/ viernes 3 de abril de 2020

Transportistas bloquean calle en el centro ciudad: se ven afectados por pandemia COVID-19

hay demanda de servicio y piden ayuda

Transportistas de la capital de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez, se ven afectados por la pandemia del coronavirus (COVID 19), no hay demanda de servicios y piden ayuda al gobernador Rutilio Escandón Cadenas y al presidente municipal, Carlos Morales Vázquez.

La tarde del viernes bloquearon calles en el centro de la ciudad y explicaron que las indicaciones de la secretaría de Salud Federal y Estatal para prevenir el contagio del virus “quédate en casa” les ha impactado, sus ingresos han bajado de mil 200 a mil 800 pesos diario a 300 pesos o menos.

En voz de Manuel López Díaz, explicaron a los medios de comunicación que los concesionarios siguen pidiendo la cuenta completa por turno desde los 500 pesos, los mil pesos y mil 200, adicional a ello deben obtener el costo del combustible, otros 500 pesos, más el mantenimiento de la unidad, entre 200 y 400 pesos, y lo que quede es para sus ingresos del operador.

Así como existe un plan de contingencia para proteger a la población del COVID 19, tendría que haber un plan de emergencia para proteger a la economía, tanto para las familias que se quedan en casa y que no tienen salarios, como para los prestadores de servicios como el transporte que dependemos de la demanda.

Dijo que si existe una estrategia de apoyo a los micro empresarios para evitar pérdidas, deberían incorporar a los transportistas asalariados, porque los ingresos han bajado mucho debido a que no existe demanda del servicio de taxi y en el transporte colectivo también ha bajado.

Hicieron un llamado al secretario de Movilidad y Transporte, Aquiles Espinosa García, para buscar estrategias de atención al planteamiento de los transportistas asalariados, porque la recomendación de quedarse en la casa está dejando al sector sin usuarios.

Transportistas de la capital de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez, se ven afectados por la pandemia del coronavirus (COVID 19), no hay demanda de servicios y piden ayuda al gobernador Rutilio Escandón Cadenas y al presidente municipal, Carlos Morales Vázquez.

La tarde del viernes bloquearon calles en el centro de la ciudad y explicaron que las indicaciones de la secretaría de Salud Federal y Estatal para prevenir el contagio del virus “quédate en casa” les ha impactado, sus ingresos han bajado de mil 200 a mil 800 pesos diario a 300 pesos o menos.

En voz de Manuel López Díaz, explicaron a los medios de comunicación que los concesionarios siguen pidiendo la cuenta completa por turno desde los 500 pesos, los mil pesos y mil 200, adicional a ello deben obtener el costo del combustible, otros 500 pesos, más el mantenimiento de la unidad, entre 200 y 400 pesos, y lo que quede es para sus ingresos del operador.

Así como existe un plan de contingencia para proteger a la población del COVID 19, tendría que haber un plan de emergencia para proteger a la economía, tanto para las familias que se quedan en casa y que no tienen salarios, como para los prestadores de servicios como el transporte que dependemos de la demanda.

Dijo que si existe una estrategia de apoyo a los micro empresarios para evitar pérdidas, deberían incorporar a los transportistas asalariados, porque los ingresos han bajado mucho debido a que no existe demanda del servicio de taxi y en el transporte colectivo también ha bajado.

Hicieron un llamado al secretario de Movilidad y Transporte, Aquiles Espinosa García, para buscar estrategias de atención al planteamiento de los transportistas asalariados, porque la recomendación de quedarse en la casa está dejando al sector sin usuarios.