/ domingo 10 de febrero de 2019

Continúa fuga de agua en libramiento norte, autoridades omiten la denuncia

Tuxtla Gutiérrez.- Hace aproximadamente dos meses, está casa editorial informó de las consecuencias que ha generado una fuga de agua potable ubicada frente al fraccionamiento Jardín de las flores sobre el carril de baja del libramiento norte, la cual ha provocado estancamiento de agua por los baches que se formaron debido a esta misma fuga.

Los transportistas aseguran que es imposible transitar libremente ya que los baches a parte de dañar la vialidad, dañan a las unidades de servicio público, además que al ser una zona escolar, el tráfico se complica en este punto, por ello hicieron el llamado nuevamente a las autoridades competentes para poner fin a esta fuga y al mismo tiempo reparar la cinta asfáltica.

“Nuestros amortiguadores y llantas se dañan cada vez que pasamos, esto es un gasto extra de hasta mil 200 pesos para repararlos, algunas veces nosotros lo pagamos, otras más los patrones pero enojados, por eso queremos que lo arreglen ya”.



Es de recordar que la mayoría de las calles de Tuxtla Gutiérrez padecen de este problema, en donde los baches muchas veces se originan por las fugas de agua potable o aguas negra, sin que nadie se haga responsable, al igual que el material con la que se bachean las calles pone un duda la calidad de éstas.

Tuxtla Gutiérrez.- Hace aproximadamente dos meses, está casa editorial informó de las consecuencias que ha generado una fuga de agua potable ubicada frente al fraccionamiento Jardín de las flores sobre el carril de baja del libramiento norte, la cual ha provocado estancamiento de agua por los baches que se formaron debido a esta misma fuga.

Los transportistas aseguran que es imposible transitar libremente ya que los baches a parte de dañar la vialidad, dañan a las unidades de servicio público, además que al ser una zona escolar, el tráfico se complica en este punto, por ello hicieron el llamado nuevamente a las autoridades competentes para poner fin a esta fuga y al mismo tiempo reparar la cinta asfáltica.

“Nuestros amortiguadores y llantas se dañan cada vez que pasamos, esto es un gasto extra de hasta mil 200 pesos para repararlos, algunas veces nosotros lo pagamos, otras más los patrones pero enojados, por eso queremos que lo arreglen ya”.



Es de recordar que la mayoría de las calles de Tuxtla Gutiérrez padecen de este problema, en donde los baches muchas veces se originan por las fugas de agua potable o aguas negra, sin que nadie se haga responsable, al igual que el material con la que se bachean las calles pone un duda la calidad de éstas.