/ lunes 15 de abril de 2024

El Chichonal y el Tacaná, los gigantes dormidos que acechan en Chiapas

En el corazón de la tierra de los volcanes, el estado de Chiapas resguarda una belleza natural impresionante que también encierra potenciales peligros

En la tierra de los volcanes, Chiapas alberga una belleza natural que también esconde potenciales peligrosos. El estado sureño alberga 14 de estos gigantes dormidos en su territorio, por lo que la región vive en constante vigilancia ante la posibilidad de una erupción. Entre ellos, dos destacan por su historia y riesgo latente: El Chichonal ó Chichón y el Tacaná.

Aunque algunos volcanes son confundidos con simples cerros, estos representan una amenaza potencial para las comunidades cercanas. Cerca de 400 mil personas habitan en áreas de influencia volcánica, donde el monitoreo sísmico y volcánico es una labor continua para prevenir desastres naturales.

De los dos volcanes mencionados, El Chichonal, es conocido por su violenta erupción, ocurrida en el año de 1982, siendo este año marcado por un devastador hecho. Por otro lado, el Tacaná, con su cima compartida entre México y Guatemala, también se mantiene en observación constante debido a su actividad pasada y la cercanía de comunidades vulnerables.

Para ello Miguel Ángel Alatorre Ibargüengoitia, profesor e investigador del Instituto de Investigación en Gestión de Riesgos y Cambio Climático de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach), en entrevista nos habla un poco acerca de estos dos volcanes, considerados los más peligrosos no sólo del estado, si no de toda la República Mexicana.

“El volcán Chichón o Chichona, tuvo una erupción catastrófica en 1982, ha sido el mayo desastre volcanico en México, y uno de los mayores desastres del siglo XX, en particular pues generó la muerte de más de 2 mil personas, muchos desplazados, perdidas importantes económicas, e inclusive afectaciones del clima en todo el mundo, no solamente de Chiapas, si no de todo el mundo”, aseguró Alatorre Ibargüengoitia.


Donde se ubica El Chichonal y su devastación

El volcán Chichonal, ubicado en la serranía de Magdalena, al noroeste de Chiapas, destaca por su historia y singularidad geológica. Su nombre proviene de un fruto de palmera local utilizado para techos tradicionales. Con un cráter de 1.5 por 2 km de diámetro, llamado Somma, y una altitud de 1150 msnm, alberga en su interior un lago azul turquesa con una temperatura regular de 32 °C.

Tras 550 años de inactividad, el Chichonal despertó entre el 28 de marzo y el 4 de abril de 1982 en un evento eruptivo notable. Precedido por actividad sísmica detectada desde 1979, y reportes de movimientos y ruidos desde noviembre de 1981, la erupción liberó grandes cantidades de arena, piedra volcánica y ceniza, alcanzando casi 10 km de altura. Esta erupción, monitoreada por la UNAM, dejó una marca indeleble en la memoria de la región.

Con la primera erupción, el norte del estado de Chiapas y algunas poblaciones de Tabasco quedaron cubiertos por el material arrojado. Una cerrada cortina de ceniza imposibilitó las operaciones de auxilio por parte del gobierno estatal y la Secretaría de la Defensa Nacional. El recuento de daños en cifras duras fue el siguiente: afectación a 150 mil personas, de las cuales, hacia el 12 de abril, 2 mil 750 estaban en calidad de desaparecidas. Devastación total en las poblaciones que se localizaban dentro de un radio de 10 km del volcán Chichonal; 41 mil 711 hectáreas de tierras de origen ejidal dañadas; 58 escuelas, 30 templos, 11 presidencias municipales, 16 clínicas, dos aeropistas y mercados destruidos.

Los 15 ejidos que sufrieron daños severos, que van desde la semidestrucción hasta la destrucción total, fueron Francisco León (Coalpitán), Chapultenango, Vicente Guerrero, El Naranjo, Carmen Tonapac, Esquipulas Guayabal, Guadalupe Victoria, Colonia Volcán Chichonal, Ribera Volcán Chichonal, San Antonio Acambac, Ostuacán, Xochimilco, Lindavista, Nicapa, Sunuapa, Ribera Candelaria y El Cuyo.

Volcán Tacana: actualmente se encuentra activo

El volcán Tacaná, ubicado en la frontera entre México y Guatemala, se eleva a una altitud de 4,100 metros, lo que lo convierte en un punto singular que permite observar todos los niveles de clima y tipos de vegetación de la Sierra Madre. Este volcán alberga diversos ecosistemas, desde selvas altas y bosques de pino hasta selvas de niebla y páramos en su cumbre, ofreciendo una biodiversidad única en Chiapas.

Considerado uno de los volcanes más activos de México junto con el Popocatépetl, el de Colima, el Pico de Orizaba, el Ceboruco, el Chichón y San Andrés Tuxtla, el Tacaná ha tenido un historial de erupciones significativo. Aunque su última erupción conocida fue una pequeña erupción freática en mayo de 1986, se sigue considerando peligroso para las más de 250 mil personas que residen en su área de influencia, manteniendo una constante vigilancia por parte de las autoridades.

Mientras tanto los volcanes que se mantienen apagados son; Zontehuitz, Huitepec, La Lanza, Santo Ton, Carranza, El Bahúl, San Luis, Rancho Quemado, El Boquerón, Cerros Bandera Tapalapa, Junchavín, Mactumactzá, cabe destacar que, de acuerdo al vulcanólogo, estos volcanes difícilmente volverían a reactivarse, ya que una vez apagándose, les lleva miles y miles de año para reactivarse, por lo que es muy poco probables que resurjan.


Chichonal y Tacaná se mantiene monitoreado

Los dos volcanes que han quedado activos, al ser peligrosos, el centro de monitorio de la UNICACH mantiene monitoreado a estos volcanes, pues son de alta peligrosidad.

“El monitoreo incluye, monitoreo sísmico, ósea instrumentos que vean la actividad sísmica asociada al volcán, el monitorio geoquímico, que tiene que ver con cambios en los gases y en el lago del cráter, y el monitoreo de Geodesía, que tiene que ver con informaciones que pudiera tener el edificio volcánico”, dijo Alatorre.

Mientras tanto aseguro que el volcán Tacaná sigue teniendo actividad, puesto que en dado caso se activará pudiera tener una erupción muy grande e incluso afectaría toda la zona y parte del municipio de Tapachula.



Chichonal y Tacaná: volcanes explosivos y más peligrosos

Cabe mencionar que de acuerdo al investigador, estos volcanes son explosivos, es decir que no generan lava como se ha visto algunas imágenes de Hawai, si no , estos generan mezclas de ceniza y gas caliente, considerado aún más peligroso, de acción rápida y más destructivos, por lo que los dos volcanes tienen mayor potencial de destrucción en comparación a los que emiten lava.

“Es importante que, si llega a ocurrir una erupción muy grande, explosiva, estos flujos de ceniza y gas caliente, pueden llegar a los flancos en cuestión de segundos o minutos, entonces es importantes que la población este preparada, porque no habría mucho tiempo de respuesta, ya que empieza la erupción”, destacó Ibargüengoitia.

Ante ello destacó que por fortuna estos volcanes suelen avisas mucho antes de que halla una erupción, y a través del monitoreo volcánico se puede observar si están despertando o teniendo alguna actividad, para que se tomen las medidas de prevención.

“Los dos tienen una actividad que nos recuerdan que están totalmente activos, bueno en el volcán Tacaná hemos detectado algunos eventos sísmicos, y en el caso del volcán Chichón han habido algunos eventos sísmicos y hemos identificado varios cambios en el lago craterico, eso nos esta recordando es que son volcanes cambiantes con actividad y que puede cambiar en cualquier momento, por eso es importante mantener ese monitoreo, por que puede cambiar en un intervalo relativamente corto”, finalizó.

Mientras tanto el vulcanólogo alerto a la población de que si visita el Chichonal evite meterse al lago del cráter, ya que muchos han subido como turismo de aventura pero el agua ya es peligrosa, por lo que insta a la población tomar sus precauciones en ambos volcanes.

¡Recibe las noticias a tu WhatsApp! Regístranos y manda la palabra ALTA ⬇️

En la tierra de los volcanes, Chiapas alberga una belleza natural que también esconde potenciales peligrosos. El estado sureño alberga 14 de estos gigantes dormidos en su territorio, por lo que la región vive en constante vigilancia ante la posibilidad de una erupción. Entre ellos, dos destacan por su historia y riesgo latente: El Chichonal ó Chichón y el Tacaná.

Aunque algunos volcanes son confundidos con simples cerros, estos representan una amenaza potencial para las comunidades cercanas. Cerca de 400 mil personas habitan en áreas de influencia volcánica, donde el monitoreo sísmico y volcánico es una labor continua para prevenir desastres naturales.

De los dos volcanes mencionados, El Chichonal, es conocido por su violenta erupción, ocurrida en el año de 1982, siendo este año marcado por un devastador hecho. Por otro lado, el Tacaná, con su cima compartida entre México y Guatemala, también se mantiene en observación constante debido a su actividad pasada y la cercanía de comunidades vulnerables.

Para ello Miguel Ángel Alatorre Ibargüengoitia, profesor e investigador del Instituto de Investigación en Gestión de Riesgos y Cambio Climático de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach), en entrevista nos habla un poco acerca de estos dos volcanes, considerados los más peligrosos no sólo del estado, si no de toda la República Mexicana.

“El volcán Chichón o Chichona, tuvo una erupción catastrófica en 1982, ha sido el mayo desastre volcanico en México, y uno de los mayores desastres del siglo XX, en particular pues generó la muerte de más de 2 mil personas, muchos desplazados, perdidas importantes económicas, e inclusive afectaciones del clima en todo el mundo, no solamente de Chiapas, si no de todo el mundo”, aseguró Alatorre Ibargüengoitia.


Donde se ubica El Chichonal y su devastación

El volcán Chichonal, ubicado en la serranía de Magdalena, al noroeste de Chiapas, destaca por su historia y singularidad geológica. Su nombre proviene de un fruto de palmera local utilizado para techos tradicionales. Con un cráter de 1.5 por 2 km de diámetro, llamado Somma, y una altitud de 1150 msnm, alberga en su interior un lago azul turquesa con una temperatura regular de 32 °C.

Tras 550 años de inactividad, el Chichonal despertó entre el 28 de marzo y el 4 de abril de 1982 en un evento eruptivo notable. Precedido por actividad sísmica detectada desde 1979, y reportes de movimientos y ruidos desde noviembre de 1981, la erupción liberó grandes cantidades de arena, piedra volcánica y ceniza, alcanzando casi 10 km de altura. Esta erupción, monitoreada por la UNAM, dejó una marca indeleble en la memoria de la región.

Con la primera erupción, el norte del estado de Chiapas y algunas poblaciones de Tabasco quedaron cubiertos por el material arrojado. Una cerrada cortina de ceniza imposibilitó las operaciones de auxilio por parte del gobierno estatal y la Secretaría de la Defensa Nacional. El recuento de daños en cifras duras fue el siguiente: afectación a 150 mil personas, de las cuales, hacia el 12 de abril, 2 mil 750 estaban en calidad de desaparecidas. Devastación total en las poblaciones que se localizaban dentro de un radio de 10 km del volcán Chichonal; 41 mil 711 hectáreas de tierras de origen ejidal dañadas; 58 escuelas, 30 templos, 11 presidencias municipales, 16 clínicas, dos aeropistas y mercados destruidos.

Los 15 ejidos que sufrieron daños severos, que van desde la semidestrucción hasta la destrucción total, fueron Francisco León (Coalpitán), Chapultenango, Vicente Guerrero, El Naranjo, Carmen Tonapac, Esquipulas Guayabal, Guadalupe Victoria, Colonia Volcán Chichonal, Ribera Volcán Chichonal, San Antonio Acambac, Ostuacán, Xochimilco, Lindavista, Nicapa, Sunuapa, Ribera Candelaria y El Cuyo.

Volcán Tacana: actualmente se encuentra activo

El volcán Tacaná, ubicado en la frontera entre México y Guatemala, se eleva a una altitud de 4,100 metros, lo que lo convierte en un punto singular que permite observar todos los niveles de clima y tipos de vegetación de la Sierra Madre. Este volcán alberga diversos ecosistemas, desde selvas altas y bosques de pino hasta selvas de niebla y páramos en su cumbre, ofreciendo una biodiversidad única en Chiapas.

Considerado uno de los volcanes más activos de México junto con el Popocatépetl, el de Colima, el Pico de Orizaba, el Ceboruco, el Chichón y San Andrés Tuxtla, el Tacaná ha tenido un historial de erupciones significativo. Aunque su última erupción conocida fue una pequeña erupción freática en mayo de 1986, se sigue considerando peligroso para las más de 250 mil personas que residen en su área de influencia, manteniendo una constante vigilancia por parte de las autoridades.

Mientras tanto los volcanes que se mantienen apagados son; Zontehuitz, Huitepec, La Lanza, Santo Ton, Carranza, El Bahúl, San Luis, Rancho Quemado, El Boquerón, Cerros Bandera Tapalapa, Junchavín, Mactumactzá, cabe destacar que, de acuerdo al vulcanólogo, estos volcanes difícilmente volverían a reactivarse, ya que una vez apagándose, les lleva miles y miles de año para reactivarse, por lo que es muy poco probables que resurjan.


Chichonal y Tacaná se mantiene monitoreado

Los dos volcanes que han quedado activos, al ser peligrosos, el centro de monitorio de la UNICACH mantiene monitoreado a estos volcanes, pues son de alta peligrosidad.

“El monitoreo incluye, monitoreo sísmico, ósea instrumentos que vean la actividad sísmica asociada al volcán, el monitorio geoquímico, que tiene que ver con cambios en los gases y en el lago del cráter, y el monitoreo de Geodesía, que tiene que ver con informaciones que pudiera tener el edificio volcánico”, dijo Alatorre.

Mientras tanto aseguro que el volcán Tacaná sigue teniendo actividad, puesto que en dado caso se activará pudiera tener una erupción muy grande e incluso afectaría toda la zona y parte del municipio de Tapachula.



Chichonal y Tacaná: volcanes explosivos y más peligrosos

Cabe mencionar que de acuerdo al investigador, estos volcanes son explosivos, es decir que no generan lava como se ha visto algunas imágenes de Hawai, si no , estos generan mezclas de ceniza y gas caliente, considerado aún más peligroso, de acción rápida y más destructivos, por lo que los dos volcanes tienen mayor potencial de destrucción en comparación a los que emiten lava.

“Es importante que, si llega a ocurrir una erupción muy grande, explosiva, estos flujos de ceniza y gas caliente, pueden llegar a los flancos en cuestión de segundos o minutos, entonces es importantes que la población este preparada, porque no habría mucho tiempo de respuesta, ya que empieza la erupción”, destacó Ibargüengoitia.

Ante ello destacó que por fortuna estos volcanes suelen avisas mucho antes de que halla una erupción, y a través del monitoreo volcánico se puede observar si están despertando o teniendo alguna actividad, para que se tomen las medidas de prevención.

“Los dos tienen una actividad que nos recuerdan que están totalmente activos, bueno en el volcán Tacaná hemos detectado algunos eventos sísmicos, y en el caso del volcán Chichón han habido algunos eventos sísmicos y hemos identificado varios cambios en el lago craterico, eso nos esta recordando es que son volcanes cambiantes con actividad y que puede cambiar en cualquier momento, por eso es importante mantener ese monitoreo, por que puede cambiar en un intervalo relativamente corto”, finalizó.

Mientras tanto el vulcanólogo alerto a la población de que si visita el Chichonal evite meterse al lago del cráter, ya que muchos han subido como turismo de aventura pero el agua ya es peligrosa, por lo que insta a la población tomar sus precauciones en ambos volcanes.

¡Recibe las noticias a tu WhatsApp! Regístranos y manda la palabra ALTA ⬇️

Local

¡Evite estas zonas! PC advierte sobre calles y colonias de riesgo por lluvias

Protección Civil recomienda a los ciudadanos evitar transitar por estas áreas durante las lluvias para prevenir accidentes y riesgos

Policiaca

Asesinan a dos jóvenes en ataque armado; un ciudadano más resultó herido

Sujetos armados agredieron a balazos a dos jóvenes tras una persecución, en un hecho que privó de la vida a dos personas

Municipios

Feligreses peregrinan con San Juan Bautista en su día

Una serie de actividades se han realizado en esta localidad para conmemorar un aniversario más del Santo Patrono del pueblo, San Juan Bautista

Local

SNTE Chiapas convoca a megamarcha magisterial

El SNTE-CNTE invita a todos los trabajadores de la educación a participar activamente en esta movilización, y a la ciudadanía a apoyar la lucha

Policiaca

Lluvias en Tuxtla provocan arrastre de 6 vehículos e inundación de viviendas

La Secretaría Municipal de Protección Civil continúa monitoreando las condiciones meteorológicas y está preparada para responder a cualquier emergencia

Local

Brigadas de Medical Impact llega a comunidades de difícil acceso en Chiapas

Giorgio Franyuti Kelly, director general de Medical Impact, ha encabezado una serie de visitas anuales a Chiapas, ofreciendo atención médica gratuita en diversos municipios