/ lunes 29 de julio de 2019

A casi siete años de exilio, indígenas esperan justicia

Responsabilizan al FNLS

Tuxtla Gutiérrez.- El 30 de agosto se cumplen siete años de expulsión y exilio de 20 familias indígenas de la comunidad Chigtón municipio de Ixtapa, fueron obligadas a salir de sus viviendas por un grupo de personas encabezado por Florentino Gómez Girón, del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS).

Uno de los diferentes, Agustín Pérez Gómez, ha encabezado la lucha por la justicia, en el desplazamiento forzado han nacido siete menores, carecen de todo, desde la madrugada del 30 de agosto del 2012 no han vuelto a encontrar la paz y la justicia.

Siguen refugiados en residencial Montebello en el municipio de Chiapa de Corzo, se ha improvisado una escuela primaria pero no cumple con los estándares establecidos por la secretaría de Educación Pública, las mujeres no tienen acceso a la salud, los varones no han logrado conseguir empleo.

Muchos se han empleado en el comercio informal en la capital, otros son aseadores de calzado, algunos consiguen empleos limpiando terrenos, la gran mayoría nunca más volvieron a sus parcelas, en sus lugares de origen dejaron casas y 90 hectáreas de tierras, el grupo es de 90 personas.

El gobierno pasado les ofreció reubicación y pidió a los desplazados localizar el terreno, localizaron una porción del rancho “El Vergel” en el municipio de Villacorzo, con una extensión de 40 hectáreas, donde incluso se ilusionaron en conformar la colonia 4 de octubre, propuesta que se esfumó.

Cuando llegaron a Chiapas de Corzo el gobierno pagaba la renta de 16 casas con un valor mensual en conjunto de 16 mil pesos, les otorgaba despensas, lo que se ha suspendido, nunca más han tenido un hogar suyo, jamás regresaron a cosechar, lo que en su comunidad cosechaban como animales de traspatio, no ha sido posible.

Las denuncias no han procedido, el caso ha llegado a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, las víctimas de desplazamiento interno forzado siguen en espera de justicia y confianza en alcanzarla, pero no saben cómo ni cuándo, expone Agustín Pérez.

En su lucha por la justicia en algún momento fue detenido el dirigente del FNLS, Florentino Gómez Girón, pero fue liberado y sin haber reparado los daños, se han consumado diversos delitos y se espera el acceso pleno a la justicia y la razón que la ley les asiste, indica.

Tuxtla Gutiérrez.- El 30 de agosto se cumplen siete años de expulsión y exilio de 20 familias indígenas de la comunidad Chigtón municipio de Ixtapa, fueron obligadas a salir de sus viviendas por un grupo de personas encabezado por Florentino Gómez Girón, del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS).

Uno de los diferentes, Agustín Pérez Gómez, ha encabezado la lucha por la justicia, en el desplazamiento forzado han nacido siete menores, carecen de todo, desde la madrugada del 30 de agosto del 2012 no han vuelto a encontrar la paz y la justicia.

Siguen refugiados en residencial Montebello en el municipio de Chiapa de Corzo, se ha improvisado una escuela primaria pero no cumple con los estándares establecidos por la secretaría de Educación Pública, las mujeres no tienen acceso a la salud, los varones no han logrado conseguir empleo.

Muchos se han empleado en el comercio informal en la capital, otros son aseadores de calzado, algunos consiguen empleos limpiando terrenos, la gran mayoría nunca más volvieron a sus parcelas, en sus lugares de origen dejaron casas y 90 hectáreas de tierras, el grupo es de 90 personas.

El gobierno pasado les ofreció reubicación y pidió a los desplazados localizar el terreno, localizaron una porción del rancho “El Vergel” en el municipio de Villacorzo, con una extensión de 40 hectáreas, donde incluso se ilusionaron en conformar la colonia 4 de octubre, propuesta que se esfumó.

Cuando llegaron a Chiapas de Corzo el gobierno pagaba la renta de 16 casas con un valor mensual en conjunto de 16 mil pesos, les otorgaba despensas, lo que se ha suspendido, nunca más han tenido un hogar suyo, jamás regresaron a cosechar, lo que en su comunidad cosechaban como animales de traspatio, no ha sido posible.

Las denuncias no han procedido, el caso ha llegado a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, las víctimas de desplazamiento interno forzado siguen en espera de justicia y confianza en alcanzarla, pero no saben cómo ni cuándo, expone Agustín Pérez.

En su lucha por la justicia en algún momento fue detenido el dirigente del FNLS, Florentino Gómez Girón, pero fue liberado y sin haber reparado los daños, se han consumado diversos delitos y se espera el acceso pleno a la justicia y la razón que la ley les asiste, indica.

Local

No existe la igualdad de género en los pueblos indígenas: Rosa Moreno

Solo una simulación la participación en los procesos electivos

Sociedad

Regreso a nueva normalidad dificultará el cuidado de los niños: CNDH

La Comisión señaló que será necesario que empleadores otorguen facilidades o permisos para atender a sus hijos

Finanzas

Envío de remesas cae 2.6% en abril pero su valor aumenta

La pérdida de terreno que el peso ha sufrido frente al dólar implicó que el monto de los envíos de dinero en moneda nacional creciera 13 mil 656 millones de pesos

Mundo

Vaticano contra la corrupción; emite ley para transparentar contratos públicos

El objetivo de la nueva ley es el uso sostenible de los fondos internos, la transparencia en los procedimientos de adjudicación