/ miércoles 12 de febrero de 2020

¡Ups!

La caída de Emilio Lozoya Austin es la nota de las últimas 24 horas. Lo agarraron en Málaga, España, dicen que por arrogante. Estaba en Alemania, bien escondidito, pero quiso ir a la madre patria y lo “congelaron”.


Su abogado, un viejo lobo de mar, Jorge Coello Trejo, había dicho que su cliente estaba bien apartado y que no saldría hasta que hubiese las garantías para hacerlo, porque temía ser blanco de una “persecución política”, igual que Rosario Robles Berlanga, extitular de Sedesol. Ahora también dice que su cliente no se mandaba solo cuando era funcionario.

Pero la justicia es la justicia y, si ésta se aplica bien, no hay lugar en el mundo en que un personaje de la talla del exdirector de Pemex pueda permanecer escondido.

El día le llegó a uno de los funcionarios más “pesados” del sexenio de pasado, acusado de recibir sobornos de la multinacional empresa Odebrecht. La pregunta es quién sigue. ¿Le temblarán las patitas bailadoras a Enrique Peña Nieto o es él harina de otro costal y ya tiene pacto? ¡Ups!


APLAUSOS Y RECLAMOS

La detención de Emilio Lozoya traerá aplausos inmediatos para el gobierno de la Cuarta Transformación; sin embargo, en caso de que todo quede en llamarada de petate, la opinión pública podría revertirse.

Por ahora, el exfuncionario señalado de participar en la compra venta irregular de una planta de fertilizantes ya está bien guardadito. Así lo confirmaron autoridades españolas y la Fiscalía General de la República.

Es precisamente esta última instancia la encargada de empezar el proceso de extradición y así lo confirmó su titular, Alejandro Gertz Manero, quien durante 48 horas se ha hecho “el aparecido” en la conferencia mañanera del Presidente de México y en varios noticieros.

El Fiscal de la República será quien tenga que capitalizar este “tanque de oxígeno” para la 4T, quien ahora mismo enfrenta cuestionamientos sobre el INSABI y los medicamentos para niños con cáncer; la escalada de inseguridad que no para y el crecimiento económico que nomás no levanta.

Claro, insistimos, si la detención de uno de los “peces gordos” del gobierno anterior no trasciende y se cometen errores en el proceso que se le sigue, entonces los aplausos se convertirán en reclamos. ¡Ups!


LEÑA DEL ÁRBOL CAÍDO

La oposición a la 4T, llámese PRD y PAN, porque los del PRI no pueden hacer más que cerrar el pico y pedir la aplicación de la ley sea conforme a derecho, ya lanzaron su veneno.

Legisladores de ambos partidos políticos demandaron que, efectivamente, la detención de Emilio Lozoya no se convierta en llamarada de petate.

Ahora se verá si, en verdad, como algunos sospechan, no existe un “pacto de caballeros” entre “el novio” Enrique Peña Nieto y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien ha machacado mucho en el borrón y cuenta nueva.

Perdón sí, olvido no, ha expresado el tabasqueño, quien siempre que se le pregunta si estaría dispuesto a que hubiera una consulta para someter a juicio político a Felipe Calderón y Enrique Peña, suelta que lo deja en manos del pueblo. Él, insiste, votaría en contra porque ya no quiere mirar al pasado sino al futuro.


SANTIAGO NIETO, AHORA O NUNCA

A Santiago Nieto Castillo le gusta soltar la sopa cada que puede; sin embargo, la captura de Emilio Lozoya debe ser su prueba de fuego, pues si el extitular de Pemex no termina en prisión, en México, entonces comenzaremos a dudar de los pactos que siempre sospechamos hay entre políticos.

Por ahora declaró que hay todavía tres casos pendientes en contra del director de la paraestatal, entre ellos la compra de un astillero en España con pérdidas de 50 millones de pesos, así como un problema con una universidad pública, donde estarían bailando otros 80 millones de pesos más.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, quien ha sido un “dolor de muelas” para funcionarios de gobiernos pasados, ahora tiene que demostrar que, como él dice, la 4T no tolera la corrupción ni la impunidad. ¡Ups!


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

La caída de Emilio Lozoya Austin es la nota de las últimas 24 horas. Lo agarraron en Málaga, España, dicen que por arrogante. Estaba en Alemania, bien escondidito, pero quiso ir a la madre patria y lo “congelaron”.


Su abogado, un viejo lobo de mar, Jorge Coello Trejo, había dicho que su cliente estaba bien apartado y que no saldría hasta que hubiese las garantías para hacerlo, porque temía ser blanco de una “persecución política”, igual que Rosario Robles Berlanga, extitular de Sedesol. Ahora también dice que su cliente no se mandaba solo cuando era funcionario.

Pero la justicia es la justicia y, si ésta se aplica bien, no hay lugar en el mundo en que un personaje de la talla del exdirector de Pemex pueda permanecer escondido.

El día le llegó a uno de los funcionarios más “pesados” del sexenio de pasado, acusado de recibir sobornos de la multinacional empresa Odebrecht. La pregunta es quién sigue. ¿Le temblarán las patitas bailadoras a Enrique Peña Nieto o es él harina de otro costal y ya tiene pacto? ¡Ups!


APLAUSOS Y RECLAMOS

La detención de Emilio Lozoya traerá aplausos inmediatos para el gobierno de la Cuarta Transformación; sin embargo, en caso de que todo quede en llamarada de petate, la opinión pública podría revertirse.

Por ahora, el exfuncionario señalado de participar en la compra venta irregular de una planta de fertilizantes ya está bien guardadito. Así lo confirmaron autoridades españolas y la Fiscalía General de la República.

Es precisamente esta última instancia la encargada de empezar el proceso de extradición y así lo confirmó su titular, Alejandro Gertz Manero, quien durante 48 horas se ha hecho “el aparecido” en la conferencia mañanera del Presidente de México y en varios noticieros.

El Fiscal de la República será quien tenga que capitalizar este “tanque de oxígeno” para la 4T, quien ahora mismo enfrenta cuestionamientos sobre el INSABI y los medicamentos para niños con cáncer; la escalada de inseguridad que no para y el crecimiento económico que nomás no levanta.

Claro, insistimos, si la detención de uno de los “peces gordos” del gobierno anterior no trasciende y se cometen errores en el proceso que se le sigue, entonces los aplausos se convertirán en reclamos. ¡Ups!


LEÑA DEL ÁRBOL CAÍDO

La oposición a la 4T, llámese PRD y PAN, porque los del PRI no pueden hacer más que cerrar el pico y pedir la aplicación de la ley sea conforme a derecho, ya lanzaron su veneno.

Legisladores de ambos partidos políticos demandaron que, efectivamente, la detención de Emilio Lozoya no se convierta en llamarada de petate.

Ahora se verá si, en verdad, como algunos sospechan, no existe un “pacto de caballeros” entre “el novio” Enrique Peña Nieto y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien ha machacado mucho en el borrón y cuenta nueva.

Perdón sí, olvido no, ha expresado el tabasqueño, quien siempre que se le pregunta si estaría dispuesto a que hubiera una consulta para someter a juicio político a Felipe Calderón y Enrique Peña, suelta que lo deja en manos del pueblo. Él, insiste, votaría en contra porque ya no quiere mirar al pasado sino al futuro.


SANTIAGO NIETO, AHORA O NUNCA

A Santiago Nieto Castillo le gusta soltar la sopa cada que puede; sin embargo, la captura de Emilio Lozoya debe ser su prueba de fuego, pues si el extitular de Pemex no termina en prisión, en México, entonces comenzaremos a dudar de los pactos que siempre sospechamos hay entre políticos.

Por ahora declaró que hay todavía tres casos pendientes en contra del director de la paraestatal, entre ellos la compra de un astillero en España con pérdidas de 50 millones de pesos, así como un problema con una universidad pública, donde estarían bailando otros 80 millones de pesos más.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, quien ha sido un “dolor de muelas” para funcionarios de gobiernos pasados, ahora tiene que demostrar que, como él dice, la 4T no tolera la corrupción ni la impunidad. ¡Ups!


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

domingo 23 de febrero de 2020

Con ellas todo, sin ellas nada

jueves 20 de febrero de 2020

¿Qué diablos pasa?

miércoles 19 de febrero de 2020

¿Plan con maña?

martes 18 de febrero de 2020

Elba, la mujer que nunca se fue

lunes 17 de febrero de 2020

Que no le digan que no le cuenten

domingo 16 de febrero de 2020

El sello de la casa

jueves 13 de febrero de 2020

Congruencia y honestidad

miércoles 12 de febrero de 2020

¡Ups!

martes 11 de febrero de 2020

El poder de las canas

lunes 10 de febrero de 2020

Hipocresía

Cargar Más