/ lunes 15 de julio de 2019

Un cacahuate

Algo no visto, por lo menos en los últimos sexenios, sucedió en Baja California en las últimas semanas. Un diputado de Morena “convenció” a toda una legislatura local para cambiar la Constitución. Es como si le hubieran medido el agua a los camotes y la olla nomás no hirvió.


De esa manera, el gobernador entrante, Jaime Bonilla, de Morena, se quedará cinco años y no dos en el poder, como estaba establecido, por aquello de empatar las fechas electorales.

“Fue el pueblo” el que dijo que no. Y los diputados locales, incluya a panistas (la mayoría) y priistas, prefirieron echarse “a todo el país encima” y buscarle la vuelta a la Constitución. Seguramente los expulsarán de sus partidos, pero qué tanto es tantito; además, quién les quita lo bailado.

El morenista, Jaime Bonilla, un señor con pinta de serio, todavía sale a dar la cara en los medios de comunicación y dice que “fue el pueblo” el que lo pidió. En su tono de voz hay mentira, pero sobre todo cinismo.

El pueblo se lanzó a las calles para pedir que los diputados, sus representantes populares cambiaran la Constitución y estiraran el período electoral de dos a cinco años, ja. ¡Sí, cómo no! Al pueblo, estas cosas le valen “un cacahuate”…


¿POLEVNSKY CHAVISTA?

El senador suplente de Morena, Alejandro Rojas, quien no quita el dedo del renglón, retomó aquella idea expresada por el mismo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de que el pecho no tiene que ser bodega.

El legislador suplente de Ricardo Monreal, quien ha echado toda la carne al asador para ir en busca de la dirigencia nacional de Morena, suelta todo “su arsenal” contra la ahora dirigente de ese partido, Yeidckol Polevnsky, a quien señala como la autora intelectual de tan tremenda “marranada” política en Baja California.

No toca a AMLO, por supuesto, porque es “el patrón” y porque el Presidente se desmarcó al decir que si a él le hubieran consultado habría dicho que no; sí tunde a la señora Polevnsky, a quien señala de “chavista”.

En entrevista publicada por Enfoque Noticias rechaza una eventual desaparición de poderes, como ha propuesto el veterano legislador, Porfirio Muñoz Ledo, pero sí se pronuncia porque “sea la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la que enmiende esa violación flagrante al orden constitucional y a los cimientos del régimen republicano democrático y que fractura el pacto federal.”

Lo más grave es ese "tufo chavista de Yeidckol. Tan sólo por impulsar una iniciativa golpista del orden constitucional y republicano del Estado mexicano, debería renunciar a su cargo, por azuzar a violar la Carta Magna y trastocar la institucionalidad de la República”, dice Rojas Díaz Durán.

“Claro que se debe investigar por todas las instancias posibles, porque lo que hicieron es gravísimo. Es como intentar un golpe de Estado”. Más claro, ni el agua. Seco el elotazo para la señora…


¿NO HAY INTOCABLES EN ESTE RÉGIMEN?

Dicen que para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo. Quizá por eso las siete investigaciones contra Carlos Lomelí Bolaños, delegado de programas federales en Jalisco, vinieron desde casa, desde la Secretaría de la Función Pública.

No es por echar grilla, pero había una especie de triunfo en la titular de la SFP, Irma Eréndira Sanvodal, mientras leía el comunicado donde advierte que en el gobierno de AMLO “no hay cabida para privilegios ni para conflictos de interés”.

Explica: de las siete investigaciones en curso cuatro se realizan por las empresas del “súper delegado” y tres por sus conductas.

Las acciones implementadas nos permiten señalar que podrían determinarse conductas establecidas en la Ley de Responsabilidades del Servidor Público, explicó la funcionaria, quien insiste en que el gobierno de la 4T “no avanza a costa de ‘quinazos’ ni a costa de encarcelamiento de líderes políticos”.

Veremos en qué termina esta novela, pero por lo pronto, bajaron del caballo a Carlos Lomelí, otro de los que se sentían intocables en el nuevo régimen…


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

Algo no visto, por lo menos en los últimos sexenios, sucedió en Baja California en las últimas semanas. Un diputado de Morena “convenció” a toda una legislatura local para cambiar la Constitución. Es como si le hubieran medido el agua a los camotes y la olla nomás no hirvió.


De esa manera, el gobernador entrante, Jaime Bonilla, de Morena, se quedará cinco años y no dos en el poder, como estaba establecido, por aquello de empatar las fechas electorales.

“Fue el pueblo” el que dijo que no. Y los diputados locales, incluya a panistas (la mayoría) y priistas, prefirieron echarse “a todo el país encima” y buscarle la vuelta a la Constitución. Seguramente los expulsarán de sus partidos, pero qué tanto es tantito; además, quién les quita lo bailado.

El morenista, Jaime Bonilla, un señor con pinta de serio, todavía sale a dar la cara en los medios de comunicación y dice que “fue el pueblo” el que lo pidió. En su tono de voz hay mentira, pero sobre todo cinismo.

El pueblo se lanzó a las calles para pedir que los diputados, sus representantes populares cambiaran la Constitución y estiraran el período electoral de dos a cinco años, ja. ¡Sí, cómo no! Al pueblo, estas cosas le valen “un cacahuate”…


¿POLEVNSKY CHAVISTA?

El senador suplente de Morena, Alejandro Rojas, quien no quita el dedo del renglón, retomó aquella idea expresada por el mismo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de que el pecho no tiene que ser bodega.

El legislador suplente de Ricardo Monreal, quien ha echado toda la carne al asador para ir en busca de la dirigencia nacional de Morena, suelta todo “su arsenal” contra la ahora dirigente de ese partido, Yeidckol Polevnsky, a quien señala como la autora intelectual de tan tremenda “marranada” política en Baja California.

No toca a AMLO, por supuesto, porque es “el patrón” y porque el Presidente se desmarcó al decir que si a él le hubieran consultado habría dicho que no; sí tunde a la señora Polevnsky, a quien señala de “chavista”.

En entrevista publicada por Enfoque Noticias rechaza una eventual desaparición de poderes, como ha propuesto el veterano legislador, Porfirio Muñoz Ledo, pero sí se pronuncia porque “sea la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la que enmiende esa violación flagrante al orden constitucional y a los cimientos del régimen republicano democrático y que fractura el pacto federal.”

Lo más grave es ese "tufo chavista de Yeidckol. Tan sólo por impulsar una iniciativa golpista del orden constitucional y republicano del Estado mexicano, debería renunciar a su cargo, por azuzar a violar la Carta Magna y trastocar la institucionalidad de la República”, dice Rojas Díaz Durán.

“Claro que se debe investigar por todas las instancias posibles, porque lo que hicieron es gravísimo. Es como intentar un golpe de Estado”. Más claro, ni el agua. Seco el elotazo para la señora…


¿NO HAY INTOCABLES EN ESTE RÉGIMEN?

Dicen que para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo. Quizá por eso las siete investigaciones contra Carlos Lomelí Bolaños, delegado de programas federales en Jalisco, vinieron desde casa, desde la Secretaría de la Función Pública.

No es por echar grilla, pero había una especie de triunfo en la titular de la SFP, Irma Eréndira Sanvodal, mientras leía el comunicado donde advierte que en el gobierno de AMLO “no hay cabida para privilegios ni para conflictos de interés”.

Explica: de las siete investigaciones en curso cuatro se realizan por las empresas del “súper delegado” y tres por sus conductas.

Las acciones implementadas nos permiten señalar que podrían determinarse conductas establecidas en la Ley de Responsabilidades del Servidor Público, explicó la funcionaria, quien insiste en que el gobierno de la 4T “no avanza a costa de ‘quinazos’ ni a costa de encarcelamiento de líderes políticos”.

Veremos en qué termina esta novela, pero por lo pronto, bajaron del caballo a Carlos Lomelí, otro de los que se sentían intocables en el nuevo régimen…


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

lunes 23 de marzo de 2020

Ensalada de grillos | Perplejos

domingo 01 de marzo de 2020

COVID-19, prueba de fuego para la 4T

jueves 27 de febrero de 2020

Como el cangrejo

miércoles 26 de febrero de 2020

Verde, palabras huecas

martes 25 de febrero de 2020

Nomás milando

lunes 24 de febrero de 2020

Calladito

domingo 23 de febrero de 2020

Con ellas todo, sin ellas nada

jueves 20 de febrero de 2020

¿Qué diablos pasa?

miércoles 19 de febrero de 2020

¿Plan con maña?

martes 18 de febrero de 2020

Elba, la mujer que nunca se fue

Cargar Más