/ domingo 28 de abril de 2019

Chiapas vive una situación de emergencia por incendios

Es fuera de lo normal lo que ha estado sucediendo en diversos municipios

La secretaria del Medio Ambiente e Historia Natural (SMAHN), María del Rosario Bonifaz Alfonzo, afirmó que la entidad vive una situación de emergencia, es fuera de lo normal, por los incendios forestales quehan generado una contaminación, disminuido la calidad del aire, suman 131 incendios con 5 mil 145 hectáreas afectadas.


Se ha generado una gran contaminación del aire, de la superficie afectada en Áreas Naturales Protegidas (ANP) es elevada, como en la Reserva de la Biosfera el Triunfo fueron 135 hectáreas, el llamado es respetar el decreto gubernamental que prohíbe el uso del fuego en las labores agrícolas, señaló.


Las causas son muy diversas, los incendios en tulares fueron provocados para cazar la tortuga de la especie conocida como

“casquito”, que se ha extraído del hábitat de manera indiscriminada, se encuentra en peligro de extinción, la gente no lo ha valorado, su

caparazón es chata y ancha como un casco. Bonifaz Alfonzo hizo un llamado a la población a hacer conciencia y dejar de consumir la tortuga, son muchas hectáreas siniestradas en tulares, las parcelas dedicadas al cultivo de maíz son muy pequeñas

como para incendiarlas por el sistema de tumba, roza y quema. Creo que a los productores les he hacho falta mayor iniciativa en las

labores culturales, en espacios muy pequeños para sus cultivos debieron incorporar esa materia orgánica al suelo en vez de prenderle

fuego, son costumbres que hay que erradicar, sustentó. Dijo que se está aplicando la ley de una forma más severa, ya hay dos

personas detenidas en la región Metropolitana por causar incendios, se trata de personas que quieren lotificar y causaron siniestro, hay

municipios que han sido muy recurrentes por las quemas como Villaflores, Villacorzo, Jiquipilas, La Concordia y Cintalapa.



El responsable de que un terreno se incendie es el propietario, ejidatario o posesionario, el problema es que nadie está tan dispuesto

a denunciar a su vecino, y ello complica los procesos de investigación sobre los orígenes de las conflagraciones.


La secretaria del Medio Ambiente e Historia Natural (SMAHN), María del Rosario Bonifaz Alfonzo, afirmó que la entidad vive una situación de emergencia, es fuera de lo normal, por los incendios forestales quehan generado una contaminación, disminuido la calidad del aire, suman 131 incendios con 5 mil 145 hectáreas afectadas.


Se ha generado una gran contaminación del aire, de la superficie afectada en Áreas Naturales Protegidas (ANP) es elevada, como en la Reserva de la Biosfera el Triunfo fueron 135 hectáreas, el llamado es respetar el decreto gubernamental que prohíbe el uso del fuego en las labores agrícolas, señaló.


Las causas son muy diversas, los incendios en tulares fueron provocados para cazar la tortuga de la especie conocida como

“casquito”, que se ha extraído del hábitat de manera indiscriminada, se encuentra en peligro de extinción, la gente no lo ha valorado, su

caparazón es chata y ancha como un casco. Bonifaz Alfonzo hizo un llamado a la población a hacer conciencia y dejar de consumir la tortuga, son muchas hectáreas siniestradas en tulares, las parcelas dedicadas al cultivo de maíz son muy pequeñas

como para incendiarlas por el sistema de tumba, roza y quema. Creo que a los productores les he hacho falta mayor iniciativa en las

labores culturales, en espacios muy pequeños para sus cultivos debieron incorporar esa materia orgánica al suelo en vez de prenderle

fuego, son costumbres que hay que erradicar, sustentó. Dijo que se está aplicando la ley de una forma más severa, ya hay dos

personas detenidas en la región Metropolitana por causar incendios, se trata de personas que quieren lotificar y causaron siniestro, hay

municipios que han sido muy recurrentes por las quemas como Villaflores, Villacorzo, Jiquipilas, La Concordia y Cintalapa.



El responsable de que un terreno se incendie es el propietario, ejidatario o posesionario, el problema es que nadie está tan dispuesto

a denunciar a su vecino, y ello complica los procesos de investigación sobre los orígenes de las conflagraciones.