/ jueves 3 de enero de 2019

Atlas de Riesgos indispensables para empresas en palenque

Toda la información que depende de los programas internos de Protección Civil deberá presentase en la próxima reunión del consejo

Palenque.- Es indispensable la creación de un Atlas de Riesgo para saber cómo actuar en caso de un accidente en los establecimientos que manejan productos químicos, flamables o volátiles almacenan, y el manejo dentro y fuera de sus instalaciones.

Así se acordó durante la 11ª sesión extraordinaria del Consejo de Protección Civil en la región XIII Maya, donde se convocó a empresas e instituciones que deberán cumplir con la actualización, y en su caso creación de su Atlas de Riesgos.

En Palenque se tiene conocimiento de que muchas empresas, tlapalerías y almacenes que se dedican a la venta y almacenamiento de pinturas y solventes; una subestación de energía eléctrica; dos plantas de almacenamiento de gas LP y una decena de unidades que recorren la ciudad y sus colonias; así como existen 4 gasolineras en funcionamiento y una en construcción; dos de ellas dentro de la zona conurbada y la más peligrosa a escasos 50 metros del Hospital General de Palenque.

“La presencia y participación de los funcionarios y representantes de cada una de los establecimientos que representan un serio peligro para la población, en caso de presentarse fugas o explosiones; de las corporaciones de seguridad pública y protección ciudadana, rescate y ayuda prehospitalaria; así como de combate de incendios, es vital para que cualquier tipo de incidentes puedan ser atendidos en la brevedad posible”, manifestó José Isabel Feria Pérez, delegado de Protección Civil en la región XIII Maya.



Puntualizó que esta reunión fue de carácter informativo para que el próximo 22 de enero cada una de las empresas pueda presentar un panorama amplio de lo que almacenan y el manejo que se le da durante el trayecto y dentro de las áreas habitadas.

Dejó en claro que “en materia de prevención no se puede descansar. Las emergencias no tienen fecha y tienen que estar preparados. Sobre todo, una vez localizados los -considerados- “focos principales de vulnerabilidad”, su distancia de los núcleos habitados y las bases de los centros de emergencia. Todo ello deberá estar incluido dentro de la ruta de atención a riesgos para llegar a las zonas de siniestros”.

Palenque.- Es indispensable la creación de un Atlas de Riesgo para saber cómo actuar en caso de un accidente en los establecimientos que manejan productos químicos, flamables o volátiles almacenan, y el manejo dentro y fuera de sus instalaciones.

Así se acordó durante la 11ª sesión extraordinaria del Consejo de Protección Civil en la región XIII Maya, donde se convocó a empresas e instituciones que deberán cumplir con la actualización, y en su caso creación de su Atlas de Riesgos.

En Palenque se tiene conocimiento de que muchas empresas, tlapalerías y almacenes que se dedican a la venta y almacenamiento de pinturas y solventes; una subestación de energía eléctrica; dos plantas de almacenamiento de gas LP y una decena de unidades que recorren la ciudad y sus colonias; así como existen 4 gasolineras en funcionamiento y una en construcción; dos de ellas dentro de la zona conurbada y la más peligrosa a escasos 50 metros del Hospital General de Palenque.

“La presencia y participación de los funcionarios y representantes de cada una de los establecimientos que representan un serio peligro para la población, en caso de presentarse fugas o explosiones; de las corporaciones de seguridad pública y protección ciudadana, rescate y ayuda prehospitalaria; así como de combate de incendios, es vital para que cualquier tipo de incidentes puedan ser atendidos en la brevedad posible”, manifestó José Isabel Feria Pérez, delegado de Protección Civil en la región XIII Maya.



Puntualizó que esta reunión fue de carácter informativo para que el próximo 22 de enero cada una de las empresas pueda presentar un panorama amplio de lo que almacenan y el manejo que se le da durante el trayecto y dentro de las áreas habitadas.

Dejó en claro que “en materia de prevención no se puede descansar. Las emergencias no tienen fecha y tienen que estar preparados. Sobre todo, una vez localizados los -considerados- “focos principales de vulnerabilidad”, su distancia de los núcleos habitados y las bases de los centros de emergencia. Todo ello deberá estar incluido dentro de la ruta de atención a riesgos para llegar a las zonas de siniestros”.