/ lunes 22 de abril de 2019

Piden libreros estímulos fiscales

Mantener el hábito de leer no sólo es cuestión de tarifas: Alech; hoy es el Día Mundial del Libro

Si para el gobierno federal la conservación de la práctica de la lectura depende de la reducción de las tarifas de los materiales bibliográficos, que empiece por otorgar incentivos fiscales a los establecimientos que fungen como puntos de venta final de ese producto, planteó la Asociación de Libreros del Estado de Chiapas (Alech).

El presidente del gremio, Julio César Sánchez Esquinca, aclaró que la oferta y la demanda determinan los importes en dicho giro. Quizá el mayor peso es generado por todo lo que está detrás de la oferta. Pagos de derechos de autor, embalaje, transportación e insumos como el papel. En definitiva, todo aquello inherente a la logística encarece la mercancía, afirmó.

Para él, la acción más efectiva de abaratar las obras literarias es la autorización de estímulos por parte del gobierno. Al tomar en cuenta que 80 por ciento de los consumidores aún adquieren materiales bibliográficos en expendios especializados, el incentivo que generará más resultados a corto plazo es gravar el libro con una tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) equivalente a cero por ciento. Sin embargo, aclaró el hábito de leer está más allá de cotizaciones.

“El estudio anterior determinó que nada más 17 por ciento de la gente no compra un libro por el precio. El 49 por ciento no lo compra por falta de tiempo. Tendrían que analizarse esos datos estadísticos y darles la dirección correcta”, acotó.



El líder dijo que la preservación de la práctica de la lectura pasa más por la implementación de una estrategia integral que conlleve acciones como la apertura de librerías en espacios en las que no existan, revisión a la Ley de Promoción y Fomento a la Lectura, así como la creación de una dependencia que vigile la aplicación de la disposición mejor conocida como “precio único”.

Por los tiempos que vivimos también hay que tomar la tecnología como una aliada para que el hábito de leer subsista. La aparición de los llamados “booktubers” marca la pauta al respecto. “Al final el objetivo primordial es que leamos, sea impreso o digital pero que leamos”, opinó.

Informó que, según diversos estudios, en Chiapas una persona lee 0.8 libros al año, en promedio, cuando la media nacional oscila entre 3.3 y 5.9. Durante 2018, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la práctica de la lectura entre la juventud disminuyó un ocho por ciento en todo el país.



“La cifra es alarmante y más cuando queremos ser un estado competitivo (…) Yo creo que hay que sumar todas las acciones positivas para que al final tengamos una sociedad más lectora, para que no sea lo económico o la falta de tiempo la razón para que no se le dedique atención la lectura”, puntualizó.

Hoy conmemoramos el Día Mundial del Libro y el Derecho de Autor. La fecha fue elegida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) para conmemorar los fallecimientos ocurridos en 1616 de los escritores Miguel de Cervantes Saavedra, William Shakespeare y Garcilaso de la Vega.


Durante 2012, en el estado los hogares destinaron en conjunto 209 millones de pesos a la adquisición de material bibliográfico, equivalente a 0.21 por ciento de la erogación total. El desembolso promedio por persona fue de 179 pesos, según el Inegi.

Si para el gobierno federal la conservación de la práctica de la lectura depende de la reducción de las tarifas de los materiales bibliográficos, que empiece por otorgar incentivos fiscales a los establecimientos que fungen como puntos de venta final de ese producto, planteó la Asociación de Libreros del Estado de Chiapas (Alech).

El presidente del gremio, Julio César Sánchez Esquinca, aclaró que la oferta y la demanda determinan los importes en dicho giro. Quizá el mayor peso es generado por todo lo que está detrás de la oferta. Pagos de derechos de autor, embalaje, transportación e insumos como el papel. En definitiva, todo aquello inherente a la logística encarece la mercancía, afirmó.

Para él, la acción más efectiva de abaratar las obras literarias es la autorización de estímulos por parte del gobierno. Al tomar en cuenta que 80 por ciento de los consumidores aún adquieren materiales bibliográficos en expendios especializados, el incentivo que generará más resultados a corto plazo es gravar el libro con una tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) equivalente a cero por ciento. Sin embargo, aclaró el hábito de leer está más allá de cotizaciones.

“El estudio anterior determinó que nada más 17 por ciento de la gente no compra un libro por el precio. El 49 por ciento no lo compra por falta de tiempo. Tendrían que analizarse esos datos estadísticos y darles la dirección correcta”, acotó.



El líder dijo que la preservación de la práctica de la lectura pasa más por la implementación de una estrategia integral que conlleve acciones como la apertura de librerías en espacios en las que no existan, revisión a la Ley de Promoción y Fomento a la Lectura, así como la creación de una dependencia que vigile la aplicación de la disposición mejor conocida como “precio único”.

Por los tiempos que vivimos también hay que tomar la tecnología como una aliada para que el hábito de leer subsista. La aparición de los llamados “booktubers” marca la pauta al respecto. “Al final el objetivo primordial es que leamos, sea impreso o digital pero que leamos”, opinó.

Informó que, según diversos estudios, en Chiapas una persona lee 0.8 libros al año, en promedio, cuando la media nacional oscila entre 3.3 y 5.9. Durante 2018, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la práctica de la lectura entre la juventud disminuyó un ocho por ciento en todo el país.



“La cifra es alarmante y más cuando queremos ser un estado competitivo (…) Yo creo que hay que sumar todas las acciones positivas para que al final tengamos una sociedad más lectora, para que no sea lo económico o la falta de tiempo la razón para que no se le dedique atención la lectura”, puntualizó.

Hoy conmemoramos el Día Mundial del Libro y el Derecho de Autor. La fecha fue elegida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) para conmemorar los fallecimientos ocurridos en 1616 de los escritores Miguel de Cervantes Saavedra, William Shakespeare y Garcilaso de la Vega.


Durante 2012, en el estado los hogares destinaron en conjunto 209 millones de pesos a la adquisición de material bibliográfico, equivalente a 0.21 por ciento de la erogación total. El desembolso promedio por persona fue de 179 pesos, según el Inegi.

Policiaca

Apuñalan a limpiaparabrisas en la calzada al sumidero

Fue cerca de las 17:50 horas de este domingo, cuando el limpiaparabrisas fue herido al calor de una riña

Municipios

Burlan migrantes cercos de seguridad en Frontera Sur

Le juegan la vuelta al INM en sus operativos "sorpresa" en carreteras colindantes con Guatemala

Municipios

Enfrentamiento en la Comunidad Molino los Arcos

Tras el enfrentamiento hubo un saldo de 10 personas heridas por armas de fuego

Policiaca

Apuñalan a limpiaparabrisas en la calzada al sumidero

Fue cerca de las 17:50 horas de este domingo, cuando el limpiaparabrisas fue herido al calor de una riña

Municipios

Burlan migrantes cercos de seguridad en Frontera Sur

Le juegan la vuelta al INM en sus operativos "sorpresa" en carreteras colindantes con Guatemala

Municipios

El INM deportará a más migrantes este lunes

100 guatemaltecos serán enviados vía terrestre a la frontera con Tecún Umán; el traslado lo realizará el INM desde la Estación Siglo XXI

Policiaca

Motociclista grave tras impactarse contra muro de contención

El motociclista posiblemente contaba 30 años, el exceso de velocidad lo habría llevado a perder el control del volante

Local

Registra Chiapas 50 casos de Covid-19: Ssa

Esta es la octava semana que el estado se encuentra cursando en semáforo amarillo

Municipios

Enfrentamiento en la Comunidad Molino los Arcos

Tras el enfrentamiento hubo un saldo de 10 personas heridas por armas de fuego