imagotipo

CAFETÓMANO

  • Bernardo Figueroa

Todo un tratado mundial de brujería, expediente secreto de la Agencia Central de Inteligencia o de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio e improvisación institucional es lo que priva alrededor del caso Cascadas de Agua Azul.

CASO “SOBRE NATURAL”

Pero que necesidad de causar una cortina de humo en un lugar que ha estado nutrido de conflictos sociales como para estar atizando más la zona.

Si fue producto del terremoto, pues que el mediocre e inútil del titular de Protección Civil muestre las evidencias claras y concretas, pues a todas luces sus respuestas de la sequedad “repentina” generan más fuego en un lugar que sus moradores sólo están buscando pretextos para seguir en la confrontación social violenta.

Es obvio que la gestión de crisis de cada tema que ocurre en la cancha del titular de Protección Civil es cada vez más notorio y no hay nadie en el gabinete que le diga algo o lo corra.

Es una ceguera no considerar el contexto político social que tiene ese lugar porque al ofrecer “versiones oficiales convenientes” no están resolviendo nada, sino que están haciendo crecer un tema que podría ser más sencillo si se le encarará de frente y con tamaños.

Desde hace años, las Cascadas de Agua Azul dejaron de ser un atractivo turístico para convertirse en un nido de conflictos sociales al grado de presentarse hechos sangrientos y por eso la gente no acude al sitio.

Pero como nadie quiere recordar, no se atiende el caso como debe ser y se sigue subestimando una zona caliente. Las Cascadas de Agua Azul es un foco rojo latente y peligroso. Una zona que va explotar sino se le toma en serio. No es el agua que falta en algunas pozas, es la falta de tacto y sensibilidad para abordar el caso. Será un error histórico si se le miente al respetable público.

AMASIATO

Roberto Domínguez Castellanos, aún secretario de Educación Pública del estado, conocía muy poco del perfil de Gilberto Monzón Velasco y no confiaba en él. Pero en pocos días, Monzón se convirtió en el “hombre de confianza” del “titular” de Educación. Son compadres de parrandas, apuestas de caballos, gallos, botas y demás noches de jaripeo.

La confianza subió de tono a tal grado que hoy en día el “Ojo de Gargajo” disfruta de la comodidad de una casa que usa como oficina privada, propiedad de Gilberto Monzón. El perfil de Monzón es claro, le da igual quien sea Secretario de Estado, él será siempre hábil para acomodarse y sentar sus reales. Aguas para aquellos que se dejan caravanear y conquistar por este “As” del engaño. Monzón ya trae a varios en la mira en su labor esa de “conquistador” y quedar bien para luego “subir” y anclarse. Al final del día no es él, es quien se “deje” y le permita.

Lo único seguro es que, con colaboradores como éste, la salida del secretario de educación en inminente. Sobre aviso no hay engaño.

HUMANIZACIÓN POLICIAL

A pesar de las críticas en contra la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) a cargo de Jorge Luis Llaven Abarca, en lo que va del sexenio ha hecho un buen trabajo en beneficio de los policías ya que nunca en la historia de esa institución o de ningún gobierno se había hecho una inversión de 150 millones de pesos para la construcción de un cuartel policíaco.

La inversión antes señalada es una de las más fuertes hechas por el gobernador Manuel Velasco, quien da instrucciones precisas de mejorar la calidad de estancia de agentes policíacos para el buen desempeño de sus labores cotidianas.

Este cuartel albergara a por lo menos a un mil 500 agentes repartidos en dormitorios, tanto masculinos como femeninos, una unidad deportiva conformada por alberca semiolímpica techada, obstáculos de entrenamiento policial, gimnasio al aire libre, canchas de futbol y de basquetbol, además de cocina comedor, edificio administrativo, caballerizas, unidades caninas, depósito de armas y stand de tiro, áreas que sin duda serán confortantes para el recurso humano de la SSPC.

Desde el Café: El fin de semana pasado, el ombudsman Juan Oscar Trinidad Palacios demostró que los derechos humanos se respetan para todos sin días festivos ni horarios de oficina, después de recibir la queja de un ciudadano a pesar del horario, en cuestión de minutos el encargado de los derechos humanos en Chiapas brindó la atención y dio seguimiento a la queja impuesta. Desde estas líneas reconocemos la labor del encargado de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Para Terminar: “La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos”, lo dijo el escritor suizo Louis Dumur.

Son cuestiones del oficio, sigue Sin ser Nada personal.

cafetomano@hotmail.com