/ miércoles 13 de febrero de 2019

El cobro en la caseta de Tziscao sí es legal

Es de la comunidad, para que obtenga ingresos, pues está dentro del polígono; la Conanp, tiene la facultad de cobro de derechos por el uso, goce y disfrute del área natural protegida

Ejidatarios de la comunicada Tziscao, ubicada dentro del polígono del Parque Nacional Lagunas de Montebello, que cuenta con seis mil 22 hectáreas de extensión, precisaron que el derecho de la instalación de seguridad y cobro se hizo a través de un convenio con el gobierno federal, desde 1959.

Esto en referencia que algunos grupos de comunidades han difundido sobre su inconformidad por el doble cobro, “una caseta es para que la comunidad obtenga ingresos, pues quedamos dentro del polígono y la otra pertenece a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), quien tiene la facultad de cobro de derechos por el uso, goce y disfrute del área natural protegida”, precisó.

Fidel Humberto López Hernández, integrante de la Comisión de Diálogo y Negociación del ejido Tziscao. explico que, “los inconformes son invasores, frente a cinco lagos han construido cabañas, han cambiado el uso de suelo y fraccionando el terreno, están vendiendo con personas de fuera, y esas son las que impulsan el movimiento para que quiten las casetas”.

Detalló que ellos están a favor del diálogo y la paz social, que haya un proceso legal y que se determine, por medio de la instancia correspondiente los derechos de cada grupo, “nosotros hemos estado abonando a la paz social, al diálogo como mejor postura y hemos hecho convenios con las comunidades aledañas”.



Citó como ejemplo a la comunidad de San Nicolás, “ellos tienen 28 prestadores en nuestro territorio, lancheros, puestos de alimentos, además del tránsito libre para ellos, por eso les hacemos el llamado para que se sumen a la propuesta que tienen en sus manos y trabajar como lo han venido haciendo las demás comunidades”.

Ejidatarios de la comunicada Tziscao, ubicada dentro del polígono del Parque Nacional Lagunas de Montebello, que cuenta con seis mil 22 hectáreas de extensión, precisaron que el derecho de la instalación de seguridad y cobro se hizo a través de un convenio con el gobierno federal, desde 1959.

Esto en referencia que algunos grupos de comunidades han difundido sobre su inconformidad por el doble cobro, “una caseta es para que la comunidad obtenga ingresos, pues quedamos dentro del polígono y la otra pertenece a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), quien tiene la facultad de cobro de derechos por el uso, goce y disfrute del área natural protegida”, precisó.

Fidel Humberto López Hernández, integrante de la Comisión de Diálogo y Negociación del ejido Tziscao. explico que, “los inconformes son invasores, frente a cinco lagos han construido cabañas, han cambiado el uso de suelo y fraccionando el terreno, están vendiendo con personas de fuera, y esas son las que impulsan el movimiento para que quiten las casetas”.

Detalló que ellos están a favor del diálogo y la paz social, que haya un proceso legal y que se determine, por medio de la instancia correspondiente los derechos de cada grupo, “nosotros hemos estado abonando a la paz social, al diálogo como mejor postura y hemos hecho convenios con las comunidades aledañas”.



Citó como ejemplo a la comunidad de San Nicolás, “ellos tienen 28 prestadores en nuestro territorio, lancheros, puestos de alimentos, además del tránsito libre para ellos, por eso les hacemos el llamado para que se sumen a la propuesta que tienen en sus manos y trabajar como lo han venido haciendo las demás comunidades”.