/ viernes 10 de noviembre de 2017

Presentan damnificados 100 quejas

RECLASIFICACIÓN DEL DAÑO DE SU VIVIENDA, ELPRINCIPAL MOTIVO

A más de dos meses del sismo magnitud 8.2 que azotóel Centro, Sur, Sureste y el Golfo de México, y a más de un mesque arrancó oficialmente la reconstrucción de las zonasimpactadas, en Chiapas al menos 10 mil 828 personas recibieron enconjunto las 13 mil 700 tarjetas de débito que el Banco del AhorroNacional y Servicios Financieros (Bansefi) distribuyó entre lapoblación afectada para ayudar a reparar o levantar su casa.

Por medio de un comunicado, la dependencia federalanunció que los plásticos contenían en total 205.5 millones depesos provenientes del Fondo de Desastres Naturales (Fonden). Losbeneficios llegaron a como mínimo 69 comunidades correspondientesa nueve municipios. Ahí fueron dispersadas por lo menos 10 mil 828“tarjetas Fonden de libre disposición” y tres mil 882“tarjetas Fonden vivienda”.

El primer plástico es para las familias coninmuebles con perjuicio parcial. Pone 15 mil pesos en efectivo alibre disposición del favorecido. El segundo es para familias conpropiedades categorizadas como pérdida total. En octubre pasadoesa tarjeta contó con 15 mil pesos para comprar exclusivamentemateriales para construcción aunados a los 15 mil pesos de la“tarjeta Fonden de libre disposición” que también fueentregada. En noviembre, diciembre y enero próximos seránabonados únicamente a la “tarjeta Fonden vivienda” 30 milpesos de manera mensual para completar una suma total de 120 milpesos, detalló.

Indicó que los plásticos fueron destinados a laspersonas con viviendas incluidas en el censo de daños de laSecretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano federal(Sedatu). Dicha institución es responsable de la clasificación deafectaciones, cuantificación de casas que sufrieron estragos,levantamiento del censo, preverificaciones y verificaciones.

El Bansefi informó que por medio de sus módulos deatención y su número telefónico gratuito de atención en ambasentidades registró en total 100 reclamaciones durante el procesode distribución de tarjetas. Por su número destacaron dosmotivos. El primero, la reclasificación del daño de la propiedadde total a parcial derivado de las verificaciones presenciales dela Sedatu.

“En otros casos, algunos de los beneficiarios quehan presentado quejas recibieron dos tarjetas siendo clasificada suvivienda como daño parcial, razón por la cual una de ellas notiene saldo. Esta situación se explica dado que a estas familiasles corresponde únicamente una tarjeta”, aclaró.

Dio a conocer que para agilizar la dispersión derecursos firmó un pacto con Telecomunicaciones de México. Comoresultado de ese acuerdo extendió de 23 a más de 60 municipios sucobertura en Oaxaca y Chiapas afectados por el temblor. Actualmenteen esos estados Bansefi tiene 55 sucursales. Adicionalmente en losmunicipios siniestrados de esos estados el número de cajeros enservicio pasará de 43 a 61.

“En virtud de que las tarjetas Fonden son unacuenta de ahorro, no tienen fecha de caducidad, y solo elbeneficiario puede retirar el recurso; es decir, los beneficiariosestán en libertad de utilizarlo cuando quieran, sin el temor a queel recurso les sea retirado por no gastarlo”, puntualizó.

RECLASIFICACIÓN DEL DAÑO DE SU VIVIENDA, ELPRINCIPAL MOTIVO

A más de dos meses del sismo magnitud 8.2 que azotóel Centro, Sur, Sureste y el Golfo de México, y a más de un mesque arrancó oficialmente la reconstrucción de las zonasimpactadas, en Chiapas al menos 10 mil 828 personas recibieron enconjunto las 13 mil 700 tarjetas de débito que el Banco del AhorroNacional y Servicios Financieros (Bansefi) distribuyó entre lapoblación afectada para ayudar a reparar o levantar su casa.

Por medio de un comunicado, la dependencia federalanunció que los plásticos contenían en total 205.5 millones depesos provenientes del Fondo de Desastres Naturales (Fonden). Losbeneficios llegaron a como mínimo 69 comunidades correspondientesa nueve municipios. Ahí fueron dispersadas por lo menos 10 mil 828“tarjetas Fonden de libre disposición” y tres mil 882“tarjetas Fonden vivienda”.

El primer plástico es para las familias coninmuebles con perjuicio parcial. Pone 15 mil pesos en efectivo alibre disposición del favorecido. El segundo es para familias conpropiedades categorizadas como pérdida total. En octubre pasadoesa tarjeta contó con 15 mil pesos para comprar exclusivamentemateriales para construcción aunados a los 15 mil pesos de la“tarjeta Fonden de libre disposición” que también fueentregada. En noviembre, diciembre y enero próximos seránabonados únicamente a la “tarjeta Fonden vivienda” 30 milpesos de manera mensual para completar una suma total de 120 milpesos, detalló.

Indicó que los plásticos fueron destinados a laspersonas con viviendas incluidas en el censo de daños de laSecretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano federal(Sedatu). Dicha institución es responsable de la clasificación deafectaciones, cuantificación de casas que sufrieron estragos,levantamiento del censo, preverificaciones y verificaciones.

El Bansefi informó que por medio de sus módulos deatención y su número telefónico gratuito de atención en ambasentidades registró en total 100 reclamaciones durante el procesode distribución de tarjetas. Por su número destacaron dosmotivos. El primero, la reclasificación del daño de la propiedadde total a parcial derivado de las verificaciones presenciales dela Sedatu.

“En otros casos, algunos de los beneficiarios quehan presentado quejas recibieron dos tarjetas siendo clasificada suvivienda como daño parcial, razón por la cual una de ellas notiene saldo. Esta situación se explica dado que a estas familiasles corresponde únicamente una tarjeta”, aclaró.

Dio a conocer que para agilizar la dispersión derecursos firmó un pacto con Telecomunicaciones de México. Comoresultado de ese acuerdo extendió de 23 a más de 60 municipios sucobertura en Oaxaca y Chiapas afectados por el temblor. Actualmenteen esos estados Bansefi tiene 55 sucursales. Adicionalmente en losmunicipios siniestrados de esos estados el número de cajeros enservicio pasará de 43 a 61.

“En virtud de que las tarjetas Fonden son unacuenta de ahorro, no tienen fecha de caducidad, y solo elbeneficiario puede retirar el recurso; es decir, los beneficiariosestán en libertad de utilizarlo cuando quieran, sin el temor a queel recurso les sea retirado por no gastarlo”, puntualizó.