/ viernes 30 de diciembre de 2016

Revela estudio depresión en niños y jóvenes en la Ciudad de México

  • Investigadores de la Facultad de Psicología de la UNAM,analizó a un grupo de dos mil 786 menores y adolescentes de entreocho y 17 años

Un grupo de investigadores de la Facultad de Psicología (FP) dela UNAM, encabezado por Verónica Alcalá-Herrera, analizó a ungrupo de dos mil 786 niños y adolescentes de entre ocho y 17años, y encontraron que el 19.74 por ciento presentósintomatología depresiva.

El estudio realizado en escuelas públicas y privadas de la zonametropolitana de la Ciudad de  México, fue para saber si habíasíntomas depresivos, y los indicios aparecieron en mayor medida enla etapa prepúber (púber: pubertad, primera fase de laadolescencia) que en los adolescentes (pospúber).

Según la académica, la relación madre-hijo es decisiva en losprimeros años de vida. Otros contextos que generan estrés en losinfantes y que pueden conducir a la depresión es el exceso detrabajo y de cargas académicas, así como el acoso escolar porparte de compañeros, maestros y padres.

Los niños con características depresivas suelen mostrarseirritables, desatentos y aburridos; la forma de expresar sussentimientos no se relaciona con su conducta, ni reflejan sutristeza.

Por eso se dice que la depresión infantil se encuentraenmascarada. Sus señales suelen confundirse con otros desórdenesde la conducta y el diagnóstico es complicado, dijo launiversitaria.

Las manifestaciones “más específicas” aparecieron en lospospúberes, quienes reportaron reactividad afectiva como llanto,tristeza evidente, baja autoestima, aislamiento y poco contacto conla familia o amigos.

En los prepúberes el afecto positivo (capacidad de disfrutaralegría y optimismo) se mostró intacto, mientras que en lospospúberes aparece disminuido, lo que indica, una afección.

Desde la perspectiva de la investigadora, si los prepúberes conindicios de depresión no son atendidos, manifestaránsintomatología severa en la etapa pospúber; en tanto, si lospospúberes no son identificados y atendidos, también tendránalta probabilidad de ser adultos depresivos.

Para hacer un diagnóstico acertado consideró necesario aclararqué es la depresión. “Se utiliza de manera popular y seconsidera que cualquiera puede sentirse ‘depre’; sin embargo,se trata de un trastorno, una enfermedad por sí misma, en la quela persona no puede resolver la situación, su mente se encuentraobstruida por pensamientos negativos y pesimistas”.

Está asociada a otros padecimientos como los degenerativos oprogresivos (hipotiroidismo o enfermedades metabólicas), queimpactan en el organismo y el sistema nervioso. Esta situaciónhace que el concepto “depresión” sea complejo, lo que pone alos especialistas en una encrucijada: ¿pueden presentar depresiónlos bebés o los niños pequeños.

Algunos datos indican que hay conductas vinculadas a lasintomatología depresiva en ellos. Por ejemplo, los bebés queviven en orfanatos presentan talla y peso menor; además, muestranatraso en su desarrollo psicomotor. Puede haber llanto, falta deapetito o irritabilidad. Las señales no son precisas porque nopueden expresar con palabras sus sentimientos.

En esa situación el diagnóstico es clave. Los indicios seconfunden con otra enfermedad en la edad preescolar y escolar:pueden mostrar trastornos del sueño como pesadillas, insomnio osonambulismo, mucho o poco apetito, y aparecen problemas cognitivoscomo la falta de concentración, atención y, por tanto, problemasde aprendizaje.

Además, tienen manifestaciones físicas como dolor de cabeza oestómago, cansancio y poca actividad física, que varían en cadaetapa de la vida, según el género y la persona, lo que da pautapara acudir con un experto.

Desde que el bebé nace y hasta que entra a la escuela, la madrees la única conexión segura que conoce, pues se le provee deprotección y abrigo; entonces, si se presenta una situación en laque no comparta la vida con el pequeño, o si padece ansiedad odepresión, puede asociarse al estado depresivo del menor.

  • Investigadores de la Facultad de Psicología de la UNAM,analizó a un grupo de dos mil 786 menores y adolescentes de entreocho y 17 años

Un grupo de investigadores de la Facultad de Psicología (FP) dela UNAM, encabezado por Verónica Alcalá-Herrera, analizó a ungrupo de dos mil 786 niños y adolescentes de entre ocho y 17años, y encontraron que el 19.74 por ciento presentósintomatología depresiva.

El estudio realizado en escuelas públicas y privadas de la zonametropolitana de la Ciudad de  México, fue para saber si habíasíntomas depresivos, y los indicios aparecieron en mayor medida enla etapa prepúber (púber: pubertad, primera fase de laadolescencia) que en los adolescentes (pospúber).

Según la académica, la relación madre-hijo es decisiva en losprimeros años de vida. Otros contextos que generan estrés en losinfantes y que pueden conducir a la depresión es el exceso detrabajo y de cargas académicas, así como el acoso escolar porparte de compañeros, maestros y padres.

Los niños con características depresivas suelen mostrarseirritables, desatentos y aburridos; la forma de expresar sussentimientos no se relaciona con su conducta, ni reflejan sutristeza.

Por eso se dice que la depresión infantil se encuentraenmascarada. Sus señales suelen confundirse con otros desórdenesde la conducta y el diagnóstico es complicado, dijo launiversitaria.

Las manifestaciones “más específicas” aparecieron en lospospúberes, quienes reportaron reactividad afectiva como llanto,tristeza evidente, baja autoestima, aislamiento y poco contacto conla familia o amigos.

En los prepúberes el afecto positivo (capacidad de disfrutaralegría y optimismo) se mostró intacto, mientras que en lospospúberes aparece disminuido, lo que indica, una afección.

Desde la perspectiva de la investigadora, si los prepúberes conindicios de depresión no son atendidos, manifestaránsintomatología severa en la etapa pospúber; en tanto, si lospospúberes no son identificados y atendidos, también tendránalta probabilidad de ser adultos depresivos.

Para hacer un diagnóstico acertado consideró necesario aclararqué es la depresión. “Se utiliza de manera popular y seconsidera que cualquiera puede sentirse ‘depre’; sin embargo,se trata de un trastorno, una enfermedad por sí misma, en la quela persona no puede resolver la situación, su mente se encuentraobstruida por pensamientos negativos y pesimistas”.

Está asociada a otros padecimientos como los degenerativos oprogresivos (hipotiroidismo o enfermedades metabólicas), queimpactan en el organismo y el sistema nervioso. Esta situaciónhace que el concepto “depresión” sea complejo, lo que pone alos especialistas en una encrucijada: ¿pueden presentar depresiónlos bebés o los niños pequeños.

Algunos datos indican que hay conductas vinculadas a lasintomatología depresiva en ellos. Por ejemplo, los bebés queviven en orfanatos presentan talla y peso menor; además, muestranatraso en su desarrollo psicomotor. Puede haber llanto, falta deapetito o irritabilidad. Las señales no son precisas porque nopueden expresar con palabras sus sentimientos.

En esa situación el diagnóstico es clave. Los indicios seconfunden con otra enfermedad en la edad preescolar y escolar:pueden mostrar trastornos del sueño como pesadillas, insomnio osonambulismo, mucho o poco apetito, y aparecen problemas cognitivoscomo la falta de concentración, atención y, por tanto, problemasde aprendizaje.

Además, tienen manifestaciones físicas como dolor de cabeza oestómago, cansancio y poca actividad física, que varían en cadaetapa de la vida, según el género y la persona, lo que da pautapara acudir con un experto.

Desde que el bebé nace y hasta que entra a la escuela, la madrees la única conexión segura que conoce, pues se le provee deprotección y abrigo; entonces, si se presenta una situación en laque no comparta la vida con el pequeño, o si padece ansiedad odepresión, puede asociarse al estado depresivo del menor.

Municipios

Educación a distancia agravará crisis en el sector transporte

Actualmente casi 5 mil unidades en la modalidad de taxis y combis operan en el Soconusco

Municipios

Sin respuesta concreta la CNDH para estudiantes

150 jóvenes están en espera de ingresar a la UPN

Municipios

Inicia proceso de selección de alumnos a secundarias

En la Federal 1 las listas se colocarán el 12 de agosto en el portón de la secundaria

Municipios

Sin respuesta concreta la CNDH para estudiantes

150 jóvenes están en espera de ingresar a la UPN

Municipios

Educación a distancia agravará crisis en el sector transporte

Actualmente casi 5 mil unidades en la modalidad de taxis y combis operan en el Soconusco

Municipios

¡Huixtla vuelve a oler la pólvora!

Dos presuntos sicarios intentaran acabar con la vida de un hombre

Municipios

Alumnos del ITT inconformes con costo de inscripciones

Muchos viven al día o no cuentan con el dinero para realizar estas cuotas

Municipios

Inicia proceso de selección de alumnos a secundarias

En la Federal 1 las listas se colocarán el 12 de agosto en el portón de la secundaria

Local

Profeco sanciona a casas de empeño en Tuxtla Gutiérrez y Tapachula

Van 4 casas de empeño sancionadas, las multan oscilan hasta los 3 millones de pesos