/ sábado 8 de diciembre de 2018

AMLO llegó callado y Rutilio prometió rescatar a Chiapas

Escandón Candenas fungirá como gobernador de Chiapas en el periodo 2019-2024

Tuxtla Gutiérrez.- López Obrador llegó más callado que nunca al Congreso de Chiapas para acompañar a Rutilio Escandón Cadenas en su toma de protesta como gobernador de Chiapas para el periodo 2019-2024.

El ahora mandatario de esta entidad ha sido por muchos una sombra discreta de AMLO, sin figurar en la escena pública, pero ahora los papeles se invirtieron y Andrés Manuel estuvo todo el tiempo observando con sigilo al hombre al que le ha prometido que Chiapas saldrá del rezago en que ha quedado.


El presidente de México mantuvo a todos a la expectativa. En cualquier momento se esperaba despegara de su silla y tomara el micrófono en el estrado mayor de la tribuna legislativa, pero no lo hizo, sólo sonreía y remilgaba cuando su mirada y la de otro político se cruzaban.

Mientras tanto, Rutilio juraba lealtad al pueblo de Chiapas, consentía los proyectos en puerta del gobierno federal y se integraba para decirle en repetidas ocasiones a su compañero del lado “muchas gracias, presidente”.

Había que ajustar la agenda a la de López Obrador. Rutilio empezó con la promesa de bajar la deuda que el estado tiene, reducir todo a transparencia y honestidad, enjuiciar a los que se burlaran del pueblo y cortar de tajo relación alguna con los funcionarios inmiscuidos en corruptelas.

No solaparé a funcionarios corruptos, ni habrá tráfico de influencias en mi gobierno, todo será transparente porque este gobierno lo puso el pueblo y es para el pueblo”, exclama el recién nombrado gobernador, mientras la letanía de aplausos se suelta en la sala principal de un Congreso abarrotado en el que apenas se alcanza aire para respirar.

Y no podía faltar el platillo fuerte: el Tren Maya, el cual, dijo Escandón, se fomentará la armonía y el turismo en la entidad y todas aquellas por donde este proyecto pase.

Otra vez: “gracias, señor presidente, por voltear al sur, en poco tiempo ha venido a Chiapas infinidad de ocasiones para conocer de cerca las problemáticas de esta tierra en el sureste mexicano”.

Foto: Hugo Sánchez


Pero la ovación de los presentes, entre exgobernadores chiapanecos, senadores, presidentes municipales y demás políticos mexicanos, estaba amordazada y lista para soltarse cuando Obrador se puso de pie y dirigió seis palmadas en la espalda a Escandón.

Entonces la alianza se daba, el esperado abrazo entre los dos hombres que hace unos meses en campaña recorrían el estado y decían “ya basta del mal gobierno” también fue aplaudido.

A tropel rápido, gobernador y presidente se dirigieron haca la entrada principal donde los aguardaban indígenas de pueblos nativos de Chiapas. Todo fue rápido, Obrador no titubeó en enfilarse y saludar y Rutilio lo siguió. Los dos protagonistas de la escena política escuchaban las palabras de Emilio Ramírez, proveniente de la etnia Chol, quien le pedía a los dos mandatarios no olvidarse de las comunidades originarias de los usos y costumbres de México.

Foto: Alejandro Estrada


AMLO levantaba el cetro y el vaso de cristal de rompía, sonaba estrepitosamente cuando de la nada, de la calle surgió la multitud inconforme y reclamó atención al presidente.

Las rejas de la puerta principal comenzaron a chillar y los presentes, impávidos todos, veían como trepaban algunos manifestantes que dijeron ser maestros.

“¡Justicia, queremos justicia, queremos que este gobierno nos oiga, que nos paguen por nuestro trabajo!”.

“¡Solución, solución, no queremos represión!”, repicaban. “¡Juicio político al Güero Velasco, exigimos al presidente que nos paguen!”, gritaban los inconformes.

Andrés Manuel López Obrador llegó más callado que nunca. Levantó la mirada y presenció estoico cómo trepaban a la reja algunos maestros, volvió a sonreír y después esbozó hacia Rutilio Escandón un gesto de “vámonos”.

Así, salió por una de las puertas del Congreso chiapaneco y todo mundo se preguntaba dónde estaba el presidente.

Los ánimos se calmaron de a poco, y después del momento de tensión, del nombramiento de Rutilio y el bastón entregado a AMLO, sólo resopló el aire fresco de la capital chiapaneca que movía árboles y daba tregua a quienes habían estado en el intercambio de manotazos y palabras.


Tuxtla Gutiérrez.- López Obrador llegó más callado que nunca al Congreso de Chiapas para acompañar a Rutilio Escandón Cadenas en su toma de protesta como gobernador de Chiapas para el periodo 2019-2024.

El ahora mandatario de esta entidad ha sido por muchos una sombra discreta de AMLO, sin figurar en la escena pública, pero ahora los papeles se invirtieron y Andrés Manuel estuvo todo el tiempo observando con sigilo al hombre al que le ha prometido que Chiapas saldrá del rezago en que ha quedado.


El presidente de México mantuvo a todos a la expectativa. En cualquier momento se esperaba despegara de su silla y tomara el micrófono en el estrado mayor de la tribuna legislativa, pero no lo hizo, sólo sonreía y remilgaba cuando su mirada y la de otro político se cruzaban.

Mientras tanto, Rutilio juraba lealtad al pueblo de Chiapas, consentía los proyectos en puerta del gobierno federal y se integraba para decirle en repetidas ocasiones a su compañero del lado “muchas gracias, presidente”.

Había que ajustar la agenda a la de López Obrador. Rutilio empezó con la promesa de bajar la deuda que el estado tiene, reducir todo a transparencia y honestidad, enjuiciar a los que se burlaran del pueblo y cortar de tajo relación alguna con los funcionarios inmiscuidos en corruptelas.

No solaparé a funcionarios corruptos, ni habrá tráfico de influencias en mi gobierno, todo será transparente porque este gobierno lo puso el pueblo y es para el pueblo”, exclama el recién nombrado gobernador, mientras la letanía de aplausos se suelta en la sala principal de un Congreso abarrotado en el que apenas se alcanza aire para respirar.

Y no podía faltar el platillo fuerte: el Tren Maya, el cual, dijo Escandón, se fomentará la armonía y el turismo en la entidad y todas aquellas por donde este proyecto pase.

Otra vez: “gracias, señor presidente, por voltear al sur, en poco tiempo ha venido a Chiapas infinidad de ocasiones para conocer de cerca las problemáticas de esta tierra en el sureste mexicano”.

Foto: Hugo Sánchez


Pero la ovación de los presentes, entre exgobernadores chiapanecos, senadores, presidentes municipales y demás políticos mexicanos, estaba amordazada y lista para soltarse cuando Obrador se puso de pie y dirigió seis palmadas en la espalda a Escandón.

Entonces la alianza se daba, el esperado abrazo entre los dos hombres que hace unos meses en campaña recorrían el estado y decían “ya basta del mal gobierno” también fue aplaudido.

A tropel rápido, gobernador y presidente se dirigieron haca la entrada principal donde los aguardaban indígenas de pueblos nativos de Chiapas. Todo fue rápido, Obrador no titubeó en enfilarse y saludar y Rutilio lo siguió. Los dos protagonistas de la escena política escuchaban las palabras de Emilio Ramírez, proveniente de la etnia Chol, quien le pedía a los dos mandatarios no olvidarse de las comunidades originarias de los usos y costumbres de México.

Foto: Alejandro Estrada


AMLO levantaba el cetro y el vaso de cristal de rompía, sonaba estrepitosamente cuando de la nada, de la calle surgió la multitud inconforme y reclamó atención al presidente.

Las rejas de la puerta principal comenzaron a chillar y los presentes, impávidos todos, veían como trepaban algunos manifestantes que dijeron ser maestros.

“¡Justicia, queremos justicia, queremos que este gobierno nos oiga, que nos paguen por nuestro trabajo!”.

“¡Solución, solución, no queremos represión!”, repicaban. “¡Juicio político al Güero Velasco, exigimos al presidente que nos paguen!”, gritaban los inconformes.

Andrés Manuel López Obrador llegó más callado que nunca. Levantó la mirada y presenció estoico cómo trepaban a la reja algunos maestros, volvió a sonreír y después esbozó hacia Rutilio Escandón un gesto de “vámonos”.

Así, salió por una de las puertas del Congreso chiapaneco y todo mundo se preguntaba dónde estaba el presidente.

Los ánimos se calmaron de a poco, y después del momento de tensión, del nombramiento de Rutilio y el bastón entregado a AMLO, sólo resopló el aire fresco de la capital chiapaneca que movía árboles y daba tregua a quienes habían estado en el intercambio de manotazos y palabras.


Local

Turistas dejan $678 millones

453 mil 597 paseantes recorrieron el estado en la primera parte de las vacaciones de Semana Santa

Local

Valida IEPC triunfo de Alfredo Sántiz en Oxchuc

Entregan constancia de mayoría a autoridades electas; toman posesión hoy martes

Local

Chiapas suma esfuerzos para arraigar una nueva cultura de igualdad de género

Un verdadero Estado democrático no sólo se construye con la inclusión de la mujer, sino también de su capacidad, entrega y responsabilidad, dijo el mandatario estatal

Local

Insuficiente subsidio para viviendas

Infonavit valora brindar ayuda extra para comprar; construcción de casas para pobres cayó 148%

Policiaca

Sujetos asesinados no han sido identificados

Los tres cuerpos localizados por trabajadores del rancho La Trinidad, fueron trasladados al Servicio Médico Forense; se presume que fueron torturados antes de ser asesinados