que no aguante más sus pérdidas y sus descalabros.

Y finalmente, porque hay al frente de la autoridad, una acción articulada destinada a quitarles, primeros sus fueros concedidos, segundo, que no les debe nada y que no les concederá nada fuera del marco de la ley.

Ellos querían cambiar un régimen político, votaron para que eso pasara, por eso se instauró un esquema de gobierno que profundiza en el combate a la corrupción.

Pero como ya tocó sus intereses corruptos (manejar la cadena de cambios, por ejemplo) entonces es otro régimen político tan mal o peor que el último, el de Peña Nieto, que les entregó todas las concesiones posibles a cambio de que se estuvieran quietos.

Para que la cuña apriete, tiene que ser del mismo palo: a ese proyecto alternativo de nación que encabezó Andrés Manuel López Obrador, presidente de México en toda su forma, al que toda la CNTE en Chiapas, Oaxaca y Guerrero apoyó, es el mismo que hoy les dice: basta de dañar al sector estudiantil, basta de chantajes, basta de pretextos.

Este freno debió comenzar cuando gradualmente el magisterio comenzó a abrogarse otros temas de la agenda política y social de Chiapas y de México, pero nadie lo hizo, porque le temían al poder de movilización y porque les convenía tenerlos como azote social, como supuesto motivo del equilibrio democrático, porque siempre que existe el poder, debe tener una posición y que mejor que una oposición radical que siempre le gusto el poder y sus mieles.

Pero llegó hasta este momento de descomposición política, donde un grupúsculo se ha mantenido al frente de la dirigencia sindical y ese momento cumbre del chantaje, se personificó con Pedro Gómez Bámaca, un maestro que nunca ha dado clases frente a grupo.

Esta persona, se dice, se ha convertido en un millonario a costa del esfuerzo de otros maestros y un líder que le pone voz y rostro a la necedad, que personifica el fastidio de la sociedad chiapaneca y al que todos le conocemos ya sus pretextos, sus mentiras, sus peores argumentos y al que nadie le cree cuando insiste en decir que defiende a los niños, a los maestros, a la educación.

Llegó el momento de cambio, llegó el tiempo de cerrar un ciclo y abrir una ventana en el mundo magisterial que permita a Chiapas el desarrollo que comienza con una educación de verdad, de calidad, con una nueva concepción de la escuela, la vinculación de los padres de familia y que siempre tenga a los estudiantes al centro de sus intereses, no al maestro y su espectro contaminado con politiquería.

No muy les gusta cuando se dice, porque se intimidan ante el poder de la verdad, pero lo es, no hay más, se está en el borde-limite y como sociedad, se debe cerrar filas en torno a quienes están haciendo las cosas que debieron hacerse hace muchos años atrás, vigilando en todo momento que se haga bien, conforme a lo que marca la ley y considerando que no se puede volver a perder esa rectoría, ya no como Estado, si no como sociedad.


BASE DE DATOS…-

Marcelo Toledo Cruz, diputado presidente de la Jucopo en el Congreso del estado, es quien tiene mejores perspectivas para ser el nuevo líder de Morena en Chiapas.

Hay una corriente que comienza a construirse en torno a su trabajo discreto y efectivo, incluso ante los ojos de Palacio de Gobierno, pues cada poco surgen esos cuadros políticos y repetir al frente de la Legislatura es la mejor decisión que lleva tomada el diputado por Tuxtla Gutiérrez.***

Algo que no sabe el prófugo alcalde de Arriaga, David Parada Vázquez, es que la tolerancia como la paciencia, tiene un límite y si no ha querido el gobierno estatal de la 4T, es mancharse con la pestilencia que dejó a su paso en los primeros meses al frente de la Presidencia Municipal pero, como decimos, todo tiene un tiempo, un momento y tanto va el cántaro al agua, hasta que se rompe.***

El rector de la Unich, Jorge Luis Zuarth Macías, está que no lo calienta ni el sol: por más que quiere “eliminar” de una vez por todas a los enraizados profesores del Sutunich, el sindicato que les ha plantado cara a los últimos seis rectores del PRI y del verde, no logra tener “la venia” de Palacio de Gobierno para, según él, cumplir las instrucciones dadas de seguir en el esquema de corrupción de antes.***


Correo: ramirezirma77@hotmail.com

Facebook: irmaramirez.mx

Twitter: @irmajaque

martes 15 de octubre de 2019

Ellas ganan. Ellos gobiernan

domingo 13 de octubre de 2019

El conflicto social, como negocio político

domingo 06 de octubre de 2019

Los alcaldes

domingo 29 de septiembre de 2019

La Jucopo, en buenas manos

jueves 26 de septiembre de 2019

Bochil, Oxchuc, Chamula, Ocosingo, etc, etc

domingo 22 de septiembre de 2019

Oxchuc otra vez

jueves 19 de septiembre de 2019

El pueblo organizado

martes 10 de septiembre de 2019

Siguen las Juanitas

martes 03 de septiembre de 2019

Bámaca vs educación

domingo 01 de septiembre de 2019

El tercer informe que es primero

Cargar Más