/ viernes 24 de mayo de 2019

Muerte sobre ruedas

A pesar de la emisión de contaminantes de los vehículos, en Chiapas nada se hace para reducir este “enemigo silencioso”

Pese a su gravedad, hablar de contaminación parece no impactar en el pensamiento colectivo, tanto así que, en las ciudades de Chiapas, principalmente en la capital, se ha vuelto común ver el derribo de árboles, pésimos servicios de recolección de basura, falta de cultura en la separación de residuos sólidos, así como una gran cantidad de factores que dañan directamente al ecosistema.

Pero hay un fenómeno que crece a todas luces y que se ha vuelto un enemigo silencioso que, si bien es cierto, su efecto aún no es tan nocivo para la salud del ser humano y del entorno, llegará el momento que se convertirá en un arma mortal, ello es el crecimiento del parque vehicular y sus irregularidades.

De acuerdo con la Agenda Estratégica “Tuxtla 2030”, en el 2011 en la capital chiapaneca ya circulaban 161 mil 802 vehículos, entre públicos y privados, lo que representaba el 65 por ciento del universo de automotores de Chiapas.

Es normal, al conocer las cifras, que lo primero en que se piense sean las complicaciones más comunes como: el excesivo tráfico vehicular, el calor que generan los motores y accidentes; pero hay un riesgo mayor que con el tiempo, será un verdadero problema: el dióxido de carbono que emiten los motores de combustión interna.


Algunos cambian su sistema de escape por una “bala”.


Sin embargo, el agua y el dióxido de carbono no son los únicos compuestos químicos que origina la combustión. Debido a las fluctuaciones en la relación combustible/aire, se crean otros contaminantes extremadamente perjudiciales, tales como: monóxido de carbono, óxido de nitrógeno e hidrocarburos.

Es por ello que, los carros nuevos cuentan con un dispositivo en el sistema de escape que se llama convertidor catalítico que, como su nombre lo indica, cataliza las reacciones químicas del mismo y proporciona una superficie que inhibe la reacción, convirtiendo los contaminantes peligrosos en químicos menos nocivos.


EN CHIAPAS ESO NO IMPORTA

En ciudades más grandes, como es el caso de la Ciudad de México, es obligatorio que los automóviles cuenten con esta pieza, por lo que el sistema de verificación vehicular es una herramienta eficiente para garantizar dicha medida; pero tal parece que en Tuxtla este tipo de acciones no importan.

Cabe recordar que, apenas en 2017, la Secretaría de Medio Ambiente y Movilidad Urbana del Ayuntamiento, descartó establecer un programa de verificación vehicular, lo que significa que existen miles de coches que diariamente emiten contaminantes.



CUANTO VIVE UN CONVERTIDOR

Roberto Hernández, mecánico especialista en sistemas de escape en esta ciudad, expuso que la durabilidad de un convertidor catalítico es de cinco años o 100 mil kilómetros; pero, en la entidad no existe la cultura de cambiarlo, sino de sustituir la pieza por otras inadecuadas, como una “bala” –que es un tubo que al interior cuenta con una especie de filtro- o bien un tubo común y corriente.

Además, indicó que existe otro problema, las personas que se dedican a la compra de estos artículos y sacar provecho al panel de cerámica que es impregnado con un recubrimiento de metales preciosos: paladio, rodio y platino.

Emmanuel Díaz Nigenda, profesor e investigador de tiempo completo de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, dijo que actualmente no existe un estudio del impacto que genere la emisión de contaminantes por parte de los automóviles.

“Como parte de la actualización del inventario de emisiones de gases de efecto invernadero que realizamos hace un par de años, nos llamó la atención que las estadísticas nos indicaban que la flota vehicular en el estado, del 2015 al 2010 se había duplicado, entonces, considerando que la flota vehicular tiene esa tendencia, creo que valdría la pena tomar medidas preventivas para que las emisiones vehiculares no representen un problema”.


Actualmente no se ha detectado que se dispare por este tipo de emisiones, a diferencia del humo que provocan los incendios forestales en estas temporadas; sin embargo, no descartan que se trate de un tema peligroso que debe ser analizado por las autoridades, la academia y sociedad

CONTAMINACIÓN

Pese a su gravedad, hablar de contaminación parece no impactar en el pensamiento colectivo, tanto así que, en las ciudades de Chiapas, principalmente en la capital, se ha vuelto común ver el derribo de árboles, pésimos servicios de recolección de basura, falta de cultura en la separación de residuos sólidos, así como una gran cantidad de factores que dañan directamente al ecosistema.

Pero hay un fenómeno que crece a todas luces y que se ha vuelto un enemigo silencioso que, si bien es cierto, su efecto aún no es tan nocivo para la salud del ser humano y del entorno, llegará el momento que se convertirá en un arma mortal, ello es el crecimiento del parque vehicular y sus irregularidades.

De acuerdo con la Agenda Estratégica “Tuxtla 2030”, en el 2011 en la capital chiapaneca ya circulaban 161 mil 802 vehículos, entre públicos y privados, lo que representaba el 65 por ciento del universo de automotores de Chiapas.

Es normal, al conocer las cifras, que lo primero en que se piense sean las complicaciones más comunes como: el excesivo tráfico vehicular, el calor que generan los motores y accidentes; pero hay un riesgo mayor que con el tiempo, será un verdadero problema: el dióxido de carbono que emiten los motores de combustión interna.


Algunos cambian su sistema de escape por una “bala”.


Sin embargo, el agua y el dióxido de carbono no son los únicos compuestos químicos que origina la combustión. Debido a las fluctuaciones en la relación combustible/aire, se crean otros contaminantes extremadamente perjudiciales, tales como: monóxido de carbono, óxido de nitrógeno e hidrocarburos.

Es por ello que, los carros nuevos cuentan con un dispositivo en el sistema de escape que se llama convertidor catalítico que, como su nombre lo indica, cataliza las reacciones químicas del mismo y proporciona una superficie que inhibe la reacción, convirtiendo los contaminantes peligrosos en químicos menos nocivos.


EN CHIAPAS ESO NO IMPORTA

En ciudades más grandes, como es el caso de la Ciudad de México, es obligatorio que los automóviles cuenten con esta pieza, por lo que el sistema de verificación vehicular es una herramienta eficiente para garantizar dicha medida; pero tal parece que en Tuxtla este tipo de acciones no importan.

Cabe recordar que, apenas en 2017, la Secretaría de Medio Ambiente y Movilidad Urbana del Ayuntamiento, descartó establecer un programa de verificación vehicular, lo que significa que existen miles de coches que diariamente emiten contaminantes.



CUANTO VIVE UN CONVERTIDOR

Roberto Hernández, mecánico especialista en sistemas de escape en esta ciudad, expuso que la durabilidad de un convertidor catalítico es de cinco años o 100 mil kilómetros; pero, en la entidad no existe la cultura de cambiarlo, sino de sustituir la pieza por otras inadecuadas, como una “bala” –que es un tubo que al interior cuenta con una especie de filtro- o bien un tubo común y corriente.

Además, indicó que existe otro problema, las personas que se dedican a la compra de estos artículos y sacar provecho al panel de cerámica que es impregnado con un recubrimiento de metales preciosos: paladio, rodio y platino.

Emmanuel Díaz Nigenda, profesor e investigador de tiempo completo de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, dijo que actualmente no existe un estudio del impacto que genere la emisión de contaminantes por parte de los automóviles.

“Como parte de la actualización del inventario de emisiones de gases de efecto invernadero que realizamos hace un par de años, nos llamó la atención que las estadísticas nos indicaban que la flota vehicular en el estado, del 2015 al 2010 se había duplicado, entonces, considerando que la flota vehicular tiene esa tendencia, creo que valdría la pena tomar medidas preventivas para que las emisiones vehiculares no representen un problema”.


Actualmente no se ha detectado que se dispare por este tipo de emisiones, a diferencia del humo que provocan los incendios forestales en estas temporadas; sin embargo, no descartan que se trate de un tema peligroso que debe ser analizado por las autoridades, la academia y sociedad

CONTAMINACIÓN

Local

Mantendrán tarifas del transporte público

Condiciones económicas frenan ajuste; tarifazo antes de otorgar subsidios: SMT

Policiaca

[VIDEO] Atracan otro Oxxo en Tuxtla Gutiérrez

Se llevaron dinero en efectivo y mercancía

Local

Falta de procuración de justicia impide esclarecer crímenes contra periodistas: CNDH

Acallar la libertad de expresión ha llegado lamentablemente a la perdida de vida de alguien: CEDH

Local

Cambiar forma de efectuar simulacros

Unos cuantos pasos puede mantenernos a salvo durante un sismo; hoy es el macrosimulacro

Local

Presidentes obligados a cumplir: REB

Ningún ayuntamiento estará al margen de la rendición de cuentas, afirma la diputada Rosa Elizabeth Bonilla Hidalgo

Local

Avanzan acuerdos con el magisterio de Chiapas; construirán agenda para solucionar problemáticas

En seguimiento al encuentro sostenido con el presidente AMLO, expresaron su voluntad de caminar junto al magisterio por el bienestar de los niños y jóvenes

Local

Mantendrán tarifas del transporte público

Condiciones económicas frenan ajuste; tarifazo antes de otorgar subsidios, adelanta SMT

Deportes

Hace 19 años Soraya Jiménez pasó a la historia por ganar oro en halterofilia

Jiménez fue la primera mujer mexicana en ganar una medalla de oro olímpica en ese deporte

Local

Se ha distribuido un 75% de libros en Chiapas

Son nueve millones 17 mil 61 libros de texto gratuito los que serán repartidos en la entidad, señaló la Secretaría de Educación