/ lunes 20 de enero de 2020

Migrantes varados en la rivera del Río Suchiate

Algunos han decidido bañarse en el agua del río internacional y otros permanecen bajo la sombra


Cerca de mil migrantes quedaron varados en la rivera del Río Suchiate, del lado mexicano, ante el impedimento de la Guardia Nacional para que se adentren en territorio chiapaneco.

El grupo fuerte de la caravana migrante permanece descansando sin saber qué pasará por ellos, mientras que un centenar de elementos de la GN ha formado una valla humana para impedir que los centroamericanos ingresen.

Algunos han decidido bañarse en el agua del río internacional y otros permanecen bajo la sombra, a la espera que lleguen a algún acuerdo con autoridades de México.



Los centenares de migrantes no lograron acceder al municipio de Suchiate y en sus desesperación corrieron hacia el río, muchos más hacia Tecún Umán en busca de evitar ser golpeados o en el caso de padres perder a sus hijos.

Los militares también custodian calles del municipio por donde se esparcieron más grupos que burlaron el cinturón de seguridad en las inmediaciones del río.

Otros cientos fueron detenidos en la carretera Ciudad Hidalgo - Tapachula cuando avanzaban en grupo para evitar ser separados, sin embargo la mayoría fue subida a camiones y otros escaparon entre matorrales.

/TG


Cerca de mil migrantes quedaron varados en la rivera del Río Suchiate, del lado mexicano, ante el impedimento de la Guardia Nacional para que se adentren en territorio chiapaneco.

El grupo fuerte de la caravana migrante permanece descansando sin saber qué pasará por ellos, mientras que un centenar de elementos de la GN ha formado una valla humana para impedir que los centroamericanos ingresen.

Algunos han decidido bañarse en el agua del río internacional y otros permanecen bajo la sombra, a la espera que lleguen a algún acuerdo con autoridades de México.



Los centenares de migrantes no lograron acceder al municipio de Suchiate y en sus desesperación corrieron hacia el río, muchos más hacia Tecún Umán en busca de evitar ser golpeados o en el caso de padres perder a sus hijos.

Los militares también custodian calles del municipio por donde se esparcieron más grupos que burlaron el cinturón de seguridad en las inmediaciones del río.

Otros cientos fueron detenidos en la carretera Ciudad Hidalgo - Tapachula cuando avanzaban en grupo para evitar ser separados, sin embargo la mayoría fue subida a camiones y otros escaparon entre matorrales.

/TG