imagotipo

Con la guardia en alto

  • ARMANDO CHACÓN

 

Comenzamos…En materia de seguridad, la instrucción del Gobernador Manuel Velasco Coello es mantener la guardia en alto en la tarea de salvaguardar la integridad y el patrimonio de las familias chiapanecas, pero sobre todo, fortalecer las acciones de prevención y combate al delito, para mantener a Chiapas como un estado seguro para visitar, para invertir y para vivir, señaló el Secretario General de Gobierno, Mario Carlos Culebro, quien destacó el compromiso de impulsar el programa Frontera Sur, a través del cual se busca superar desafíos comunes entre México y Centroamérica, para hacer de esta región una frontera más humana y próspera, donde se respeten los derechos humanos de los migrantes y de los habitantes de esa gran región.

Es el Grupo de Coordinación Chiapas en materia de seguridad, el espacio de convergencia de la estrategia común de los tres órdenes de gobierno, cuyo trabajo ha contribuido significativamente a la gobernabilidad y la paz social en la entidad. Por algo Chiapas ocupa los primeros lugares a nivel nacional en materia de seguridad, con las tasas más bajas en delitos de alto impacto, como lo señala la organización ciudadana Semáforo Delictivo en su más reciente informe, con corte al primer semestre del año…

Continuamos…Muchas bardas y muros de la capital chiapaneca siguen pintados con la propaganda electoral de algunos partidos políticos y excandidatos, sin que las autoridades los sancionen. Los muros pintados con colores partidistas y los slogans de campaña de los que participaron en la pasada contienda electoral, deben ser borrados inmediatamente, afean la ciudad esas pintas. Las autoridades electorales son las responsables de multar y obligar a los infractores a cumplir con la ley. Lo cierto es que esas pintas que aún se ven en la zona metropolitana, “casualmente”, son de los partidos y políticos perdedores, lo que demuestra irresponsabilidad, o quizás mañosamente dejan esos horribles anuncios para el proceso electoral que se realizará dentro de tres años.

Tuxtla Gutiérrez es una de las ciudades más contaminadas visualmente, las pintas en muros y fachadas, anuncios fuera de toda norma oficial, letreros y señalamientos a media banqueta, demasiados anuncios luminosos, espectaculares que rompen con la armonía del paisaje natural, y agreguemos la propaganda política, como dicen “ya es mucho ya”, pero ninguna autoridad pone orden en este asunto. Existen demasiados intereses…Terminamos…El Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas (Isstech), que fue una de las mejores instituciones a nivel nacional, ahora es una vergüenza. Esa institución que es de y para los trabajadores del estado y que debe prestar servicios de calidad, ha servido únicamente para que los directivos y líderes sindicales se enriquezcan. Vergonzosa actitud sumisa de los maestros de las Sección 40 y del Sindicato de Burócratas que, a pesar de descontarles un porcentaje de sus sueldos, no exigen que ese instituto cumpla eficientemente con su obligación.

Los servicios médicos que debe ser una prioridad en el Isstech, están en total abandono, los derechohabientes que tienen la desgracia de enfermarse deben recurrir a médicos y hospitales particulares, eso lastima su economía familiar. El mejor ejemplo es el Hospital Vida Mejor, donde no hay medicamentos ni para curar una gripa, mucho menos para los pacientes graves o que padecen una enfermedad terminal. Muchas cirugías programadas se han cancelado debido a que no cuentan con el material quirúrgico necesario o los fármacos indispensables para realizar una operación.

Los programas de capacitación para el personal médico y de enfermería no se llevan a cabo. Las y los médicos que laboran en el Hospital Vida Mejor, preocupados por esta situación, llevan muestras médicas para darlas a los pacientes que consultan. La dirección de ese nosocomio no se preocupa por gestionar recursos para corregir estas anomalías, eso demuestra la falta de capacidad, de compromiso, de interés, de sensibilidad. La página web del Hospital Vida Mejor, parece un cuento de hadas, donde todo es perfecto y que otorga servicios médicos de tercer nivel, del primer mundo, mentira gritan desesperados los trabajadores y sus familiares que han tenido la necesidad de recurrir a solicitar atención médica. Los doctores y las enfermeras que laboran en ese hospital son de sobrada capacidad, especialistas, con voluntad de servicio, responsables, desgraciadamente nada pueden hacer sin el apoyo que deberían darles.

El Director General, Eduardo Thomas, debe dejar de andar en la grilla preocupado por su futuro político y presentarse a trabajar, pero hasta el dinero para el retiro de los trabajadores ha desaparecido. El nuevo gobierno en cuanto entre en funciones debe iniciar una auditoria para conocer el destino de los millonarios recursos que fueron destinados al Isstech, las cuotas que aportan los trabajadores al servicio del gobierno de Chiapas y el Fondo para el Retiro…Nos leemos aquí, en el mejor periódico, El Heraldo de Chiapas.

Correo: ramirezcorzo@hotmail.com

 

Muchas bardas y muros de la capital chiapaneca siguen pintados con la propaganda electoral de algunos partidos políticos y excandidatos, sin que las autoridades los sancionen