/ viernes 17 de enero de 2020

Implementan acciones de prevención de incendios

El propósito de las brechas contra incendios es proteger el recurso natural


Tras haber sido liberado de invasiones el Parque Nacional Cañón del Sumidero, un polígono federal de 21 mil 789 hectáreas en los municipios de Tuxtla Gutiérrez, Osumacinta, Chiapa de Corzo, San Fernando y Tuxtla Gutiérrez, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) inició acciones para la prevención de incendios y proteger la fauna exótica de la región.

La dirección regional Frontera Sur, Istmo y Pacifico Sur, a cargo de Adrián Méndez Barrera, con el acompañamiento de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), secretaría del Medio Ambiente e Historia Natural (SMAHN) y Pronatura, realizaron brechas de ensanche para disminuir riesgos de incendios, y proteger el ecosistema local.


Lee también: Evitan el uso del fuego en las laboras agrícolas en Chiapas


Los trabajos e iniciaron en el predio Loma Larga, como parte de los acuerdos de las instituciones de los tres niveles de gobierno para la prevención física del predio, que a finales del año pasado quedó libre de invasiones, luego de que 47 hectáreas habían sido urbanizadas de manera irregular.

El sitio que administra la CONANP compuesto por una selva media, baja, encinares y pastizales, es refugio para una diversidad de especies de fauna, como el mono araña, el oso hormiguero, el hocofaisán, cocodrilo, caimán, gares, jaguares, halcones, pato, garza, pelícanos, entre otros.



El propósito de las brechas contra incendios es proteger el recurso natural, ahí donde el camino fue sinuoso para las desocupaciones de los asentamientos humanos que alcanzaron a construir viviendas y degradar gran parte del ecosistema.

La convocatoria a la ciudadanía es colaborar en la protección de los recursos naturales, el compromiso gubernamental es no permitir nunca más las invasiones, y acelerar los procesos de restauración, con especial atención aquellos sitios que estuvieron habitados por más de una década.

/TG


Tras haber sido liberado de invasiones el Parque Nacional Cañón del Sumidero, un polígono federal de 21 mil 789 hectáreas en los municipios de Tuxtla Gutiérrez, Osumacinta, Chiapa de Corzo, San Fernando y Tuxtla Gutiérrez, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) inició acciones para la prevención de incendios y proteger la fauna exótica de la región.

La dirección regional Frontera Sur, Istmo y Pacifico Sur, a cargo de Adrián Méndez Barrera, con el acompañamiento de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), secretaría del Medio Ambiente e Historia Natural (SMAHN) y Pronatura, realizaron brechas de ensanche para disminuir riesgos de incendios, y proteger el ecosistema local.


Lee también: Evitan el uso del fuego en las laboras agrícolas en Chiapas


Los trabajos e iniciaron en el predio Loma Larga, como parte de los acuerdos de las instituciones de los tres niveles de gobierno para la prevención física del predio, que a finales del año pasado quedó libre de invasiones, luego de que 47 hectáreas habían sido urbanizadas de manera irregular.

El sitio que administra la CONANP compuesto por una selva media, baja, encinares y pastizales, es refugio para una diversidad de especies de fauna, como el mono araña, el oso hormiguero, el hocofaisán, cocodrilo, caimán, gares, jaguares, halcones, pato, garza, pelícanos, entre otros.



El propósito de las brechas contra incendios es proteger el recurso natural, ahí donde el camino fue sinuoso para las desocupaciones de los asentamientos humanos que alcanzaron a construir viviendas y degradar gran parte del ecosistema.

La convocatoria a la ciudadanía es colaborar en la protección de los recursos naturales, el compromiso gubernamental es no permitir nunca más las invasiones, y acelerar los procesos de restauración, con especial atención aquellos sitios que estuvieron habitados por más de una década.

/TG