/ domingo 14 de abril de 2019

En pleno centro fuga de agua potable

Desde hace más de tres meses, una fuga de agua potable sobre la 7ª Sur entre 3ª y 4ª Poniente, en pleno centro de la capital chiapaneca, se incluyó a la lista de calles con este tipo de casos, no es de extrañarse.

Los comerciantes de esa zona refieren que no han denunciado de nuevo ante el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (SMAPA) ya que en otras ocasiones los han ignorado, y se escudan en decir que la instancia carece de recursos para solucionarlo.



Si bien esta fuga no es tan intensa comparada con otras que no han sido atendidas, sí es preocupante, ya que los usuarios de esta zona aseguran que el pago por el servicio incrementó desde que la fuga inició, por ello se impacientan con el SMAPA, quieren que arregle de manera inmediata.

Las fugas de agua potable disminuyen la disponibilidad del líquido de forma continua, lo que produce situaciones de escasez o tandeos en la mayoría de las colonias, además de que el desperdicio del agua se puede interpretar en una pérdida de hasta del 20 por ciento del líquido que se distribuye en la ciudad.




Otra de las situaciones que complican el arreglo de las tuberías rotas, es que muchas se encuentran por debajo de las cintas asfálticas, puesto que deberán romper la calle, arreglar la fuga, pero volver a sellar el pavimento ya no es competencia de ellos.

Desde hace más de tres meses, una fuga de agua potable sobre la 7ª Sur entre 3ª y 4ª Poniente, en pleno centro de la capital chiapaneca, se incluyó a la lista de calles con este tipo de casos, no es de extrañarse.

Los comerciantes de esa zona refieren que no han denunciado de nuevo ante el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (SMAPA) ya que en otras ocasiones los han ignorado, y se escudan en decir que la instancia carece de recursos para solucionarlo.



Si bien esta fuga no es tan intensa comparada con otras que no han sido atendidas, sí es preocupante, ya que los usuarios de esta zona aseguran que el pago por el servicio incrementó desde que la fuga inició, por ello se impacientan con el SMAPA, quieren que arregle de manera inmediata.

Las fugas de agua potable disminuyen la disponibilidad del líquido de forma continua, lo que produce situaciones de escasez o tandeos en la mayoría de las colonias, además de que el desperdicio del agua se puede interpretar en una pérdida de hasta del 20 por ciento del líquido que se distribuye en la ciudad.




Otra de las situaciones que complican el arreglo de las tuberías rotas, es que muchas se encuentran por debajo de las cintas asfálticas, puesto que deberán romper la calle, arreglar la fuga, pero volver a sellar el pavimento ya no es competencia de ellos.