/ miércoles 20 de noviembre de 2019

Transformación

Transformar significa hacer cambiar de forma a algo o a alguien. Y eso es lo que ha tratado de conseguir desde que asumió las riendas del poder el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.


Hay y habrá quienes no entiendan lo que ello significa, además de los que se resistan porque simplemente no están de acuerdo.

El tabasqueño, quien tuvo que esperar tres sexenios para arribar a Palacio Nacional, tiene en mente dejar de hacer todo aquello que por décadas hicieron los priistas, luego los panistas y nuevamente los priistas.

No hay nada que le incomode más que le comparen con quienes le antecedieron. “Eso sí calienta”, suele decir en las conferencias matutinas, cuando hay comparaciones con gobiernos como el de Carlos Salinas de Gortari.

Por ese afán transformador es que AMLO ha puesto tanto énfasis en situaciones específicas que pueden parecer superficiales, pero al mismo tiempo son significativas: no vivir en Los Pinos, no viajar en el avión presidencial, reducir los salarios, no combatir a la delincuencia fuego con fuego y enarbolar banderas como el combate a la corrupción.

No sabemos si en realidad esa intención de transformar al país le alcanzará al que vive en Palacio Nacional; sin embargo, esa es su intención y lo está intentado.

Lo último que podemos reconocerle como una muestra más de que quiere hacer las cosas de distinta manera es el desfile del 20 de noviembre, caracterizado antes por lo deportivo y militar.

En esta ocasión la rememoración del 109 aniversario del inicio de la Revolución mexicana se enfocó en lo histórico. Fue como si el Presidente quisiera recordar a los mexicanos de dónde venimos y hacia dónde vamos. Eso es quizá una muestra más de lo que tanto habla, la transformación…


RUTILIO ESCANDÓN, EN LA JUGADA

Apenas una entrega atrás decíamos que el gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, ha comprendido bien de lo que se trata la Cuarta Transformación.

Seguramente el entendimiento de lo que pretende el Presidente de México se lo permite la cercanía con Andrés Manuel López Obrador, que no es de ahora, sino desde décadas atrás.

Hacer las cosas de manera distinta es precisamente el camino para lograr esa transformación de la que tanto se habla y que no llegará por arte de magia. Aparte de que es no es fácil hacer cambiar a una sociedad acostumbrada a vicios como “el diezmo”.

Rutilio Escandón dejó de utilizar las aeronaves oficiales, de gastar excesivamente en su imagen, de llevar a cabo fiestas suntuosas, de vivir en Casa de Gobierno, de llegar tarde a los eventos.

El Gobernador de Chiapas va y entrega los apoyos cerca o en las comunidades, en lugar de acarrear a la gente a las ciudades y hacerla esperar por largas horas.

Dejó también de solapar los bloqueos carreteros y de hacer como que no mira los cientos de predios invadidos por años. Eso es transformación…


UN DESFILE DISTINTO

Esa forma de hacer las cosas de manera distinta también se vio reflejado en el desfile del 20 de noviembre de este miércoles en la Avenida Central de Tuxtla Gutiérrez.

Lo deportivo y militar de esta conmemoración se transformó en histórico y en revolucionario.

Los elementos del Ejército mexicano y Guardia Nacional, junto a estudiantes y empleados de distintas instituciones oficiales se caracterizaron como maderistas, carrancistas, villistas y zapatistas.

Consiguieron lo que no se había conseguido en sexenios: hacer un desfile por el aniversario de la Revolución Mexicana, distinto.

Claro que la iniciativa salió de Palacio Nacional, pero convertir los camiones del Ejército en carros alegóricos y esmerarse para que se vieran bien, es captar y agarrar el hilo de lo que se pretende.

Volvemos al principio. No sabemos si al Presidente de México le saldrá la jugada o si alcanzarán el tiempo y los recursos para conseguir el cambio pretendido; sin embargo, ahora se ve y también en Chiapas, la intención de lograr la transformación…


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

Transformar significa hacer cambiar de forma a algo o a alguien. Y eso es lo que ha tratado de conseguir desde que asumió las riendas del poder el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.


Hay y habrá quienes no entiendan lo que ello significa, además de los que se resistan porque simplemente no están de acuerdo.

El tabasqueño, quien tuvo que esperar tres sexenios para arribar a Palacio Nacional, tiene en mente dejar de hacer todo aquello que por décadas hicieron los priistas, luego los panistas y nuevamente los priistas.

No hay nada que le incomode más que le comparen con quienes le antecedieron. “Eso sí calienta”, suele decir en las conferencias matutinas, cuando hay comparaciones con gobiernos como el de Carlos Salinas de Gortari.

Por ese afán transformador es que AMLO ha puesto tanto énfasis en situaciones específicas que pueden parecer superficiales, pero al mismo tiempo son significativas: no vivir en Los Pinos, no viajar en el avión presidencial, reducir los salarios, no combatir a la delincuencia fuego con fuego y enarbolar banderas como el combate a la corrupción.

No sabemos si en realidad esa intención de transformar al país le alcanzará al que vive en Palacio Nacional; sin embargo, esa es su intención y lo está intentado.

Lo último que podemos reconocerle como una muestra más de que quiere hacer las cosas de distinta manera es el desfile del 20 de noviembre, caracterizado antes por lo deportivo y militar.

En esta ocasión la rememoración del 109 aniversario del inicio de la Revolución mexicana se enfocó en lo histórico. Fue como si el Presidente quisiera recordar a los mexicanos de dónde venimos y hacia dónde vamos. Eso es quizá una muestra más de lo que tanto habla, la transformación…


RUTILIO ESCANDÓN, EN LA JUGADA

Apenas una entrega atrás decíamos que el gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, ha comprendido bien de lo que se trata la Cuarta Transformación.

Seguramente el entendimiento de lo que pretende el Presidente de México se lo permite la cercanía con Andrés Manuel López Obrador, que no es de ahora, sino desde décadas atrás.

Hacer las cosas de manera distinta es precisamente el camino para lograr esa transformación de la que tanto se habla y que no llegará por arte de magia. Aparte de que es no es fácil hacer cambiar a una sociedad acostumbrada a vicios como “el diezmo”.

Rutilio Escandón dejó de utilizar las aeronaves oficiales, de gastar excesivamente en su imagen, de llevar a cabo fiestas suntuosas, de vivir en Casa de Gobierno, de llegar tarde a los eventos.

El Gobernador de Chiapas va y entrega los apoyos cerca o en las comunidades, en lugar de acarrear a la gente a las ciudades y hacerla esperar por largas horas.

Dejó también de solapar los bloqueos carreteros y de hacer como que no mira los cientos de predios invadidos por años. Eso es transformación…


UN DESFILE DISTINTO

Esa forma de hacer las cosas de manera distinta también se vio reflejado en el desfile del 20 de noviembre de este miércoles en la Avenida Central de Tuxtla Gutiérrez.

Lo deportivo y militar de esta conmemoración se transformó en histórico y en revolucionario.

Los elementos del Ejército mexicano y Guardia Nacional, junto a estudiantes y empleados de distintas instituciones oficiales se caracterizaron como maderistas, carrancistas, villistas y zapatistas.

Consiguieron lo que no se había conseguido en sexenios: hacer un desfile por el aniversario de la Revolución Mexicana, distinto.

Claro que la iniciativa salió de Palacio Nacional, pero convertir los camiones del Ejército en carros alegóricos y esmerarse para que se vieran bien, es captar y agarrar el hilo de lo que se pretende.

Volvemos al principio. No sabemos si al Presidente de México le saldrá la jugada o si alcanzarán el tiempo y los recursos para conseguir el cambio pretendido; sin embargo, ahora se ve y también en Chiapas, la intención de lograr la transformación…


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

jueves 12 de diciembre de 2019

Pintados en la pared

miércoles 11 de diciembre de 2019

Brito, con luz propia

martes 10 de diciembre de 2019

Contentos

lunes 09 de diciembre de 2019

No hay casualidades

domingo 08 de diciembre de 2019

Rutilio, austero

jueves 05 de diciembre de 2019

Estado de derecho

miércoles 04 de diciembre de 2019

Paciencia

martes 03 de diciembre de 2019

De puertas abiertas

lunes 02 de diciembre de 2019

La mañanera

domingo 01 de diciembre de 2019

Le creen a AMLO

Cargar Más