/ domingo 2 de junio de 2019

Los “panzazos del gabinete

El gabinete estatal resultó un equipo de “leales y conversos” al gobernador Rutilio Escandón Cadenas, un pago de favores electorales de “certera puntería” y “descubrimientos” que no siempre resultaron efectivos.


Al final de panzazo en panzazo, se llega a los primeros 180 días de gobierno y nada en el horizonte inmediato indica que se esté frente a un grupo de funcionarios que aspiren a grandes resultados históricos.

Por el gobernador Rutilio Escandón no ha quedado, pues han sido varios los llamados a ponerse a trabajar, a construir resultados, a esforzarse un poco más sobre las líneas de acción que les toca para materializar la Cuarta Transformación.

Y los resultados están a la vista: si no es por la inercia del gobierno federal, pues es cierto, Chiapas depende en gran medida del ejercicio presupuestal federal, pero el gabinete no tiene mayor horizonte de gestión, porque no tiene experiencia; esa es la verdad.

Hay casos excepcionales: la Fiscalía General del Estado, que no depende del Ejecutivo en forma directa, porque es un órgano autónomo constitucional, en su propósito de dar resultados, ha coordinado a la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana en la ruta de trabajo que le ha conseguido simpatía al mandatario: la aplicación del Estado de derecho.

Y para cerrar la pinza, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública está en la misma lógica de sumarse a la construcción de resultados, precisamente porque reconocen la experiencia y el liderazgo del fiscal Jorge Luis Llaven Abarca.

Pero fuera de eso, párele de contar, porque la política interna está cerrada a resultados de escritorio, de firmar minutas y acuerdos y esperar a que sirvan allá en la zona donde se matan todos los días.

El campo no termina de reactivarse como se pretende porque no hay experiencia para gestionar, porque la titular está envuelta en grillas internas.

Además, en el sector de la educación, ahí la lleva, con el pesado lastre de la CNTE que no va a permitirle dar resultados, ni despuntar en algún momento.

Salud aspira a ser el rostro humano del gobierno estatal, pero el “peso muerto” que le dejaron en deudas le va a consumir medio sexenio antes de ser ejemplo.

Pero así lo quisieron, así lo dejaron, prefirieron no “molestar” a nadie y todos los días se comen, a cucharadas, dosis de corrupción en la que nada tuvieron que ver, pero que ya les comenzaron a endosar como propias.

En medio ambiente, el sector quedó sin cabeza con la salida de Josefa González Ortiz, quién no tenía eco en la toma de decisiones del presidente López Obrador y que reflejó para Chiapas una idea de poder que en menos de seis meses se derrumbó estrepitosamente y dejó a muchos en la orfandad.

En materia anticorrupción (y en el enésimo nombre con el que la llaman) nada, puros eventos de confort, de ambientes controlados, firmas de acuerdos, convenios y capacitaciones: no hay peces gordos, ni chicos, puestos a disposición de la autoridad, no hay investigaciones en marcha, sólo hay faramalla, show, nada concreto, todo es irreal, a menos que reconozcan que no encontraron nada del gobierno anterior y queden como tapaderas de denuncias y señalamientos.

Y si el gabinete ha sido un gabinete con calificaciones de panzazo, entonces la paridad con que lo conformó Rutilio Escandón debe reconsiderarse, porque estando en las posiciones donde se generan los cambios, lamentablemente, las mujeres están dejando mucho que desear, no han sabido cómo, fueron rebasadas y copadas en capacidad y experiencia, pues estaban obligadas, por la sociedad, por las circunstancias, a dar el doble y no han dado ni la mitad.


BASE DE DATOS…-

La Auditoría Superior del Estado está “consintiendo” de más a la presidenta de Tuxtla Chico, Deysi González Aguilar, de Morena, hija del líder de la Central Campesina Cardenistas, René González Pérez.

Es tanto el poder de este señor, que incluso como instrucción del Ayuntamiento de su hija, obliga al personal a acudir a actos religiosos de su grey bajo amenazas de despido o descuento.

Pero la ASE tiene en sus manos la denuncia del Síndico interpuesta en la Fiscalía General del Estado, por la falsificación de su firma para comprobarles 16 millones de pesos de 2018, pero parece que no le importa a Uriel Estrada Martínez, quien simplemente está de acuerdo con esta maniobra turbia, según comentan en aquel municipio.***

Ya comenzó la “fiebre” de la reforestación (y el cargo de conciencia por todo lo quemado) pero eso no basta, porque una cosa es cavar la cepa, “bajarlo” a tierra y dejarlo a su suerte aprovechando que ya están las lluvias en pleno.

No, el compromiso es darle mantenimiento, revisar que no se quemen en los futuros incendios, que no se lo coma el ganado, combatir las plagas y, sobre todo, que sean árboles nativos, porque ya circulan propuestas milagrosas para rescatar la cobertura vegetal chiapaneca que son un éxito… ¡en la India!

Incluso, un piloto dice que va a reforestar lanzando semillas desde el aire y todo están bien si se piensa en el planeta, pero hay que considerar la importancia de hacerle caso a los que saben, a los expertos, los técnicos, para conducir bien este esfuerzo ciudadano.***

El Secretario General de Gobierno, Ismael Brito Mazariegos fue a entregar semillas a productores de Villaflores a invitación del alcalde, Mariano Rosas Zuarth.

Si se habla de la falta de resultados en el gabinete, es precisamente porque los grupos al interior están bien marcados, divididos, sin respeto por las funciones de los otros y porque en el ánimo de figurar, unos desplazan a otros y fracturan la cohesión, el liderazgo y la sana convivencia pacífica y política que propone Rutilio Escandón Cadenas para hacer un buen gobierno.***

Mover a Chiapas ya se instaló a la derecha de la 4T: Miguel Arturo Ramírez López, dirigente estatal, se fue por la fácil, llamó a todos sus compañeros exdiputados de la 65 legislatura y les pidió ser los “nuevos cuadros” del partido esquirol de Verde y PRI en el proceso electoral pasado.

Y todo indica que la idea fue aceptada, porque hasta sonrientes aparecieron en la foto que se tomaron en Palacio de Gobierno, pero eso le ocurre a Morena, por no tener estructuras, cuadros, centrar todo en una figura providencial: se le hincan a cualquier barbón.***

Para que quede más amarrado el pacto político de no-agresión y colaboracionismo, el alcalde de Morena, Carlos Morales Vázquez condecoró a Valdemar Rojas, fundador del PAN (con méritos ciudadanos que no se ponen en duda), pero que más parece una mordaza para Paco Rojas, nuevo cuadro de Chiapas Unido.***


Correo: ramirezirma77@hotmail.com

Facebook: irmaramirez.mx

Twitter: @irmajaque

El gabinete estatal resultó un equipo de “leales y conversos” al gobernador Rutilio Escandón Cadenas, un pago de favores electorales de “certera puntería” y “descubrimientos” que no siempre resultaron efectivos.


Al final de panzazo en panzazo, se llega a los primeros 180 días de gobierno y nada en el horizonte inmediato indica que se esté frente a un grupo de funcionarios que aspiren a grandes resultados históricos.

Por el gobernador Rutilio Escandón no ha quedado, pues han sido varios los llamados a ponerse a trabajar, a construir resultados, a esforzarse un poco más sobre las líneas de acción que les toca para materializar la Cuarta Transformación.

Y los resultados están a la vista: si no es por la inercia del gobierno federal, pues es cierto, Chiapas depende en gran medida del ejercicio presupuestal federal, pero el gabinete no tiene mayor horizonte de gestión, porque no tiene experiencia; esa es la verdad.

Hay casos excepcionales: la Fiscalía General del Estado, que no depende del Ejecutivo en forma directa, porque es un órgano autónomo constitucional, en su propósito de dar resultados, ha coordinado a la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana en la ruta de trabajo que le ha conseguido simpatía al mandatario: la aplicación del Estado de derecho.

Y para cerrar la pinza, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública está en la misma lógica de sumarse a la construcción de resultados, precisamente porque reconocen la experiencia y el liderazgo del fiscal Jorge Luis Llaven Abarca.

Pero fuera de eso, párele de contar, porque la política interna está cerrada a resultados de escritorio, de firmar minutas y acuerdos y esperar a que sirvan allá en la zona donde se matan todos los días.

El campo no termina de reactivarse como se pretende porque no hay experiencia para gestionar, porque la titular está envuelta en grillas internas.

Además, en el sector de la educación, ahí la lleva, con el pesado lastre de la CNTE que no va a permitirle dar resultados, ni despuntar en algún momento.

Salud aspira a ser el rostro humano del gobierno estatal, pero el “peso muerto” que le dejaron en deudas le va a consumir medio sexenio antes de ser ejemplo.

Pero así lo quisieron, así lo dejaron, prefirieron no “molestar” a nadie y todos los días se comen, a cucharadas, dosis de corrupción en la que nada tuvieron que ver, pero que ya les comenzaron a endosar como propias.

En medio ambiente, el sector quedó sin cabeza con la salida de Josefa González Ortiz, quién no tenía eco en la toma de decisiones del presidente López Obrador y que reflejó para Chiapas una idea de poder que en menos de seis meses se derrumbó estrepitosamente y dejó a muchos en la orfandad.

En materia anticorrupción (y en el enésimo nombre con el que la llaman) nada, puros eventos de confort, de ambientes controlados, firmas de acuerdos, convenios y capacitaciones: no hay peces gordos, ni chicos, puestos a disposición de la autoridad, no hay investigaciones en marcha, sólo hay faramalla, show, nada concreto, todo es irreal, a menos que reconozcan que no encontraron nada del gobierno anterior y queden como tapaderas de denuncias y señalamientos.

Y si el gabinete ha sido un gabinete con calificaciones de panzazo, entonces la paridad con que lo conformó Rutilio Escandón debe reconsiderarse, porque estando en las posiciones donde se generan los cambios, lamentablemente, las mujeres están dejando mucho que desear, no han sabido cómo, fueron rebasadas y copadas en capacidad y experiencia, pues estaban obligadas, por la sociedad, por las circunstancias, a dar el doble y no han dado ni la mitad.


BASE DE DATOS…-

La Auditoría Superior del Estado está “consintiendo” de más a la presidenta de Tuxtla Chico, Deysi González Aguilar, de Morena, hija del líder de la Central Campesina Cardenistas, René González Pérez.

Es tanto el poder de este señor, que incluso como instrucción del Ayuntamiento de su hija, obliga al personal a acudir a actos religiosos de su grey bajo amenazas de despido o descuento.

Pero la ASE tiene en sus manos la denuncia del Síndico interpuesta en la Fiscalía General del Estado, por la falsificación de su firma para comprobarles 16 millones de pesos de 2018, pero parece que no le importa a Uriel Estrada Martínez, quien simplemente está de acuerdo con esta maniobra turbia, según comentan en aquel municipio.***

Ya comenzó la “fiebre” de la reforestación (y el cargo de conciencia por todo lo quemado) pero eso no basta, porque una cosa es cavar la cepa, “bajarlo” a tierra y dejarlo a su suerte aprovechando que ya están las lluvias en pleno.

No, el compromiso es darle mantenimiento, revisar que no se quemen en los futuros incendios, que no se lo coma el ganado, combatir las plagas y, sobre todo, que sean árboles nativos, porque ya circulan propuestas milagrosas para rescatar la cobertura vegetal chiapaneca que son un éxito… ¡en la India!

Incluso, un piloto dice que va a reforestar lanzando semillas desde el aire y todo están bien si se piensa en el planeta, pero hay que considerar la importancia de hacerle caso a los que saben, a los expertos, los técnicos, para conducir bien este esfuerzo ciudadano.***

El Secretario General de Gobierno, Ismael Brito Mazariegos fue a entregar semillas a productores de Villaflores a invitación del alcalde, Mariano Rosas Zuarth.

Si se habla de la falta de resultados en el gabinete, es precisamente porque los grupos al interior están bien marcados, divididos, sin respeto por las funciones de los otros y porque en el ánimo de figurar, unos desplazan a otros y fracturan la cohesión, el liderazgo y la sana convivencia pacífica y política que propone Rutilio Escandón Cadenas para hacer un buen gobierno.***

Mover a Chiapas ya se instaló a la derecha de la 4T: Miguel Arturo Ramírez López, dirigente estatal, se fue por la fácil, llamó a todos sus compañeros exdiputados de la 65 legislatura y les pidió ser los “nuevos cuadros” del partido esquirol de Verde y PRI en el proceso electoral pasado.

Y todo indica que la idea fue aceptada, porque hasta sonrientes aparecieron en la foto que se tomaron en Palacio de Gobierno, pero eso le ocurre a Morena, por no tener estructuras, cuadros, centrar todo en una figura providencial: se le hincan a cualquier barbón.***

Para que quede más amarrado el pacto político de no-agresión y colaboracionismo, el alcalde de Morena, Carlos Morales Vázquez condecoró a Valdemar Rojas, fundador del PAN (con méritos ciudadanos que no se ponen en duda), pero que más parece una mordaza para Paco Rojas, nuevo cuadro de Chiapas Unido.***


Correo: ramirezirma77@hotmail.com

Facebook: irmaramirez.mx

Twitter: @irmajaque

domingo 10 de noviembre de 2019

El negocio de la migración

domingo 03 de noviembre de 2019

Santos Muertos

domingo 27 de octubre de 2019

El movimiento normalista

martes 22 de octubre de 2019

Recíclese el que pueda

domingo 20 de octubre de 2019

Los morenistas

martes 15 de octubre de 2019

Ellas ganan. Ellos gobiernan

domingo 13 de octubre de 2019

El conflicto social, como negocio político

domingo 06 de octubre de 2019

Los alcaldes

domingo 29 de septiembre de 2019

La Jucopo, en buenas manos

jueves 26 de septiembre de 2019

Bochil, Oxchuc, Chamula, Ocosingo, etc, etc

Cargar Más