/ miércoles 11 de septiembre de 2019

Trasladarse en Tuxtla, un calvario

Pérdidas de 396 mdp por congestión vehicular; más proyectos e inversiones en movilidad, piden

Debido al rezago que existe en materia de movilidad, la media de kilómetros-vehículo recorrido por habitante en Tuxtla Gutiérrez aumentó más de 100 por ciento en las últimas tres décadas. Ahora trasladarse en la capital del estado es más tardado que en ciudades del Bajío y el Golfo con vocación industrial.

El Instituto Ciudadano de Planeación Municipal (Iciplam) informó que mientras en 1990 el promedio de la plaza era de 15 mil 453 kilómetros-vehículo por persona, a inicios de esta década esa media era de 39 mil 517; en todos los casos muy por arriba de sitios como León, Veracruz y Querétaro.

Atribuyó el hecho a varios factores. Uno de ellos es que Tuxtla Gutiérrez carece de un estudio de movilidad integral, es decir, un documento que especifique cómo se mueve la ciudadanía y qué zonas cuentan o no con transporte.

Además, hay que agregar que “hay una deficiencia en la promoción de alternativas de movilidad no contaminante o de uso masivo y la infraestructura para promover otros medios de transporte no motorizados es baja”, justificó el Instituto por medio de la Agenda Estratégica “Tuxtla 2030”.

Esas son parte de las razones, de acuerdo con el exdocente de la Escuela Bancaria y Comercial, Campus Chiapas, Gilberto Antonio Ruiz Cáceres, por las que para recorrer el destino de referencia la gente privilegia el automóvil, sin importar el costo que implica optar por esa alternativa.

Hasta 2014 en Tuxtla Gutiérrez estaban empleándose 204 mil 291 carros, 4.5 por ciento más en comparación con 2013; equivalía al 27 por ciento del parque vehicular de la entidad de ese entonces. El 62 por ciento estaba ocupándose en el servicio particular, en tanto que al transporte público sólo concentraba dos por ciento de la flota, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.



A ello hay que sumar, de acuerdo con el Iciplam, el crecimiento exponencial de la mancha urbana, las fallas en los vehículos de pasaje, el rezago en infraestructura y los resultados de los programas para modernizar en estos últimos, como el “Conejobús”.

El congestionamiento vehicular que registra la ciudad cuesta anualmente 396 millones de pesos, acorde con el estudio “El costo de la congestión” del Instituto Mexicano para la Competitividad.

El Iciplam propuso promover alternativas de movilidad no contaminante o de uso masivo; así como desarrollar infraestructura que permita la circulación de otros medios de transportes no motorizados.

“Lo anterior es importante llevarlo a cabo, pues el uso del transporte público masivo de calidad está directamente relacionado con el mejoramiento de la competitividad y productividad de la ciudad”, puntualizó.

Debido al rezago que existe en materia de movilidad, la media de kilómetros-vehículo recorrido por habitante en Tuxtla Gutiérrez aumentó más de 100 por ciento en las últimas tres décadas. Ahora trasladarse en la capital del estado es más tardado que en ciudades del Bajío y el Golfo con vocación industrial.

El Instituto Ciudadano de Planeación Municipal (Iciplam) informó que mientras en 1990 el promedio de la plaza era de 15 mil 453 kilómetros-vehículo por persona, a inicios de esta década esa media era de 39 mil 517; en todos los casos muy por arriba de sitios como León, Veracruz y Querétaro.

Atribuyó el hecho a varios factores. Uno de ellos es que Tuxtla Gutiérrez carece de un estudio de movilidad integral, es decir, un documento que especifique cómo se mueve la ciudadanía y qué zonas cuentan o no con transporte.

Además, hay que agregar que “hay una deficiencia en la promoción de alternativas de movilidad no contaminante o de uso masivo y la infraestructura para promover otros medios de transporte no motorizados es baja”, justificó el Instituto por medio de la Agenda Estratégica “Tuxtla 2030”.

Esas son parte de las razones, de acuerdo con el exdocente de la Escuela Bancaria y Comercial, Campus Chiapas, Gilberto Antonio Ruiz Cáceres, por las que para recorrer el destino de referencia la gente privilegia el automóvil, sin importar el costo que implica optar por esa alternativa.

Hasta 2014 en Tuxtla Gutiérrez estaban empleándose 204 mil 291 carros, 4.5 por ciento más en comparación con 2013; equivalía al 27 por ciento del parque vehicular de la entidad de ese entonces. El 62 por ciento estaba ocupándose en el servicio particular, en tanto que al transporte público sólo concentraba dos por ciento de la flota, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.



A ello hay que sumar, de acuerdo con el Iciplam, el crecimiento exponencial de la mancha urbana, las fallas en los vehículos de pasaje, el rezago en infraestructura y los resultados de los programas para modernizar en estos últimos, como el “Conejobús”.

El congestionamiento vehicular que registra la ciudad cuesta anualmente 396 millones de pesos, acorde con el estudio “El costo de la congestión” del Instituto Mexicano para la Competitividad.

El Iciplam propuso promover alternativas de movilidad no contaminante o de uso masivo; así como desarrollar infraestructura que permita la circulación de otros medios de transportes no motorizados.

“Lo anterior es importante llevarlo a cabo, pues el uso del transporte público masivo de calidad está directamente relacionado con el mejoramiento de la competitividad y productividad de la ciudad”, puntualizó.

Local

Conejobus fracasó con el servicio a discapacitados

Tampoco se logro fomentar la educación y los valores de los ciudadanos.

Municipios

Diputado exhorta a dialogar para atender demandas

Candidaturas pasadas traen arrastrando problemas y hay que darles solución.

Futbol

Veracruz enfrenta riesgo de desafiliación

El titular de la liga asegura que sin documentos no hay nada que hacer

Futbol

España sella su boleto a la Eurocopa-2020

Con un gol en el descuento del delantero Rodrigo Moreno, España logró en Suecia el punto que necesitaba (1-1) para clasificarse

Deportes

Adiós ídolo, Fuerza Guerrera se retira de la lucha libre

Considerado como uno de los máximos exponentes de la lucha libre profesional de todos los tiempos, Fuerza Guerrera tomó la decisión más importante de su vida

Cultura

Con tecnología recrean réplica de escalera jeroglífica maya

Google, INAH y el Museo Británico digitalizan archivos y crean réplica arqueológica en Palenque

Cultura

Así eran Frida Kahlo y Diego Rivera en su vida diaria

Inauguran muestra con imágenes que el fotógrafo Martin Munkácsi tomó de la pareja de pintores

Cine

Cinta de Agua LaBeouf compite en Los Cabos

El filme dirigido por Alma Har’el y protagonizado por Shia LaBeouf, competirá con otras historias como Amores modernos, del mexicano Matías Meyer