/ jueves 20 de diciembre de 2018

Los partidos políticos

Después del proceso electoral, los partidos políticos quedaron más que desaparecidos, incluyendo a Morena, por la división interna que libran entre ellos. Aunado a la poca actividad política que hay por la temporada, simplemente están muertos, salvo las diferencias internas que hay en todos los partidos políticos.


Un PAN que aún no define su dirigencia estatal y acusaciones de malversación millonaria de recursos por parte de la que era, no es y volvió a ser, Janette Ovando Reazola, con una militancia que en su mayoría no la quiere, porque como muchos, se despachó con la cuchara grande.

Un PRI que todavía no se recupera de la derrota, con una militancia que está emigrando para donde mejor le conviene, dejando casi un cascarón a este instituto, pues su dirigente, Julián Nazar, no es el más carismático.

Un PRD que sólo le sirvió al líder César Espinoza Morales, para acomodar a su familia en puestos de gobierno, empezando por su hermana Olga, a quien hizo diputada local, además de que, desde antes del proceso electoral de julio, su militancia siguió a su antiguo líder moral, Andrés Manuel López Obrador.

El PVEM con el líder estatal, Roberto Aquiles, que está más preocupado de que su hija Adriana, diputada local, y su hijo Roberto, alcalde de Ixtapa por reelección, no les pase nada y sigan cobrando a gusto, se ha olvidado completamente de su militancia, quien todavía no se recupera igualmente de la desbandada.

Movimiento Ciudadano, salvo Claudia Trujillo, quien fue candidata a la diputación local, sus agremiados están más que escondidos, aunque su coordinadora de la Comisión Operativa Estatal, está tratando de fortalecer este partido.

El PT es el único que dio un verdadero respiro al ganar Morena, pues va en alianza con ellos y eso le permite continuar con vida y seguir recibiendo subsidio sin hacer absolutamente nada.

En Morena, todavía no les cae el veinte que ganaron y ahora son gobierno, además de que están digiriendo la píldora de todos los que se “sumaron”, al partido y quedaron en mejores posiciones que la militancia original.

El PES hasta el registro perdió, con todo y que tiene al menos a nivel federal a varios representantes populares, como la senadora Sasil de León, quien en los últimos días ha sido muy comentada por las alabanzas hacia el presidente de la República.

El Partido Nueva Alianza se quedó como partido estatal, si ya nacional lo lograron levantar, se duda hagan algo ahora que no tendrán el apoyo del país.

En tanto los partidos locales Chiapas Unido, del “amigo Migue”, está más que muerto, luego de que este logró la diputación local e impuso a su otro hijo como alcalde, José Miguel, luego de que saliera su hermano Emnanuel.

Y Podemos Mover a Chiapas, con su líder moral, Enoc Hernández, acaba de cambiar dirigencia estatal.

Todos estarán calmados esperando que el 2019 les traiga mejores condiciones, quizá algunos se levanten como el ave Fénix, la mayoría solo cobrará prerrogativas y se activará hasta unos meses antes de que haya el próximo proceso electoral.

BASE DE DATOS…-

Agradezco infinitamente a quienes se han tomado la molestia de mandar un presente con motivo de las fiestas navideñas. Gracias por esa atención.»»»

¿Será cierto que José Antonio Molina Farro, renunció porque podría llegar a la rectoría de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach)?.»»»


Correo: ramirezirma77@hotmail.com

Facebook: irmaramirez.mx

Twitter: @irmajaque

Después del proceso electoral, los partidos políticos quedaron más que desaparecidos, incluyendo a Morena, por la división interna que libran entre ellos. Aunado a la poca actividad política que hay por la temporada, simplemente están muertos, salvo las diferencias internas que hay en todos los partidos políticos.


Un PAN que aún no define su dirigencia estatal y acusaciones de malversación millonaria de recursos por parte de la que era, no es y volvió a ser, Janette Ovando Reazola, con una militancia que en su mayoría no la quiere, porque como muchos, se despachó con la cuchara grande.

Un PRI que todavía no se recupera de la derrota, con una militancia que está emigrando para donde mejor le conviene, dejando casi un cascarón a este instituto, pues su dirigente, Julián Nazar, no es el más carismático.

Un PRD que sólo le sirvió al líder César Espinoza Morales, para acomodar a su familia en puestos de gobierno, empezando por su hermana Olga, a quien hizo diputada local, además de que, desde antes del proceso electoral de julio, su militancia siguió a su antiguo líder moral, Andrés Manuel López Obrador.

El PVEM con el líder estatal, Roberto Aquiles, que está más preocupado de que su hija Adriana, diputada local, y su hijo Roberto, alcalde de Ixtapa por reelección, no les pase nada y sigan cobrando a gusto, se ha olvidado completamente de su militancia, quien todavía no se recupera igualmente de la desbandada.

Movimiento Ciudadano, salvo Claudia Trujillo, quien fue candidata a la diputación local, sus agremiados están más que escondidos, aunque su coordinadora de la Comisión Operativa Estatal, está tratando de fortalecer este partido.

El PT es el único que dio un verdadero respiro al ganar Morena, pues va en alianza con ellos y eso le permite continuar con vida y seguir recibiendo subsidio sin hacer absolutamente nada.

En Morena, todavía no les cae el veinte que ganaron y ahora son gobierno, además de que están digiriendo la píldora de todos los que se “sumaron”, al partido y quedaron en mejores posiciones que la militancia original.

El PES hasta el registro perdió, con todo y que tiene al menos a nivel federal a varios representantes populares, como la senadora Sasil de León, quien en los últimos días ha sido muy comentada por las alabanzas hacia el presidente de la República.

El Partido Nueva Alianza se quedó como partido estatal, si ya nacional lo lograron levantar, se duda hagan algo ahora que no tendrán el apoyo del país.

En tanto los partidos locales Chiapas Unido, del “amigo Migue”, está más que muerto, luego de que este logró la diputación local e impuso a su otro hijo como alcalde, José Miguel, luego de que saliera su hermano Emnanuel.

Y Podemos Mover a Chiapas, con su líder moral, Enoc Hernández, acaba de cambiar dirigencia estatal.

Todos estarán calmados esperando que el 2019 les traiga mejores condiciones, quizá algunos se levanten como el ave Fénix, la mayoría solo cobrará prerrogativas y se activará hasta unos meses antes de que haya el próximo proceso electoral.

BASE DE DATOS…-

Agradezco infinitamente a quienes se han tomado la molestia de mandar un presente con motivo de las fiestas navideñas. Gracias por esa atención.»»»

¿Será cierto que José Antonio Molina Farro, renunció porque podría llegar a la rectoría de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach)?.»»»


Correo: ramirezirma77@hotmail.com

Facebook: irmaramirez.mx

Twitter: @irmajaque

domingo 21 de abril de 2019

Fuertes incendios

jueves 11 de abril de 2019

Oxchuc, último llamado

miércoles 10 de abril de 2019

Usos y costumbres

domingo 07 de abril de 2019

Ni Mocri ni nadie más

jueves 04 de abril de 2019

Faltará dinero

miércoles 27 de marzo de 2019

La Puerta de Palacio

jueves 21 de marzo de 2019

El Mocri, grupo de choque

miércoles 20 de marzo de 2019

Morena será más poderoso

miércoles 13 de marzo de 2019

PRI vs PRI

Cargar Más