/ viernes 21 de diciembre de 2018

Afectaciones por los fuertes vientos en la Costa

Piden extremar precaución, toda vez que el mal tiempo continuará, por eso exhortan no quemar basura

Tonalá.- Los fuertes vientos que se registraron en la costa han dejado carreteras obstruidas por ramas y árboles derribados, además de afectaciones en el techo de algunas viviendas.

El frente frio ha dejado secuelas en algunas viviendas de este municipio que tienen sus techos de láminas, el recuento aún no se ha dado a conocer, pero en algunas comunidades como Nuevo Milenio, La Guadalupe, en Tres Picos, Nuevo Morelos, La Victoria, entre otras hubo afectaciones, mientras que en las carreteras arboles han caído, otros se han desgajado de sus ramas para dejar por algunas horas sin paso a los transportistas.




La dura tarea que está dejando a su paso los vientos en rachados han afectados hasta los agricultores de melón, donde las plantas son desbastadas dejando algunas perdidas económicas, en las localidades Noyola y El Verano.

A decir del delegado de protección civil regional Istmo-Costa, Jaime Marroquín Solís, se han estado monitoreando los municipios de Arriaga y Tonalá considerados focos rojos para los incendios, esto aún más en las orillas de la carretera donde han dependido los incendios.



El saldo provisional es una víctima a causa de los incendios, se le quemó su vivienda por una fogata de su fogón, voló la chispa hasta consumir en su totalidad su humilde hogar construido con cartón y madera.

Tonalá.- Los fuertes vientos que se registraron en la costa han dejado carreteras obstruidas por ramas y árboles derribados, además de afectaciones en el techo de algunas viviendas.

El frente frio ha dejado secuelas en algunas viviendas de este municipio que tienen sus techos de láminas, el recuento aún no se ha dado a conocer, pero en algunas comunidades como Nuevo Milenio, La Guadalupe, en Tres Picos, Nuevo Morelos, La Victoria, entre otras hubo afectaciones, mientras que en las carreteras arboles han caído, otros se han desgajado de sus ramas para dejar por algunas horas sin paso a los transportistas.




La dura tarea que está dejando a su paso los vientos en rachados han afectados hasta los agricultores de melón, donde las plantas son desbastadas dejando algunas perdidas económicas, en las localidades Noyola y El Verano.

A decir del delegado de protección civil regional Istmo-Costa, Jaime Marroquín Solís, se han estado monitoreando los municipios de Arriaga y Tonalá considerados focos rojos para los incendios, esto aún más en las orillas de la carretera donde han dependido los incendios.



El saldo provisional es una víctima a causa de los incendios, se le quemó su vivienda por una fogata de su fogón, voló la chispa hasta consumir en su totalidad su humilde hogar construido con cartón y madera.