/ domingo 6 de enero de 2019

Llegaron los Reyes al Parque Jardín de la Marimba

Fueron 15 jóvenes que colocaron una mesa e invitaron a los niños, niñas y jóvenes que diariamente trabajan en este Parque a convivir y celebrar el Día de Reyes.

Tuxtla Gutiérrez.- Jesús Arturo Ortiz Cortés y sus 14 amigos se sumaron a la colecta para comprar dulces, refrescos, regalos, pizza, botanas y sabritas, para poder compartir con los niños y no tan niños, la tradicional Rosca de Reyes y así festejar con quienes vemos trabajando todos los días en las calles de la capital Chiapaneca.

Desde hace una semana aproximadamente, Arturo lanzó la invitación en sus redes sociales para que quienes quisieran se sumarán y apoyar a su labor altruista, de primera de instancia pretendía realizarlo en el parque 5 de mayo, pero decidieron mejor hacerlo en el parque Jardín de la Marimba y es que es en este punto en donde existe mayor mayor afluencia de niños vendiendo chicharrines, bolis o boleando zapatos.



La fiesta inicio a las 12 de día, colocaron una mesa y sillas, se dedicaron a hacer la invitación uno a uno de los niños que estaban a los alrededores y así poco a poco llegaron la mesa, fueron atendidos por los jóvenes.



Al final de las botanas, partieron la rosca, y los que sacaron muñequito recibieron un regalo.

Arturo dijo sentirse agradecido con quienes lo ayudaron, además de tener un corazón regocijado por haber cumplido su misión de ser Rey Mago.

Tuxtla Gutiérrez.- Jesús Arturo Ortiz Cortés y sus 14 amigos se sumaron a la colecta para comprar dulces, refrescos, regalos, pizza, botanas y sabritas, para poder compartir con los niños y no tan niños, la tradicional Rosca de Reyes y así festejar con quienes vemos trabajando todos los días en las calles de la capital Chiapaneca.

Desde hace una semana aproximadamente, Arturo lanzó la invitación en sus redes sociales para que quienes quisieran se sumarán y apoyar a su labor altruista, de primera de instancia pretendía realizarlo en el parque 5 de mayo, pero decidieron mejor hacerlo en el parque Jardín de la Marimba y es que es en este punto en donde existe mayor mayor afluencia de niños vendiendo chicharrines, bolis o boleando zapatos.



La fiesta inicio a las 12 de día, colocaron una mesa y sillas, se dedicaron a hacer la invitación uno a uno de los niños que estaban a los alrededores y así poco a poco llegaron la mesa, fueron atendidos por los jóvenes.



Al final de las botanas, partieron la rosca, y los que sacaron muñequito recibieron un regalo.

Arturo dijo sentirse agradecido con quienes lo ayudaron, además de tener un corazón regocijado por haber cumplido su misión de ser Rey Mago.