/ lunes 10 de abril de 2023

Priscila Arias, en defensa de la autoestima

La influencer y activista corporal Priscila Arias comparte cómo de ser creadora de contenido sobre moda y maquillaje, se convirtió en una activista contra la gordofobia

Priscila Arias se recuerda a sí misma como una niña tímida y un poco insegura, que nunca soñó con ser una celebridad. Tras convertirse en maquillista y comenzar a subir sus looks a internet, la vida la guiaría por el camino de las redes sociales, y con el tiempo se convertiría en la voz de miles de mujeres. Ahora ella no es de las que se queda callada.

“El peso de su odio pesa más que mi cuerpo” dice una de las frases de la canción #Stopgordofobia, que lanzó en marzo pasado y para cuya grabación logró reunir a Alejandra Ley, Michelle Rodríguez y Laura de Freitas.

Sigue leyendo: Queerfobia y gordofobia Vs. Sam Smith


Originalmente llamada Domingo de rabia escrita por la uruguaya Magda Piñeyro, fue retomada por el productor Alejandro Barquet y busca ser un himno, una canción de lucha para recordar a las personas con sobrepeso que la gordofobia existe, pero ellas no tienen que ser atacadas, ni violentadas por el tamaño de su cuerpo.

Sentada en su estudio de grabación, en el cual predomina el color rosa, y cuya pared está decorada con un brillante letrero de luz neón donde se lee su username, “La Fatshionista”, Priscila recuerda cómo despertó en ella el interés por el activismo.

“Cuando empecé con el maquillaje me di cuenta que no había modelos de tallas grandes en todos los perfiles. Entonces me fui enfocando hacia mí, a ponerme a mí misma como modelo”, recuerda en entrevista con El Sol de México.

“Pero una cosa era que fueran fotos, un blog escrito, pero con el tiempo, la gente me pedía videos y tutoriales de maquillaje. Cuando empecé a hacerlo fue fatal, porque no era buena con la cámara ni con las palabras, fue algo que fui desarrollando”.

Su principal escuela para desenvolverse en los medios audiovisuales fue un proyecto titulado “Felizmente”, que tenía salida en Televisa Digital, y abordaba temas relacionados con mujeres de tallas grandes.

Los tres años que duró ahí, le dieron las tablas para su futura labor a través de las redes sociales, donde actualmente suma 4 millones 294 mil 226 seguidores: 2.7 millones en Facebook, 803 mil en Instagram, 98 mil 900 en YouTube, 685 mil en TikTok y 7 mil 326 en Twitter.

Empecé a pensar, creo que ahora vamos a hablar acerca de la autoestima

Sin embargo, reconoce que su intención en ese momento no era volverse activista, eso fue algo que descubrió sobre la marcha, al recibir mensajes de sus seguidoras diciéndole que ellas no se atreverían a usar las prendas que ella mostraba, porque se sentían avergonzadas de su físico.

“Empecé a pensar, ‘creo que ahora vamos a hablar acerca de la autoestima’. Vamos a entrar un poco más a la aceptación corporal, porque algo está fallando ahí”, cuenta. “Por más que mandaba a terapia a las morras, les decía que se quisieran y se empoderaran y demás, me di cuenta que no era suficiente”.

“De todos modos salen tu papá, tu mamá, tus hermanos, tus compañeros en la oficina, tu pareja, o en los medios. Todo el tiempo te están bombardeando con que ser delgadas es mejor que ser gordo, que debes bajar de peso y cuidar tu alimentación, te debes ver de cierta forma”.

Priscila afirma que en ese momento se dio cuenta que era un problema sistemático, y creció en ella la necesidad de ayudar a otras mujeres a comprender que su salud es un tema personal, y no deben permitir que los comentarios de otras personas las lastimen.

Una válvula de escape

Ella misma confiesa haber vivido muchas veces esa violencia en carne propia, incluso en voz de su propio padre, con quien hasta la fecha mantiene una relación complicada por este tema.

Por ello, asegura que las redes sociales fueron también una válvula de escape para ella, y la ayudaron en su propio proceso de sanación. “Me hizo darme cuenta que no estaba sola, que podríamos aprender juntas sobre salud y autoestima”.

“Conozco lo que me ha sucedido, puedo hablar sobre ello, pero cuando empiezas a sumar las circunstancias y las vivencias de todas, ahí es cuando te das cuenta que es un problema mayor. Eso también le quitó un poco de carga al sentirme sola, incomprendida, atacada y rebasada”.

Aunque ha observado avances en materia de inclusión con las marcas de ropa, todavía no se ha aceptado del todo, pues en los últimos años algunas tiendas que habían abierto secciones especiales para personas de talla grande, terminaron por cerrarlas, hecho que ha afectado, más no limitado su propia manera de vestir.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Mi estilo sería algo muy distinto si tuviera la oferta que tienen las mujeres delgadas o de tallas regulares, de L para abajo. Experimentaría mucho más con mi estilo de vestir y los tipos de prendas”.

Hoy en día la también actriz, en 2021 apareció en la cinta “Chilangolandia”, está próxima a celebrar el octavo aniversario con su proyecto “La Fatshionista”, y busca concretar sus planes de crear su propia línea de ropa para mujeres plus size. Asimismo, espera hacer más colaboraciones con otras activistas corporales, como el sencillo “#Stopgordofobia” que lanzó en el Día de la Mujer.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcast, Deezer y Amazon Music

Priscila Arias se recuerda a sí misma como una niña tímida y un poco insegura, que nunca soñó con ser una celebridad. Tras convertirse en maquillista y comenzar a subir sus looks a internet, la vida la guiaría por el camino de las redes sociales, y con el tiempo se convertiría en la voz de miles de mujeres. Ahora ella no es de las que se queda callada.

“El peso de su odio pesa más que mi cuerpo” dice una de las frases de la canción #Stopgordofobia, que lanzó en marzo pasado y para cuya grabación logró reunir a Alejandra Ley, Michelle Rodríguez y Laura de Freitas.

Sigue leyendo: Queerfobia y gordofobia Vs. Sam Smith


Originalmente llamada Domingo de rabia escrita por la uruguaya Magda Piñeyro, fue retomada por el productor Alejandro Barquet y busca ser un himno, una canción de lucha para recordar a las personas con sobrepeso que la gordofobia existe, pero ellas no tienen que ser atacadas, ni violentadas por el tamaño de su cuerpo.

Sentada en su estudio de grabación, en el cual predomina el color rosa, y cuya pared está decorada con un brillante letrero de luz neón donde se lee su username, “La Fatshionista”, Priscila recuerda cómo despertó en ella el interés por el activismo.

“Cuando empecé con el maquillaje me di cuenta que no había modelos de tallas grandes en todos los perfiles. Entonces me fui enfocando hacia mí, a ponerme a mí misma como modelo”, recuerda en entrevista con El Sol de México.

“Pero una cosa era que fueran fotos, un blog escrito, pero con el tiempo, la gente me pedía videos y tutoriales de maquillaje. Cuando empecé a hacerlo fue fatal, porque no era buena con la cámara ni con las palabras, fue algo que fui desarrollando”.

Su principal escuela para desenvolverse en los medios audiovisuales fue un proyecto titulado “Felizmente”, que tenía salida en Televisa Digital, y abordaba temas relacionados con mujeres de tallas grandes.

Los tres años que duró ahí, le dieron las tablas para su futura labor a través de las redes sociales, donde actualmente suma 4 millones 294 mil 226 seguidores: 2.7 millones en Facebook, 803 mil en Instagram, 98 mil 900 en YouTube, 685 mil en TikTok y 7 mil 326 en Twitter.

Empecé a pensar, creo que ahora vamos a hablar acerca de la autoestima

Sin embargo, reconoce que su intención en ese momento no era volverse activista, eso fue algo que descubrió sobre la marcha, al recibir mensajes de sus seguidoras diciéndole que ellas no se atreverían a usar las prendas que ella mostraba, porque se sentían avergonzadas de su físico.

“Empecé a pensar, ‘creo que ahora vamos a hablar acerca de la autoestima’. Vamos a entrar un poco más a la aceptación corporal, porque algo está fallando ahí”, cuenta. “Por más que mandaba a terapia a las morras, les decía que se quisieran y se empoderaran y demás, me di cuenta que no era suficiente”.

“De todos modos salen tu papá, tu mamá, tus hermanos, tus compañeros en la oficina, tu pareja, o en los medios. Todo el tiempo te están bombardeando con que ser delgadas es mejor que ser gordo, que debes bajar de peso y cuidar tu alimentación, te debes ver de cierta forma”.

Priscila afirma que en ese momento se dio cuenta que era un problema sistemático, y creció en ella la necesidad de ayudar a otras mujeres a comprender que su salud es un tema personal, y no deben permitir que los comentarios de otras personas las lastimen.

Una válvula de escape

Ella misma confiesa haber vivido muchas veces esa violencia en carne propia, incluso en voz de su propio padre, con quien hasta la fecha mantiene una relación complicada por este tema.

Por ello, asegura que las redes sociales fueron también una válvula de escape para ella, y la ayudaron en su propio proceso de sanación. “Me hizo darme cuenta que no estaba sola, que podríamos aprender juntas sobre salud y autoestima”.

“Conozco lo que me ha sucedido, puedo hablar sobre ello, pero cuando empiezas a sumar las circunstancias y las vivencias de todas, ahí es cuando te das cuenta que es un problema mayor. Eso también le quitó un poco de carga al sentirme sola, incomprendida, atacada y rebasada”.

Aunque ha observado avances en materia de inclusión con las marcas de ropa, todavía no se ha aceptado del todo, pues en los últimos años algunas tiendas que habían abierto secciones especiales para personas de talla grande, terminaron por cerrarlas, hecho que ha afectado, más no limitado su propia manera de vestir.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Mi estilo sería algo muy distinto si tuviera la oferta que tienen las mujeres delgadas o de tallas regulares, de L para abajo. Experimentaría mucho más con mi estilo de vestir y los tipos de prendas”.

Hoy en día la también actriz, en 2021 apareció en la cinta “Chilangolandia”, está próxima a celebrar el octavo aniversario con su proyecto “La Fatshionista”, y busca concretar sus planes de crear su propia línea de ropa para mujeres plus size. Asimismo, espera hacer más colaboraciones con otras activistas corporales, como el sencillo “#Stopgordofobia” que lanzó en el Día de la Mujer.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcast, Deezer y Amazon Music

Local

Protección del mono aullador: Un imperativo para la Selva Lacandona

En el corazón de la Selva Lacandona habita el mono aullador (Alouatta pigra), un primate arbóreo y diurno que forma unidades sociales y reproductivas conocidas como tropas

Local

Grupos armados cortan suministro eléctrico y líneas telefónicas en Chicomuselo, Chiapas

En las últimas horas el municipio de Chicomuselo ha quedado sin suministro de energía eléctrica y telefonía celular, según reportan los residentes locales

Policiaca

Buscaban secuestrar al tesorero municipal de San Cristóbal pero logran rescatarlo

La tensión se apoderó de San Cristóbal de Las Casas esta mañana cuando el tesorero municipal, Juan José Alejandro Reyes, fue secuestrado por una hazaña llevado a cabo por unas 20 personas

Local

Para las autoridades no existen; colonias de Tuxtla inmersas en pobreza extrema

En Tuxtla Gutiérrez existen 69 colonias inmersas en la pobreza extrema, sin regularización de la tenencia de la tierra, sin agua potable, servicio de drenaje, electricidad, calles y mucho menos, acceso a la seguridad pública

Local

Camión adaptado para reparar todo tipo de electrodomésticos ¡Calidad y servicio en Tuxtla!

La demanda de sus servicios ha crecido un 70%, especialmente los servicios a domicilio

Local

Disminuye el INIFECH rezago de infraestructura educativa en Chiapas

Alrededor de 7 mil 700 espacios de mil 876 planteles que se localizan en 122 municipios de Chiapas, recibieron en los últimos seis años el apoyo para mejorar las condiciones de los edificios educativos