/ miércoles 8 de mayo de 2019

Festejan a cura por 50 años de vocación

Oriundo de Zacatecas, el párroco sabe que es un adoptado del pueblo pero se siente de corazón coiteco

Ocozocoautla.- Hace 48 años, el 8 de mayo de 1971, Rodrigo Luna Luna llegó a tierras coitecas para comenzar su carrera como sacerdote y desde entonces logró adentrarse en el corazón de las familias coitecas para quedarse por muchos años.

Sin embargo su destino ya había puesto en la mira a este municipio, pues como estudiante aún llegó en el año de 1968 a realizar algunas actividades de formación en Chiapas, acudiendo a Berriozábal y a Ocozocoautla.

En su llegada a la parroquia de San Juan Bautista ya como sacerdote se encontró con su compañero y amigo de muchos años, con el párroco Roberto Díaz, con quien formó una amistad entrañable hasta los últimos días de su vida, mismo a quien recuerda con gran cariño, pues le aprendió mucho de lo que hoy sabe.



El pueblo coiteco ha festejado cada año al padre Rodrigo Luna, quien es un personaje distinguido del pueblo coiteco, y es que en menos de un mes se le celebra tres ocasiones, el 25 de abril por su cumpleaños, el 30 del mismo mes conmemora la celebración de su bautismo y el 8 de mayo su inicio en el sacerdocio.

Ocozocoautla.- Hace 48 años, el 8 de mayo de 1971, Rodrigo Luna Luna llegó a tierras coitecas para comenzar su carrera como sacerdote y desde entonces logró adentrarse en el corazón de las familias coitecas para quedarse por muchos años.

Sin embargo su destino ya había puesto en la mira a este municipio, pues como estudiante aún llegó en el año de 1968 a realizar algunas actividades de formación en Chiapas, acudiendo a Berriozábal y a Ocozocoautla.

En su llegada a la parroquia de San Juan Bautista ya como sacerdote se encontró con su compañero y amigo de muchos años, con el párroco Roberto Díaz, con quien formó una amistad entrañable hasta los últimos días de su vida, mismo a quien recuerda con gran cariño, pues le aprendió mucho de lo que hoy sabe.



El pueblo coiteco ha festejado cada año al padre Rodrigo Luna, quien es un personaje distinguido del pueblo coiteco, y es que en menos de un mes se le celebra tres ocasiones, el 25 de abril por su cumpleaños, el 30 del mismo mes conmemora la celebración de su bautismo y el 8 de mayo su inicio en el sacerdocio.

Local

Reabren a la navegación turística el río Grijalva en Chiapa de Corzo

Se toma la lancha en el embarcadero de Chiapa de Corzo, durante el recorrido en el río se pueden disfrutar diversos atractivos asi como avistar cocodrilos en las orillas del rio Grijalva