/ viernes 22 de febrero de 2019

Niñas, víctimas de violencia sexual

Fenómeno va a al alza en Chiapas; destacan Tuxtla Gutiérrez, Tapachula, Palenque, Chiapa de Corzo y Villaflores

Fue durante la tarde de un martes cuando una joven de 14 años se encontraba en las inmediaciones del Parque Deportivo en la colonia Patria Nueva. Eran alrededor de las 13:20 horas del 16 de octubre del 2018, cuando Viridiana "N" fue localizada con crisis nerviosa y en un profundo llanto.

Algunas lesiones en la entrepierna y moretones en ambos brazos, provocó que fuera socorrida por una unidad de emergencias.

Los uniformados señalaron que la menor había sido sometida por tres sujetos y obligada a tener relaciones sexuales; forcejeó desesperadamente contra sus agresores, pero no pudo liberarse de ellos.

Algunos curiosos argumentaron que la menor “se lo buscó” pues la vieron consumiendo bebidas embriagantes; sin embargo, esta versión no pudo ser confirmada en su momento por las autoridades policiacas.

La violencia sexual en Chiapas va al alza y es necesario precisar que existen municipios en donde esta cifra se dispara de manera preocupante.

De acuerdo con información del Observatorio Ciudadano Chiapas (OCCH), los lugares en donde se registran mayores incidencias de ese delito son Tuxtla Gutiérrez, Tapachula, Palenque, Chiapa de Corzo y Villaflores.


EMBARAZOS NO DESEADOS

Además del daño físico y sicológico, la violencia sexual deriva en muchos casos un embarazo no deseado, que representa otro problema particular.

De acuerdo con información obtenida por "IPAS México", una organización mundial sin fines de lucro, que además trabaja para incrementar la capacidad de las mujeres para ejercer sus derechos sexuales y reproductivos, especialmente el derecho al aborto, señala que –a nivel nacional– en el Estado de México, Jalisco y Chiapas los índices del problema se disparan a causa de la violencia sexual.

Solamente en la primera entidad, 763 niñas de entre 10 y 14 años de edad quedaron embarazadas en el 2018; los responsables de la violencia sexual fueron hombres de entre 18 y 24 años en más del 40 por ciento de las ocasiones. En Jalisco y Chiapas se registraron 793 y 781 casos, respectivamente.

La coacción sexual y las prácticas nocivas como las uniones o el matrimonio infantil, son otro de los factores determinantes, ya que 9 de cada 10 embarazos adolescentes ocurren en niñas casadas.



En entrevista, Zedxi Velázquez Fiallo, representante de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos de Chiapas(Ddeser) comentó que "existen casos de índices altos en embarazos adolescentes, principalmente en violencia sexual naturalizada, principalmente entre los 10 y 19 años de edad, mientras que la violencia sexual es arriba de los 15".

En este sentido, Zedxi narró que, la violencia sexual encamina a un aborto no deseado y que además hay también otros factores que afectan a la parte agraviada, en este caso enfermedades venéreas y conflictos sicológicos.

"De acuerdo con información recabada, los municipios de alto riesgo en estas situaciones son, Tuxtla Gutiérrez, Suchiapa, Chiapa de Corzo y toda la zona fronteriza.

En el caso de la zona Altos de Chiapas, también se han registrado casos pero aún no cuantificables, pues en ese punto está la normatividad de los "usos y costumbres" y eso complica la situación, ya que se han dado matrimonios y abusos con el consentimiento de la propia familia, es decir, el aval y la legitimización de la comunidad, por lo que basta que vivan en matrimonio para que se den todas estas cuestiones y hasta grados de violencia física".

Sobre el tema antes señalado, Zedxi mencionó que los embarazos a temprana edad son un peligro de muerte, pues el organismo de una pequeña apenas se está formando y puede haber diversas complicaciones.

Por lo anterior, en esta zona del estado la situación genera incertidumbre y un difícil estudio estadístico sobre ese grave fenómeno.



DESCONFIANZA HACIA LA JUSTICIA

Otro de los problemas que aqueja –señaló– es la falta de confianza hacia las instituciones y derivado de esto, el desconocimiento de los derechos de la mujer.

"También hay temores de denunciar sobre una agresión sexual por desconfianza al sistema de justicia, por temor de que se trate de un familiar cercano y crezca el conflicto", dijo.

Es necesario subrayar que la violencia sexual se divide en tres categorías: el acoso, el hostigamiento y la violencia sexual, cuando hay una invasión de manera física.

También existe la violencia obstétrica, que es la que se avoca a cualquier conducta, por acción u omisión, realizada por personal de la salud que afecte el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, como el trato deshumanizado, la medicalización injustificada y la patologización de procesos que son naturales.

La violencia con los derechos reproductivos, que son un obstáculo para su desarrollo individual, violan sus derechos y limitan sus libertades, a la vez que impiden el pleno desarrollo de sus capacidades y autonomía, y limitan su participación pública, económica, social y política.

Y, por último, la violencia moral que es el denigrar a la persona por su género y también a difamarla en todos los sentidos.

"En el país existe la Norma Oficial Mexicana número 046-SSA2-2005, que señala los temas sobre la violencia familiar, sexual y contra las mujeres.

Además, de este contexto se establece el derecho a la protección a la salud y la plena igualdad jurídica de los hombres y las mujeres. No obstante, subsisten aún profundas inequidades entre ellos, que propician situaciones de maltrato y violencia hacia los grupos en condición de vulnerabilidad en función del género, la edad, la condición física o mental, la orientación sexual u otros factores, que se manifiestan cotidianamente.

Dentro de la norma se encuentra el derecho a un aborto médico y atención médica de violencia familiar o sexual, comentó la especialista.

En tanto, la Norma Oficial Mexicana número 047, tiene por objeto establecer los criterios que deben seguirse para brindar la atención integral a la salud, la prevención y el control de las enfermedades prevalentes en las personas del Grupo Etario de 10 a 19 años de edad y la promoción de la salud, con perspectiva de género, pertinencia cultural y respeto a sus derechos fundamentales.

Además, dentro de esta norma, se encuentra, la prevención de enfermedades de transmisión sexual en caso de una violación, el consumir pastillas anticonceptivas y estudios subsecuentes de transmisión sexual y el derecho a abortar.


IMPLICACIONES DEL ABORTO

Por otro lado, la catedrática María Enriqueta Burelo Melgar, presidenta de Construyendo Oportunidades e integrante del Grupo Amplio de Mujeres, Repare y AMAI, comentó: "el abortar en caso de una violación es una decisión muy personal, quien así lo decida estará respaldada por la ley. Las mujeres en las diversas edades que han sufrido violación u otro tipo de abuso sexual es recomendable que asistan a terapia para poder atender el daño causado por haber estado expuesta a este tipo de violencia".

Además, Burelo Melgar acotó que hay dos leyes a favor de las mujeres, la Ley de Desarrollo Constitucional para la Igualdad de Género y Acceso a una Vida Libre de Violencia, en el ámbito estatal; y la federal, que es la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Fue durante la tarde de un martes cuando una joven de 14 años se encontraba en las inmediaciones del Parque Deportivo en la colonia Patria Nueva. Eran alrededor de las 13:20 horas del 16 de octubre del 2018, cuando Viridiana "N" fue localizada con crisis nerviosa y en un profundo llanto.

Algunas lesiones en la entrepierna y moretones en ambos brazos, provocó que fuera socorrida por una unidad de emergencias.

Los uniformados señalaron que la menor había sido sometida por tres sujetos y obligada a tener relaciones sexuales; forcejeó desesperadamente contra sus agresores, pero no pudo liberarse de ellos.

Algunos curiosos argumentaron que la menor “se lo buscó” pues la vieron consumiendo bebidas embriagantes; sin embargo, esta versión no pudo ser confirmada en su momento por las autoridades policiacas.

La violencia sexual en Chiapas va al alza y es necesario precisar que existen municipios en donde esta cifra se dispara de manera preocupante.

De acuerdo con información del Observatorio Ciudadano Chiapas (OCCH), los lugares en donde se registran mayores incidencias de ese delito son Tuxtla Gutiérrez, Tapachula, Palenque, Chiapa de Corzo y Villaflores.


EMBARAZOS NO DESEADOS

Además del daño físico y sicológico, la violencia sexual deriva en muchos casos un embarazo no deseado, que representa otro problema particular.

De acuerdo con información obtenida por "IPAS México", una organización mundial sin fines de lucro, que además trabaja para incrementar la capacidad de las mujeres para ejercer sus derechos sexuales y reproductivos, especialmente el derecho al aborto, señala que –a nivel nacional– en el Estado de México, Jalisco y Chiapas los índices del problema se disparan a causa de la violencia sexual.

Solamente en la primera entidad, 763 niñas de entre 10 y 14 años de edad quedaron embarazadas en el 2018; los responsables de la violencia sexual fueron hombres de entre 18 y 24 años en más del 40 por ciento de las ocasiones. En Jalisco y Chiapas se registraron 793 y 781 casos, respectivamente.

La coacción sexual y las prácticas nocivas como las uniones o el matrimonio infantil, son otro de los factores determinantes, ya que 9 de cada 10 embarazos adolescentes ocurren en niñas casadas.



En entrevista, Zedxi Velázquez Fiallo, representante de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos de Chiapas(Ddeser) comentó que "existen casos de índices altos en embarazos adolescentes, principalmente en violencia sexual naturalizada, principalmente entre los 10 y 19 años de edad, mientras que la violencia sexual es arriba de los 15".

En este sentido, Zedxi narró que, la violencia sexual encamina a un aborto no deseado y que además hay también otros factores que afectan a la parte agraviada, en este caso enfermedades venéreas y conflictos sicológicos.

"De acuerdo con información recabada, los municipios de alto riesgo en estas situaciones son, Tuxtla Gutiérrez, Suchiapa, Chiapa de Corzo y toda la zona fronteriza.

En el caso de la zona Altos de Chiapas, también se han registrado casos pero aún no cuantificables, pues en ese punto está la normatividad de los "usos y costumbres" y eso complica la situación, ya que se han dado matrimonios y abusos con el consentimiento de la propia familia, es decir, el aval y la legitimización de la comunidad, por lo que basta que vivan en matrimonio para que se den todas estas cuestiones y hasta grados de violencia física".

Sobre el tema antes señalado, Zedxi mencionó que los embarazos a temprana edad son un peligro de muerte, pues el organismo de una pequeña apenas se está formando y puede haber diversas complicaciones.

Por lo anterior, en esta zona del estado la situación genera incertidumbre y un difícil estudio estadístico sobre ese grave fenómeno.



DESCONFIANZA HACIA LA JUSTICIA

Otro de los problemas que aqueja –señaló– es la falta de confianza hacia las instituciones y derivado de esto, el desconocimiento de los derechos de la mujer.

"También hay temores de denunciar sobre una agresión sexual por desconfianza al sistema de justicia, por temor de que se trate de un familiar cercano y crezca el conflicto", dijo.

Es necesario subrayar que la violencia sexual se divide en tres categorías: el acoso, el hostigamiento y la violencia sexual, cuando hay una invasión de manera física.

También existe la violencia obstétrica, que es la que se avoca a cualquier conducta, por acción u omisión, realizada por personal de la salud que afecte el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, como el trato deshumanizado, la medicalización injustificada y la patologización de procesos que son naturales.

La violencia con los derechos reproductivos, que son un obstáculo para su desarrollo individual, violan sus derechos y limitan sus libertades, a la vez que impiden el pleno desarrollo de sus capacidades y autonomía, y limitan su participación pública, económica, social y política.

Y, por último, la violencia moral que es el denigrar a la persona por su género y también a difamarla en todos los sentidos.

"En el país existe la Norma Oficial Mexicana número 046-SSA2-2005, que señala los temas sobre la violencia familiar, sexual y contra las mujeres.

Además, de este contexto se establece el derecho a la protección a la salud y la plena igualdad jurídica de los hombres y las mujeres. No obstante, subsisten aún profundas inequidades entre ellos, que propician situaciones de maltrato y violencia hacia los grupos en condición de vulnerabilidad en función del género, la edad, la condición física o mental, la orientación sexual u otros factores, que se manifiestan cotidianamente.

Dentro de la norma se encuentra el derecho a un aborto médico y atención médica de violencia familiar o sexual, comentó la especialista.

En tanto, la Norma Oficial Mexicana número 047, tiene por objeto establecer los criterios que deben seguirse para brindar la atención integral a la salud, la prevención y el control de las enfermedades prevalentes en las personas del Grupo Etario de 10 a 19 años de edad y la promoción de la salud, con perspectiva de género, pertinencia cultural y respeto a sus derechos fundamentales.

Además, dentro de esta norma, se encuentra, la prevención de enfermedades de transmisión sexual en caso de una violación, el consumir pastillas anticonceptivas y estudios subsecuentes de transmisión sexual y el derecho a abortar.


IMPLICACIONES DEL ABORTO

Por otro lado, la catedrática María Enriqueta Burelo Melgar, presidenta de Construyendo Oportunidades e integrante del Grupo Amplio de Mujeres, Repare y AMAI, comentó: "el abortar en caso de una violación es una decisión muy personal, quien así lo decida estará respaldada por la ley. Las mujeres en las diversas edades que han sufrido violación u otro tipo de abuso sexual es recomendable que asistan a terapia para poder atender el daño causado por haber estado expuesta a este tipo de violencia".

Además, Burelo Melgar acotó que hay dos leyes a favor de las mujeres, la Ley de Desarrollo Constitucional para la Igualdad de Género y Acceso a una Vida Libre de Violencia, en el ámbito estatal; y la federal, que es la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Local

Ciclovía Oriente Tuxtla, necesaria pero incomprendida

De acuerdo con el estudio realizado sobre uno de los principales cruceros de la ciudad, se contabilizó hasta 3 mil ciclistas en la ciudad

Local

Miel orgánica del Soconusco con gran demanda en México y Europa

La apicultura se ha convertido en una actividad redituable, ya que durante la pandemia del Covid-19, la miel ha tenido gran demanda tanto en el mercado nacional e internacional

Municipios

Palmicultores se dicen felices, palma de aceite alcanza precio histórico

Al cierre del 2021, la tonelada de palma de aceite ha alcanzado un precio histórico, lo que ha venido a reactivar la economía de las familias campesina

Municipios

Rosalino Ortiz, una vida en los medios de comunicación

Dentro del ámbito periodístico  de Tapachula,Chiapas, hablar de don Rosalino Ortiz Anleu, es referirse a un caso especial,con características únicas

Municipios

En Tuzantán, habitantes denuncian represión de Bany Obed

Aseguran que no permitirán que bajo amenazas pretenda el alcalde imponer sus condiciones

Local

Empresarios piden acciones contra bloqueos carreteros en Chiapas

Presidentes de organismos empresariales piden a las autoridades la aplicación del estado de derecho respecto a los bloqueos carreteros

Local

Miel orgánica del Soconusco con gran demanda en México y Europa

La apicultura se ha convertido en una actividad redituable, ya que durante la pandemia del Covid-19, la miel ha tenido gran demanda tanto en el mercado nacional e internacional

Municipios

Palmicultores se dicen felices, palma de aceite alcanza precio histórico

Al cierre del 2021, la tonelada de palma de aceite ha alcanzado un precio histórico, lo que ha venido a reactivar la economía de las familias campesina