/ lunes 6 de abril de 2020

Pocos vendedores de palma se hicieron presentes este “Domingo de Ramos”

Debido la contingencia del COVID-19 mantienen casi vacías las calles de esta ciudad


San Cristóbal de Las Casas.- "Este es el Domingo más triste que nos ha tocado" dijeron algunos vendedores de palma que año con año viajan una hora y media aproximadamente para ofrecer imágenes para el llamando Domingo de Ramos entre la iglesia católica.

Y es que la contingencia del COVID-19 mantienen casi vacías las calles de esta ciudad y ante las medias que ha emitido las autoridades de salud solamente 9 personas viajaron este año a diferencia de los anteriores que llegaban la parte de en Frente de la curia diocesana además de otras afueras de las iglesias céntricas de esta ciudad y mercados.

Foto: Óscar Gómez | El Heraldo de Chiapas

"no vinieron todos por la situación del coronavirus, porque saben que no hay personas, y algunos ya se fueron porque vendieron poquito ya que no trajeron mucho, pues sabemos que no hay visitantes y no iba haber misa" dijo uno de ellos.

Y es que años atrás desde temprana horas del sábado, decenas de indígena originarios de la comunidad Aguacatenango, municipio de Venustiano Carranza, llegaban a esta ciudad para vender ramos que son usados para el llamado “domingo de Ramos”.

Lee también: Colocan filtros de seguridad en playas de Chiapas

Los pobladores de Aguacatenango han dicho años atrás que no nada más venden en San Cristóbal, sino que viajan a otros lados de Chiapas e incluso del Distrito Federal para vender las palmas que lo conocen como “Poo”, recolectados en cerros aledaños de Venustiano Carranza.

Este año a diferencia de los anteriores no regresarán con el dinero que usan para adquirir algunos insumos básicos para su alimentación.

/BJ


San Cristóbal de Las Casas.- "Este es el Domingo más triste que nos ha tocado" dijeron algunos vendedores de palma que año con año viajan una hora y media aproximadamente para ofrecer imágenes para el llamando Domingo de Ramos entre la iglesia católica.

Y es que la contingencia del COVID-19 mantienen casi vacías las calles de esta ciudad y ante las medias que ha emitido las autoridades de salud solamente 9 personas viajaron este año a diferencia de los anteriores que llegaban la parte de en Frente de la curia diocesana además de otras afueras de las iglesias céntricas de esta ciudad y mercados.

Foto: Óscar Gómez | El Heraldo de Chiapas

"no vinieron todos por la situación del coronavirus, porque saben que no hay personas, y algunos ya se fueron porque vendieron poquito ya que no trajeron mucho, pues sabemos que no hay visitantes y no iba haber misa" dijo uno de ellos.

Y es que años atrás desde temprana horas del sábado, decenas de indígena originarios de la comunidad Aguacatenango, municipio de Venustiano Carranza, llegaban a esta ciudad para vender ramos que son usados para el llamado “domingo de Ramos”.

Lee también: Colocan filtros de seguridad en playas de Chiapas

Los pobladores de Aguacatenango han dicho años atrás que no nada más venden en San Cristóbal, sino que viajan a otros lados de Chiapas e incluso del Distrito Federal para vender las palmas que lo conocen como “Poo”, recolectados en cerros aledaños de Venustiano Carranza.

Este año a diferencia de los anteriores no regresarán con el dinero que usan para adquirir algunos insumos básicos para su alimentación.

/BJ