/ miércoles 10 de abril de 2019

Urge prevenir y erradicar la violencia de género

A dos años y cuatro meses de la declaratoria de alerta, han ocurrido 158 feminicidios

En Chiapas nos aqueja uno de los grandes males, la violencia y la muerte de mujeres y niñas, dónde urge trabajar desde un aspecto interinstitucional con la atención oportuna para salvar vidas; se cumplen dos años cuatro meses de declarar alerta por violencia de género en siete municipios y, según el Observatorio Nacional de Feminicidios, desde el 2016 han ocurrido 462 muertes violentas de mujeres, 158 considerados feminicidios, expuso la diputada Haydeé Ocampo Olvera.

La coordinadora del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en el Congreso del Estado, abundó que la alerta de violencia de género permanece activa para Comitán, Chiapa de Corzo, San Cristóbal de Las Casas, Tapachula, Tonalá, Tuxtla Gutiérrez y Villaflores, dónde urge la fuerza del Estado mexicano para proteger a las mujeres, garantizar su integridad, su derecho a la vida, protección a las víctimas, persecución de delitos y castigo a los delincuentes.

Actualmente 17 estados del país cuentan con declaratoria de alerta por violencia de género, siete de ellos en Chiapas; el 18 de noviembre del 2016, se declaró violencia de género por la exigencia de organizaciones, colectivos y redes militantes contra el genocidio, que fue solicitado a la Secretaría de Gobernación, explicó.



El artículo 22 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, establece que este mecanismo consiste en el conjunto de acciones fundamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida, por lo tanto, urge la fuerza del Estado para garantizar la protección integral a las mujeres, enfatizó Ocampo Olvera.

El pasado mes de marzo la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, presentó el plan de acción para prevenir y erradicar esta cultura de violencia y reiteró que en el país diariamente mueren asesinadas nueve mujeres, y a todas ellas las une un factor común: la falta de atención oportuna del estado para preservar su seguridad y vida.

En Chiapas nos aqueja uno de los grandes males, la violencia y la muerte de mujeres y niñas, dónde urge trabajar desde un aspecto interinstitucional con la atención oportuna para salvar vidas; se cumplen dos años cuatro meses de declarar alerta por violencia de género en siete municipios y, según el Observatorio Nacional de Feminicidios, desde el 2016 han ocurrido 462 muertes violentas de mujeres, 158 considerados feminicidios, expuso la diputada Haydeé Ocampo Olvera.

La coordinadora del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en el Congreso del Estado, abundó que la alerta de violencia de género permanece activa para Comitán, Chiapa de Corzo, San Cristóbal de Las Casas, Tapachula, Tonalá, Tuxtla Gutiérrez y Villaflores, dónde urge la fuerza del Estado mexicano para proteger a las mujeres, garantizar su integridad, su derecho a la vida, protección a las víctimas, persecución de delitos y castigo a los delincuentes.

Actualmente 17 estados del país cuentan con declaratoria de alerta por violencia de género, siete de ellos en Chiapas; el 18 de noviembre del 2016, se declaró violencia de género por la exigencia de organizaciones, colectivos y redes militantes contra el genocidio, que fue solicitado a la Secretaría de Gobernación, explicó.



El artículo 22 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, establece que este mecanismo consiste en el conjunto de acciones fundamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida, por lo tanto, urge la fuerza del Estado para garantizar la protección integral a las mujeres, enfatizó Ocampo Olvera.

El pasado mes de marzo la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, presentó el plan de acción para prevenir y erradicar esta cultura de violencia y reiteró que en el país diariamente mueren asesinadas nueve mujeres, y a todas ellas las une un factor común: la falta de atención oportuna del estado para preservar su seguridad y vida.