/ miércoles 23 de febrero de 2022

Chiapas se viste de fiesta, tendrá de nuevo su Carnaval Zoque

Mayordomía Zoque realizará sus rituales tradicionales por calles y hogares de la capital

La mayordomía de las vírgenes de Copoya realizará los días 28, 29 de febrero y 1 de marzo en Tuxtla Gutiérrez el “Carnaval Zoque”, una serie de rituales ceremoniales en cuatro puntos de la capital de Chiapas, lo único que se baila es el baile o danza del carnaval o el baile de la pluma de guacamaya con tres personajes principales, el Te’hatajama etzé, el Napapok-etzé y el Suyuetzé o Viejas de Carnaval.

Danzante de la pluma o Napapok-etzé es uno de los dos personajes principales de la danza, se trata de un varón ataviado como guerrero, con un carcaj o portaflechas, porta un penacho de plumas de guacamaya y pavorreal.

De acuerdo con la iconografía maya la guacamaya está relacionada al astro sol, en la mano derecha lleva una cruz que parece ser un hacha según imágenes relacionadas con códices prehispánicos, y en la mano izquierda lleva su carrizo gemelo o doble con el que marca los cambios de la música.

La vestimenta del danzante es de color rojo y es el color solar por excelencia, también porta un cotopayú, prenda ceremonial que distingue a la autoridades zoques.

Baila los nueve sones que conforman la danza frente a la Alacandú o reinita del Carnaval, personaje asociado a la luna; ambos personajes realizan en la danza el ritual de equilibrio de los astros en el centro de un círculo conformado por las viejas o suyuetzé.


Lo único que se baila es la danza del carnaval o el baile de la pluma de guacamaya con tres personajes principales, el Te’hatajama etzé, el Napapok-etzé y el Suyuetzé o Viejas de Carnaval / Foto: Isaí López | El Heraldo de Chiapas


El día más importante de esta danza es el martes de carnaval o vísperas al miércoles de ceniza. El personaje del napapoketzé puede estar relacionado a varios mitos prehispánicos que aluden o hacen referencia a la creación del sol y la luna como es el caso del mito teotihuacano de nanahuatzín o el mito mexica de la batalla entre el sol y la luna o entre huitzilopochtli y coyolxauhqui.

Mientras que las viejas de carnaval o suyuetzé o varones con vestimenta de mujer, son personajes secundarios de la danza, que se visten a la usanza de las mujeres ancianas zoques de Tuxtla Gutiérrez con enredo o naguilla, huipil, rebozo en la cabeza sujetado con un paliacate.

En la mano derecha llevan un bastón o garabato que alude a las ancianas, sinónimo de sabiduría, durante la danza bailan en círculo, de forma contraria a las manecillas del reloj, siempre muy alegres y haciendo bromas a los espectadores, algunas de ellas de índole sexual.

También acostumbran a manchar a la gente con talco o maicena, desde el ámbito ritual, las viejas del carnaval al bailar en círculo son quienes protegen a los personajes centrales el sol y la luna, para que se logre el equilibrio de la danza.


Lo único que se baila es la danza del carnaval o el baile de la pluma de guacamaya con tres personajes principales, el Te’hatajama etzé, el Napapok-etzé y el Suyuetzé o Viejas de Carnaval / Foto: Isaí López | El Heraldo de Chiapas


Ellos son la algarabía, el relajo y la distracción de la danza. Sus pasos son cortos y alargados acorde al ritmo del son que se ejecuta, en algunos mitos prehispánicos como el de Huitzilopochtli se mencionan a seres que corren delante de este Dios quien quiere alcanzarlos, los suyuetzé podrían ser dichos seres que en el mito cumplen el papel de estrellas.

La alacandú o reinita baila con traje rojo, similar al antiguo traje de novia zoque y le va ofreciendo el primer olor de las flores de sospó, bailando frente a frente con su gorrito de 4 espejos que posiblemente representa sus cuatro fases y así se realiza una especie de órbita a su alrededor, tal y como ocurre entre el sol y la luna, por lo que la niña reinita – luna le devuelve el reflejo de su luz en su travesía por firmamento y es ella misma quien guía su paso por el inframundo.

En un día saldrá la mayordomía de un punto del lado oriente, otro del poniente, del norte y del sur, visitarán la casa de los priostes, danzarán a las vírgenes y a los santos, recibirán un pequeño bocadillo, agua para rehidratarse y se irán a otro punto, irán por zonas, tendrán libertad de tránsito por las calles y avenidas.


Lo único que se baila es la danza del carnaval o el baile de la pluma de guacamaya con tres personajes principales, el Te’hatajama etzé, el Napapok-etzé y el Suyuetzé o Viejas de Carnaval / Foto: Isaí López | El Heraldo de Chiapas


Para el pueblo que no conoce el ritual, la fiesta es monótona, conociéndola es diferente, es la danza de la carne (carnaval) y cuando se abre el cielo se junta con la tierra y vienen los placeres de la carne, pero la cultura zoque tiene que ver con la cuestión del pedimento a la madre tierra para que tengamos buenas cosechas.

Agradeciendo siempre a las vírgenes de la mayordomía zoque de Copoya, Candelaria, del Rosario y Santa Teresa todo lo que se tiene, y que según los mayordomos no tiene que ver con cuestiones paganas, la gente no ha aprendido a darle a la fiesta del Carnaval Zoque el verdadero valor porque no conoce los rituales, la fiesta es de costumbre y de rituales, esa es la esencia, es la belleza.

La mayordomía de las vírgenes de Copoya realizará los días 28, 29 de febrero y 1 de marzo en Tuxtla Gutiérrez el “Carnaval Zoque”, una serie de rituales ceremoniales en cuatro puntos de la capital de Chiapas, lo único que se baila es el baile o danza del carnaval o el baile de la pluma de guacamaya con tres personajes principales, el Te’hatajama etzé, el Napapok-etzé y el Suyuetzé o Viejas de Carnaval.

Danzante de la pluma o Napapok-etzé es uno de los dos personajes principales de la danza, se trata de un varón ataviado como guerrero, con un carcaj o portaflechas, porta un penacho de plumas de guacamaya y pavorreal.

De acuerdo con la iconografía maya la guacamaya está relacionada al astro sol, en la mano derecha lleva una cruz que parece ser un hacha según imágenes relacionadas con códices prehispánicos, y en la mano izquierda lleva su carrizo gemelo o doble con el que marca los cambios de la música.

La vestimenta del danzante es de color rojo y es el color solar por excelencia, también porta un cotopayú, prenda ceremonial que distingue a la autoridades zoques.

Baila los nueve sones que conforman la danza frente a la Alacandú o reinita del Carnaval, personaje asociado a la luna; ambos personajes realizan en la danza el ritual de equilibrio de los astros en el centro de un círculo conformado por las viejas o suyuetzé.


Lo único que se baila es la danza del carnaval o el baile de la pluma de guacamaya con tres personajes principales, el Te’hatajama etzé, el Napapok-etzé y el Suyuetzé o Viejas de Carnaval / Foto: Isaí López | El Heraldo de Chiapas


El día más importante de esta danza es el martes de carnaval o vísperas al miércoles de ceniza. El personaje del napapoketzé puede estar relacionado a varios mitos prehispánicos que aluden o hacen referencia a la creación del sol y la luna como es el caso del mito teotihuacano de nanahuatzín o el mito mexica de la batalla entre el sol y la luna o entre huitzilopochtli y coyolxauhqui.

Mientras que las viejas de carnaval o suyuetzé o varones con vestimenta de mujer, son personajes secundarios de la danza, que se visten a la usanza de las mujeres ancianas zoques de Tuxtla Gutiérrez con enredo o naguilla, huipil, rebozo en la cabeza sujetado con un paliacate.

En la mano derecha llevan un bastón o garabato que alude a las ancianas, sinónimo de sabiduría, durante la danza bailan en círculo, de forma contraria a las manecillas del reloj, siempre muy alegres y haciendo bromas a los espectadores, algunas de ellas de índole sexual.

También acostumbran a manchar a la gente con talco o maicena, desde el ámbito ritual, las viejas del carnaval al bailar en círculo son quienes protegen a los personajes centrales el sol y la luna, para que se logre el equilibrio de la danza.


Lo único que se baila es la danza del carnaval o el baile de la pluma de guacamaya con tres personajes principales, el Te’hatajama etzé, el Napapok-etzé y el Suyuetzé o Viejas de Carnaval / Foto: Isaí López | El Heraldo de Chiapas


Ellos son la algarabía, el relajo y la distracción de la danza. Sus pasos son cortos y alargados acorde al ritmo del son que se ejecuta, en algunos mitos prehispánicos como el de Huitzilopochtli se mencionan a seres que corren delante de este Dios quien quiere alcanzarlos, los suyuetzé podrían ser dichos seres que en el mito cumplen el papel de estrellas.

La alacandú o reinita baila con traje rojo, similar al antiguo traje de novia zoque y le va ofreciendo el primer olor de las flores de sospó, bailando frente a frente con su gorrito de 4 espejos que posiblemente representa sus cuatro fases y así se realiza una especie de órbita a su alrededor, tal y como ocurre entre el sol y la luna, por lo que la niña reinita – luna le devuelve el reflejo de su luz en su travesía por firmamento y es ella misma quien guía su paso por el inframundo.

En un día saldrá la mayordomía de un punto del lado oriente, otro del poniente, del norte y del sur, visitarán la casa de los priostes, danzarán a las vírgenes y a los santos, recibirán un pequeño bocadillo, agua para rehidratarse y se irán a otro punto, irán por zonas, tendrán libertad de tránsito por las calles y avenidas.


Lo único que se baila es la danza del carnaval o el baile de la pluma de guacamaya con tres personajes principales, el Te’hatajama etzé, el Napapok-etzé y el Suyuetzé o Viejas de Carnaval / Foto: Isaí López | El Heraldo de Chiapas


Para el pueblo que no conoce el ritual, la fiesta es monótona, conociéndola es diferente, es la danza de la carne (carnaval) y cuando se abre el cielo se junta con la tierra y vienen los placeres de la carne, pero la cultura zoque tiene que ver con la cuestión del pedimento a la madre tierra para que tengamos buenas cosechas.

Agradeciendo siempre a las vírgenes de la mayordomía zoque de Copoya, Candelaria, del Rosario y Santa Teresa todo lo que se tiene, y que según los mayordomos no tiene que ver con cuestiones paganas, la gente no ha aprendido a darle a la fiesta del Carnaval Zoque el verdadero valor porque no conoce los rituales, la fiesta es de costumbre y de rituales, esa es la esencia, es la belleza.

Turismo

Esto puedes hacer en Chiapa de Corzo, uno de los atractivos más importantes del país

A quince minutos en vehículo y a 25 en autobús de la ciudad capital, se encuentra el denominado “pueblo mágico” llamado Chiapa de Corzo

Policiaca

De dos tiros asesinan a colombiano en Cintalapa

La tarde de este martes, al filo de las 18:00 horas se registró el homicidio de un masculino de origen colombiano quien fue ejecutado de dos tiros

Policiaca

Por conducir a exceso de velocidad, auto se sale del libramiento sur

Elementos de la guardia Nacional de la división de Caminos atendieron un accidente la noche de este martes sobre el nuevo libramiento Sur

OMG!

¡Se cayó el negocio, socio! Inundación arruina concierto de J Balvin en SLP

La tormenta cayó como un balde de agua fría para las personas que hicieron fila por horas afuera de la Feria Nacional Potosina para alcanzar lugar en la presentación de J Balvin

Turismo

Esto puedes hacer en Chiapa de Corzo, uno de los atractivos más importantes del país

A quince minutos en vehículo y a 25 en autobús de la ciudad capital, se encuentra el denominado “pueblo mágico” llamado Chiapa de Corzo

Local

Embellecen la Plaza Central de Tuxtla, quedaría lista en diciembre

La plaza central de Tuxtla Gutiérrez recibe una nueva modernización de aproximadamente una hectárea a manos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano

Municipios

¡Las reglas cambian! INM saca a migrantes de Tapachula

Para avanzar en los trámites de migrantes, INM está enviando a los extranjeros a diferentes municipios de la frontera con Guatemala

Municipios

Se acabó el "Quédate en México", se esperan nuevas oleadas migrantes

Quitar el programa Quédate en México demuestra que hay un cambio en la política migratoria de los Estados Unidos, esto, provoca un aumento en el flujo de migrantes

Cultura

Cuestionario Proust: Pascal Languirand

La leyenda del high energy vive en México desde 2010.