/ lunes 5 de diciembre de 2022

Dan en Bellas Artes último adiós al muralista mexicano Rafael Cauduro

Recordaron al artista por su lucha por la igualdad de derechos en géneros, así como su voz siempre en favor de la justicia y en contra de la corrupción

En su adolescencia, Rafael Cauduro era una persona divertida y juguetona; sus familiares lo describían como travieso, latoso, impaciente y, en ocasiones gruñón. Al crecer, mantuvo esos mismos rasgos de personalidad añadiéndole una calidez humana incomparable, atento con cada uno de sus familiares y siempre dejando una huella en cada uno que lo conocía.

Este lunes, el legado profesional del muralista mexicano y su vida personal fueron recordados y homenajeados en el vestíbulo del Palacio de Bellas Artes, luego de su fallecimiento el pasado sábado, a los 72 años de edad.

Te puede interesar: Murales de Rafael Cauduro adornan las paredes de CDMX: en estos lugares puedes encontrarlos

“Rafa estuvo siempre para todos, la familia siempre fue lo primero para él, una persona bondadosa y generosa y respetuosa de las personas y la naturaleza.

“Durante los últimos años pude acompañarlo en la condición que lo inhabilitó para expresarse como lo hace naturalmente un ser humano. Me quedo con el recuerdo de las reuniones familiares, con tu amor, tu dulce mirada, la calidez y fuerza de tus manos y tu delicioso olor a flores frescas”, dijo la sobrina del pintor, Laura Appendini en un discurso previo a las guardias de honor que se montaron en el recinto.

La mayoría de los presentes recordaron al artista por su lucha por la igualdad de derechos en géneros, así como su voz siempre en favor de la justicia y en contra de la corrupción, tal y como lo mostró en el mural “Un clamor por la justicia. Siete crímenes mayores” que se encuentra ubicado en la sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Aunque contaba con estudios profesionales en las áreas de arquitectura y diseño industrial en la Universidad Iberoamericana, Cauduro optó por enfocarse de manera autodidacta en el desarrollo de las artes plásticas.

Debido a su pasión por el arte, en 2014 recibió el Doctorado Honoris Causa de la Universidad del Estado de México. Entre sus obras destacan el mural “El condominio” en el Edificio Cauduro, “Escenarios Subterráneos, Metro París y Underground London”, ubicado en la estación Insurgentes del metro de la Ciudad de México y su obra en vidrio “Metamorfosis” exhibido en The Bullseye Connection Gallery en Portland, Oregon.

“Es evidente el dolor que nos causa este momento no sólo a la familia sino a todos los mexicanos. Rafael dejó un gran legado a través de su obra y sus murales, los cuales no son representativos por la alta ejecución de sus trazos sino por su gran contenido de justicia social haciendo una denuncia constante luchando por la igualdad y los derechos humanos, levantando voz por aquellos que no la tienen.

Rafael disfrutó cada momento de su propio deterioro (personal) fue congruente con su filosofía y pasión por la vida sabiendo que el instante final se acercaba, siempre tuvo una sonrisa y buen humor disfrutando la última etapa de su vida con gratitud y dignidad, deteriorándose poco a poco hasta lograr trascender y haciendo honor al sello de su obra”, comentó, conmovida la viuda del artista Ileana Pérez Cano.

En su discurso, Cano recordó el momento en el que al pintor le cuestionaron cómo le gustaría ser recordado; él inmediatamente mencionó a sus hijas, que su objetivo principal era dejarles la imagen de un hombre honesto, alegre y siempre apasionado por la vida.

“Con su muerte, Rafael nos da una lección y un sentido de su vida, el sentido de vivir para oxidarte y enmohecerte.

“Lo que permanece hoy y para siempre es el recuerdo no sólo de un gran artista sino el de un padre ejemplar, un amigo solidario, un tío inigualable, un magnífico orador, un gran ser humano que nos deja llena de recuerdos y experiencias maravillosas que quedarán atesoradas en nuestros corazones”, compartió, entre lágrimas Cano, madre de sus dos hijas Juliana y Elena.

Ellas, visiblemente afectadas, subieron al estrado para dedicarle unas palabras a su padre. De fondo la foto del muralista, en su lado izquierdo el coro madrigalista de Bellas Artes y un centenar de invitados.

“Afortunadamente le dijimos todo lo que le queríamos decir a papá en persona y si es que nosotros queremos decirle sabemos que siempre estará presente para todos los pensamientos que le queramos compartir. Sólo nos queda hacer honor a todas las enseñanzas que nos dio como padre, nos queda agradecer todo lo que hizo por nosotros como familia y todo lo que hizo para el país brindado por sus obras que lo inmortalizan.

“Nos queda hacerle honor a sus discursos, buscando un país más justo y seguro; al mismo tiempo como se repitió varias veces, era un ser humano, con valores, con un corazón muy grande que nos pudo abrazar a todo aquel que se acercara, una persona honesta, respetuosa y siempre permanecerá en nuestra memoria”, expresó su hija Elena, quien estuvo acompañada de Juliana.

Cauduro, nacido un 18 de abril de 1950 también recibió homenajes en vida, ejemplo de ello fue el que le ofrecieron en 2016 en el Museo de la Ciudad de Cuernavaca; para 2020 fue seleccionado para recibir la Medalla al Mérito en las Artes del Congreso de la Ciudad.

En su adolescencia, Rafael Cauduro era una persona divertida y juguetona; sus familiares lo describían como travieso, latoso, impaciente y, en ocasiones gruñón. Al crecer, mantuvo esos mismos rasgos de personalidad añadiéndole una calidez humana incomparable, atento con cada uno de sus familiares y siempre dejando una huella en cada uno que lo conocía.

Este lunes, el legado profesional del muralista mexicano y su vida personal fueron recordados y homenajeados en el vestíbulo del Palacio de Bellas Artes, luego de su fallecimiento el pasado sábado, a los 72 años de edad.

Te puede interesar: Murales de Rafael Cauduro adornan las paredes de CDMX: en estos lugares puedes encontrarlos

“Rafa estuvo siempre para todos, la familia siempre fue lo primero para él, una persona bondadosa y generosa y respetuosa de las personas y la naturaleza.

“Durante los últimos años pude acompañarlo en la condición que lo inhabilitó para expresarse como lo hace naturalmente un ser humano. Me quedo con el recuerdo de las reuniones familiares, con tu amor, tu dulce mirada, la calidez y fuerza de tus manos y tu delicioso olor a flores frescas”, dijo la sobrina del pintor, Laura Appendini en un discurso previo a las guardias de honor que se montaron en el recinto.

La mayoría de los presentes recordaron al artista por su lucha por la igualdad de derechos en géneros, así como su voz siempre en favor de la justicia y en contra de la corrupción, tal y como lo mostró en el mural “Un clamor por la justicia. Siete crímenes mayores” que se encuentra ubicado en la sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Aunque contaba con estudios profesionales en las áreas de arquitectura y diseño industrial en la Universidad Iberoamericana, Cauduro optó por enfocarse de manera autodidacta en el desarrollo de las artes plásticas.

Debido a su pasión por el arte, en 2014 recibió el Doctorado Honoris Causa de la Universidad del Estado de México. Entre sus obras destacan el mural “El condominio” en el Edificio Cauduro, “Escenarios Subterráneos, Metro París y Underground London”, ubicado en la estación Insurgentes del metro de la Ciudad de México y su obra en vidrio “Metamorfosis” exhibido en The Bullseye Connection Gallery en Portland, Oregon.

“Es evidente el dolor que nos causa este momento no sólo a la familia sino a todos los mexicanos. Rafael dejó un gran legado a través de su obra y sus murales, los cuales no son representativos por la alta ejecución de sus trazos sino por su gran contenido de justicia social haciendo una denuncia constante luchando por la igualdad y los derechos humanos, levantando voz por aquellos que no la tienen.

Rafael disfrutó cada momento de su propio deterioro (personal) fue congruente con su filosofía y pasión por la vida sabiendo que el instante final se acercaba, siempre tuvo una sonrisa y buen humor disfrutando la última etapa de su vida con gratitud y dignidad, deteriorándose poco a poco hasta lograr trascender y haciendo honor al sello de su obra”, comentó, conmovida la viuda del artista Ileana Pérez Cano.

En su discurso, Cano recordó el momento en el que al pintor le cuestionaron cómo le gustaría ser recordado; él inmediatamente mencionó a sus hijas, que su objetivo principal era dejarles la imagen de un hombre honesto, alegre y siempre apasionado por la vida.

“Con su muerte, Rafael nos da una lección y un sentido de su vida, el sentido de vivir para oxidarte y enmohecerte.

“Lo que permanece hoy y para siempre es el recuerdo no sólo de un gran artista sino el de un padre ejemplar, un amigo solidario, un tío inigualable, un magnífico orador, un gran ser humano que nos deja llena de recuerdos y experiencias maravillosas que quedarán atesoradas en nuestros corazones”, compartió, entre lágrimas Cano, madre de sus dos hijas Juliana y Elena.

Ellas, visiblemente afectadas, subieron al estrado para dedicarle unas palabras a su padre. De fondo la foto del muralista, en su lado izquierdo el coro madrigalista de Bellas Artes y un centenar de invitados.

“Afortunadamente le dijimos todo lo que le queríamos decir a papá en persona y si es que nosotros queremos decirle sabemos que siempre estará presente para todos los pensamientos que le queramos compartir. Sólo nos queda hacer honor a todas las enseñanzas que nos dio como padre, nos queda agradecer todo lo que hizo por nosotros como familia y todo lo que hizo para el país brindado por sus obras que lo inmortalizan.

“Nos queda hacerle honor a sus discursos, buscando un país más justo y seguro; al mismo tiempo como se repitió varias veces, era un ser humano, con valores, con un corazón muy grande que nos pudo abrazar a todo aquel que se acercara, una persona honesta, respetuosa y siempre permanecerá en nuestra memoria”, expresó su hija Elena, quien estuvo acompañada de Juliana.

Cauduro, nacido un 18 de abril de 1950 también recibió homenajes en vida, ejemplo de ello fue el que le ofrecieron en 2016 en el Museo de la Ciudad de Cuernavaca; para 2020 fue seleccionado para recibir la Medalla al Mérito en las Artes del Congreso de la Ciudad.

Policiaca

¡Familias mueren de hambre! Habitantes denuncian ataques armados en Tzanembolóm, Chiapas

Los habitantes de la comunidad Tzanembolóm han denunciado que los ataques armados continúan, a pesar de la presencia de fuerzas de seguridad

Policiaca

Abuelita rescatada en casa abandonada; DIF se hará cargo de la situación

Personal de los cuerpos de emergencia y de seguridad se trasladaron hasta una vivienda en la colonia Sinaí de esta ciudad, en donde lograron brindarle ayuda a una mujer de la tercera edad, quien fue hallada en estado de abandono

Municipios

¿Levantará el frente comunitario de Oxchuc el bloqueo? Llega tráiler con apoyo de láminas

El bloqueo carretero de Oxchuc ya cumplió el mes, en donde aún no hay resolución a sus demandas

Local

Carlos Montoya apasionado por el saxofón; camina por la ciudad para hacerse presente

Carlos Fabián Montoya es un joven de 21 años, es un saxofonista que tiene como una gran pasión tocar este instrumento

Policiaca

Desmienten hallazgo de 120 cuerpos en La Tigrilla, Chiapas

La Fiscalía General del Estado exhortó a la ciudadanía a no dejarse llevar por rumores y a mantenerse informada a través de las plataformas oficiales

Local

Don Héctor Martínez dedicado a venta de rosas artificiales elaboradas por su esposa

En la esquina de la calle central y primera avenida sur en el centro de Tuxtla Gutiérrez se encuentra el puesto de manualidades "Rosas Eternas", atendido por el señor Héctor de Jesús Martínez Vázquez