/ jueves 4 de julio de 2019

Denuncian fuga de aguas negras sobre el bulevar Belisario Domínguez

En pleno bulevar Belisario Domínguez al poniente de Tuxtla Gutiérrez hay una fuga de aguas negras que no ha sido atendida desde hace semanas, por lo que afecta la carpeta asfáltica de una de las vialidades más importantes de la ciudad, lo que da una mala imagen sobre todo al tratarse de un lugar altamente comercial.

Durante la administración de Manuel Velasco Coello se efectuó la obra de modernización de este bulevar y puso concreto hidráulico, además se introdujo un dren pluvial de alta especificación, se rehabilitaron tuberías y se sustituyeron tuberías sanitarias de asbesto por PVC, además se hicieron guarniciones con lo que se garantizaría un proyecto de calidad.



Sin embargo, a escasos dos años la “modernización” presenta deficiencias, y la fuga inicia en la jardinera ubicada en el camellón a unos cuatro metros del crucero de la 15ª Poniente o la “zona de antros” como se le conoce. Las aguas negras atraviesan la vialidad de oriente a poniente y bajan sobre la 15ª provocando encharcamientos y fuertes olores que perjudican a los restaurantes y boutiques que están alrededor.



Los transeúntes resultan afectados, ya que los vehículos pasan a una velocidad no moderada y los salpican. Es necesario que el Ayuntamiento capitalino y la Secretaría de Obras Públicas del estado verifiquen la zona y atiendan esta problemática, la cual da una mala imagen a Tuxtla.

En pleno bulevar Belisario Domínguez al poniente de Tuxtla Gutiérrez hay una fuga de aguas negras que no ha sido atendida desde hace semanas, por lo que afecta la carpeta asfáltica de una de las vialidades más importantes de la ciudad, lo que da una mala imagen sobre todo al tratarse de un lugar altamente comercial.

Durante la administración de Manuel Velasco Coello se efectuó la obra de modernización de este bulevar y puso concreto hidráulico, además se introdujo un dren pluvial de alta especificación, se rehabilitaron tuberías y se sustituyeron tuberías sanitarias de asbesto por PVC, además se hicieron guarniciones con lo que se garantizaría un proyecto de calidad.



Sin embargo, a escasos dos años la “modernización” presenta deficiencias, y la fuga inicia en la jardinera ubicada en el camellón a unos cuatro metros del crucero de la 15ª Poniente o la “zona de antros” como se le conoce. Las aguas negras atraviesan la vialidad de oriente a poniente y bajan sobre la 15ª provocando encharcamientos y fuertes olores que perjudican a los restaurantes y boutiques que están alrededor.



Los transeúntes resultan afectados, ya que los vehículos pasan a una velocidad no moderada y los salpican. Es necesario que el Ayuntamiento capitalino y la Secretaría de Obras Públicas del estado verifiquen la zona y atiendan esta problemática, la cual da una mala imagen a Tuxtla.