/ martes 22 de enero de 2019

Ahogado el niño, a tapar el pozo

Don Julio Serrano Castillejos y otros juristas, quien comenta sobre la terrible tragedia en Hidalgo el pasado fin de semana, dan un acertadísimo punto de vista acerca del caso en cuestión, ya que por todas las redes sociales dan encontradas opiniones de lo que debe y no debe hacer el gobierno federal y su responsabilidad en el caso Tlahuelilpan.


Para comenzar tenemos que el periodista de El Universal, académico y Director del Centro Cultural Universitario Tlatelolco de la Universidad autónoma de México, Ricardo Raphael formula un interesante comentario al señalar que, “en la zona de la tragedia del municipio de Tlahuelilpan, se había convertido en una especie de tradición entre los pobladores el ir a aprovechar la ordeña de los huachicoleros, comandados por un sujeto apodado “La Parca”, de nombre Julio César Zúñiga, en donde un grupo criminal operaba de hace tiempo robando combustible de ductos en donde a veces bajaba gasolina y en otras ocasiones diésel o turbosina que es altamente inflamable. En el día de la tragedia el chorro de combustible alcanzó nueve metros de altura informa el citado Ricardo Raphael y el olor del combustible se sentía a un kilómetro de distancia. Arribaron al ducto entre 600 a 700 personas y no había autoridad que pudiese controlar a tan numeroso grupo, dijo en Twitter el estudiante de medicina Luis Vergara, “pues la gente corría presurosa a hacerse de la gasolina”. Antes de que oscureciera se presentaron 25 elementos del Ejército y otro tanto de la Policía Estatal, “pero eran insuficientes para oponerse a la turba enfebrecida”.

Un especialista en detectar el origen de chispas que pueden dar lugar a un incendio en la cercanía de gases inflamables señaló lo siguiente: “Como la gente jugaba con el combustible a la manera como se hace con el agua en el tradicional día de San Juan, cuando se mojan con ella, unas diez personas usaron su celulares para tomar imágenes de la cómica situación, ese pudo ser el origen de que el gas se incendiara, pues los celulares al funcionar producen chispas eléctricas. Inclusive, se tienen vídeos de la tragedia debido a particulares que los tomaron en el lugar de los hechos. De los vídeos se aprecia unas mismas personas que conducían varios bidones y luego, entonces no eran rateros ocasionales de los productos de Petróleos Mexicanos sino sujetos que llegaban con cierta regularidad a ese sitio a cometer ilícitos de la citada rama, por lo cual es aberrante algunos familiares de los fallecidos, según notas aparecidas en Internet, estén solicitando se les pague indemnización, pues sólo eso nos faltaba a los ciudadanos honestos, ver que el robo, tenga un premio de tal naturaleza, no obstante debamos admitir la triste situación de que alguien pierda a un familiar, bajo cualquier circunstancia”.

Los dados a politizar cualquier asunto, sobre todo si son detractores del actual Presidente de México, van a querer señalar al gobierno como responsable y aquí les pregunto:

¿Es posible acaso, en un terreno de inminente peligro, controlar a una turbamulta enloquecida por el deseo de apoderarse de lo que no es suyo? Y podemos sumar más incógnitas, ¿faltó capacidad para controlar esta situación? existen muchas contradicciones, ¿qué no se supone que el desabasto de gasolina en varios estados del país se debe al cierre de los ductos?, ¿por qué entonces este ducto estaba abierto?, ¿por qué ahora, en que presuntamente se está combatiendo este delito, con militares custodiando los ductos, ocurre este magnicidio?

Hoy lamentamos las más de noventa muertes por este caso, el gobierno federal apenas por una cuestión humanitaria ayudará sin discusión alguna a los familiares de las víctimas de esta tragedia y sin dar marcha atrás seguirá la lucha contra este delito en todo el país.

Finalmente: “Hoy domingo por la mañana me visitó en la oficina Jesús Ernesto y me transmitió una buena dosis de aliento y ternura”, lo dijo Andrés Manuel López Obrador. Recuerde No es Nada Personal.


cafetomana2014@outloook.com



¿Es posible acaso, en un terreno de inminente peligro, controlar a una turbamulta enloquecida por el deseo de apoderarse de lo que no es suyo?.. ¿qué no se supone que el desabasto de gasolina en varios estados del país se debe al cierre de los ductos?, ¿por qué entonces este ducto estaba abierto?

Don Julio Serrano Castillejos y otros juristas, quien comenta sobre la terrible tragedia en Hidalgo el pasado fin de semana, dan un acertadísimo punto de vista acerca del caso en cuestión, ya que por todas las redes sociales dan encontradas opiniones de lo que debe y no debe hacer el gobierno federal y su responsabilidad en el caso Tlahuelilpan.


Para comenzar tenemos que el periodista de El Universal, académico y Director del Centro Cultural Universitario Tlatelolco de la Universidad autónoma de México, Ricardo Raphael formula un interesante comentario al señalar que, “en la zona de la tragedia del municipio de Tlahuelilpan, se había convertido en una especie de tradición entre los pobladores el ir a aprovechar la ordeña de los huachicoleros, comandados por un sujeto apodado “La Parca”, de nombre Julio César Zúñiga, en donde un grupo criminal operaba de hace tiempo robando combustible de ductos en donde a veces bajaba gasolina y en otras ocasiones diésel o turbosina que es altamente inflamable. En el día de la tragedia el chorro de combustible alcanzó nueve metros de altura informa el citado Ricardo Raphael y el olor del combustible se sentía a un kilómetro de distancia. Arribaron al ducto entre 600 a 700 personas y no había autoridad que pudiese controlar a tan numeroso grupo, dijo en Twitter el estudiante de medicina Luis Vergara, “pues la gente corría presurosa a hacerse de la gasolina”. Antes de que oscureciera se presentaron 25 elementos del Ejército y otro tanto de la Policía Estatal, “pero eran insuficientes para oponerse a la turba enfebrecida”.

Un especialista en detectar el origen de chispas que pueden dar lugar a un incendio en la cercanía de gases inflamables señaló lo siguiente: “Como la gente jugaba con el combustible a la manera como se hace con el agua en el tradicional día de San Juan, cuando se mojan con ella, unas diez personas usaron su celulares para tomar imágenes de la cómica situación, ese pudo ser el origen de que el gas se incendiara, pues los celulares al funcionar producen chispas eléctricas. Inclusive, se tienen vídeos de la tragedia debido a particulares que los tomaron en el lugar de los hechos. De los vídeos se aprecia unas mismas personas que conducían varios bidones y luego, entonces no eran rateros ocasionales de los productos de Petróleos Mexicanos sino sujetos que llegaban con cierta regularidad a ese sitio a cometer ilícitos de la citada rama, por lo cual es aberrante algunos familiares de los fallecidos, según notas aparecidas en Internet, estén solicitando se les pague indemnización, pues sólo eso nos faltaba a los ciudadanos honestos, ver que el robo, tenga un premio de tal naturaleza, no obstante debamos admitir la triste situación de que alguien pierda a un familiar, bajo cualquier circunstancia”.

Los dados a politizar cualquier asunto, sobre todo si son detractores del actual Presidente de México, van a querer señalar al gobierno como responsable y aquí les pregunto:

¿Es posible acaso, en un terreno de inminente peligro, controlar a una turbamulta enloquecida por el deseo de apoderarse de lo que no es suyo? Y podemos sumar más incógnitas, ¿faltó capacidad para controlar esta situación? existen muchas contradicciones, ¿qué no se supone que el desabasto de gasolina en varios estados del país se debe al cierre de los ductos?, ¿por qué entonces este ducto estaba abierto?, ¿por qué ahora, en que presuntamente se está combatiendo este delito, con militares custodiando los ductos, ocurre este magnicidio?

Hoy lamentamos las más de noventa muertes por este caso, el gobierno federal apenas por una cuestión humanitaria ayudará sin discusión alguna a los familiares de las víctimas de esta tragedia y sin dar marcha atrás seguirá la lucha contra este delito en todo el país.

Finalmente: “Hoy domingo por la mañana me visitó en la oficina Jesús Ernesto y me transmitió una buena dosis de aliento y ternura”, lo dijo Andrés Manuel López Obrador. Recuerde No es Nada Personal.


cafetomana2014@outloook.com



¿Es posible acaso, en un terreno de inminente peligro, controlar a una turbamulta enloquecida por el deseo de apoderarse de lo que no es suyo?.. ¿qué no se supone que el desabasto de gasolina en varios estados del país se debe al cierre de los ductos?, ¿por qué entonces este ducto estaba abierto?

jueves 24 de enero de 2019

Partidocracia fallida

martes 22 de enero de 2019

Ahogado el niño, a tapar el pozo

jueves 17 de enero de 2019

Obituario chiapaneco 2018

miércoles 16 de enero de 2019

Lo que no le cuadró a Quadri

martes 15 de enero de 2019

Seguridad en la frontera

martes 15 de enero de 2019

Adiós a Fernando Lujan

lunes 14 de enero de 2019

Homenaje a amparo montes

viernes 11 de enero de 2019

A 30 días de la 4T en Chiapas

domingo 06 de enero de 2019

JUSTICIA PARA SINAR CORZO

Cargar Más