/ lunes 11 de abril de 2022

Revocación de mandato: nuevo ejercicio, prácticas de antaño

Con la consulta ciudadana de ayer, es la séptima ocasión en que Andrés Manuel López Obrador aparece en una boleta

De la primera consulta vía telefónica para la revocación de su mandato como jefe de Gobierno capitalino, en 2002, a la consulta a “mano alzada” de 2006 en el Zócalo, donde el tabasqueño se autoproclamó “presidente legítimo”, el obradorismo de nuevo se volcó a las calles, a las plazas y a las urnas este Domingo de Ramos para darle el “sí” a la continuidad del líder máximo de la Cuatroté.

Ahora, los siempre fieles a Andrés Manuel López Obrador –a los que se sumaron servidores públicos del gobierno federal y de los gobiernos estatales y municipales de Morena– salieron a las calles y a las plazas de todo el país para refrendar la permanencia del tabasqueño en Palacio Nacional hasta el fin de su mandato constitucional, el 31 de noviembre de 2024.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Los más vistosos, los más alegres, los más convencidos en el ejercicio revocatorio de ayer fueron las personas adultas mayores que han arropado a AMLO desde hace veintidós años, cuando implementó en el gobierno capitalino programas sociales para apoyarlos y que afianzó a partir de 2018, cuando llegó a la Presidencia de la República luego de tres intentos.

“Mis viejecitos”, como el mismo López Obrador los llama, fueron los más en la inauguración de esta figura constitucional de democracia directa en México.

Pasaron veinte años desde que López Obrador, sin reglas claras, realizó ese mismo ejercicio ciudadano, cuando gobernaba la Ciudad de México, y dieciséis desde el escrutinio de masas en la Plaza de la Constitución, en medio del conflicto postelectoral de 2006.

Se trató, en suma, de la séptima ocasión en que AMLO apareció en una boleta electoral. Y tal vez la última.

Viejas costumbres. Nuevos mecanismos de participación. Los más fieles al tabasqueño se plantaron desde tempranas horas en los centros de votación para cumplir con el ritual. Aunque esta vez el voto no se daría a río revuelto, en la plaza, en medio de la arenga.

En esta ocasión la organización estuvo a cargo del Instituto Nacional Electoral (INE) que, en un estira y afloja con el presidente, funcionarios de su gobierno y mandatarios estatales de Morena, había advertido horas antes, en voz de su consejero presidente, Lorenzo Córdova, que se anularía el ejercicio revocatorio si no se respetaban las reglas.

Pese a ello, no hubo empacho en sacar a relucir esas viejas costumbres. En continuar con un desafío abierto a las autoridades electorales.

Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, se dio vuelo en presumir en redes sociales que el “acarreo” en este ejercicio democrático sería la regla, no la excepción.

“¿Quieres votar? ¡Yo te llevo!”, invitaba el morenista a través de fotografías que publicó en su cuenta personal de Twitter.

En otras imágenes, el colimense presumía orgulloso las viejas prácticas que caracterizaron al otrora “partido de Estado”, el PRI, al llevar a gente a los centros de votación en una combi que él mismo conducía.

JUEGO DE VENCIDAS

En esta ocasión, por primera vez en la historia contemporánea de México, la autoridad electoral –trenzada con la llamada Cuatroté en un juego de vencidas– fue la que organizó a regañadientes este ejercicio de democracia participativa.

No le quedó de otra, aunque en días pasados ya había dado un rasponcito a diversos funcionarios del gobierno federal por su efervescencia proselitista:

“Las trampas y los tramposos siempre serán descubiertos”, comentó Lorenzo Córdova previo a la jornada de revocación.

Ayer el jaloneo había sido entre la autoridad electoral con Adán Augusto López, secretario de Gobernación; luego con Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX; ahora el manoteo era entre el INE y la SHCP para que bajara propaganda sobre la revocación de sus redes sociales y contra el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado.

“Toda persona que traslade ciudadanos a las urnas podría ser castigado hasta con tres años de prisión”, advirtió por la tarde el consejero Ciro Murayama.

Mientras tanto, los gobernadores de la Cuatroté calificaron la jornada como “un éxito” pese a que el INE “hizo todo lo posible para evitar la participación del pueblo”.

TABASCO Y CDMX, CON MÁS PARTICIPACIÓN

Fue el propio López Obrador el que marcó el inicio de la jornada para la revocación de su mandato con un video difundido en redes sociales desde las primeras horas del domingo y con un “¡Viva Zapata!” a pie de urna, ubicada en el Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en la Calle de Moneda, en el Centro Histórico.

La democracia –dijo el presidente al salir del centro de votación—“debe convertirse en un hábito, porque eso nos va a ayudar a que nadie en la escala social se sienta absoluto. El pueblo es el que manda. El pueblo pone y el pueblo quita”.

Puntuales, los aspirantes presidenciales de Morena también acudieron a emitir su sufragio. Claudia Sheinbaum celebró la “alta participación” ciudadana. El canciller Marcelo Ebrard dijo que este ejercicio “cambia el sistema político mexicano”. Ricardo Monreal, líder de Morena en el Senado, se limitó a decir que “López Obrador es un buen presidente”.

Lo que siguió ya correspondió escribirlo a la base más fiel de su movimiento, a ciudadanos que se acercaron a las casillas por “deber democrático” y a los que también asistieron a las urnas para manifestar su rotundo “no” a la permanencia de López Obrador como presidente de México.

En la Ciudad de México y en Tabasco, dos de los principales bastiones del obradorismo, la afluencia a los centros de votación fue de las más nutridas en la jornada.

Falta de material electoral, casillas distantes, ausencia de funcionarios, pero también “acarreos”, proselitismo afuera de los centros de escrutinio, “pase de lista” y “foto-testigo” a servidores públicos para comprobar que sí habían votado, fueron algunas de las denuncias en la jornada.

Un incidente más se reportó en la casilla 571 Básica del Distrito 12 de Veracruz, donde personal del INE informó que la mujer que fungiría como presidenta de la Mesa Directiva de ese centro de votación se encontraba desaparecida desde el sábado. La funcionaria de casilla apareció horas más tarde.

Al cierre de las casillas, en Puerto Vallarta, Jalisco, hombres encapuchados y armados tomaron el centro de votación ubicado en la Escuela Agustín Flores Contreras. Los sujetos llenaron las boletas restantes que quedaron de la votación para luego introducirlas a una urna en ese mismo lugar.

“YO TE LLEVO A VOTAR”

Otro rostro de la jornada se observó en Guanajuato. Aunque los dirigentes nacionales y estatales del PAN llamaron a no votar e ignorar el ejercicio, el líder panista en la entidad, Eduardo López Mares, denunció alrededor de 300 incidentes durante la jornada revocatoria.

Al final, el dirigente panista presentó 27 denuncias ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por “coacción del electorado”, “acarreo”, prácticas de “carrusel”, condicionar programas sociales del gobierno federal y proselitismo afuera de las casillas.

En Mazatlán, Sinaloa, se presentaron denuncias de servicio de “raite” para ir a votar, sobre todo a personas adultas mayores.

“Yo te llevo a votar”, se leía en los cristales traseros de vehículos particulares.

En Chihuahua capital hubo acusaciones de “acarreo” a las urnas por parte de los empresarios de la Coparmex.

A falta de boletas, ciudadanos que se encontraban a la espera de emitir su voto en una casilla especial en Xalapa, Veracruz, determinaron emitir un “sufragio simbólico” en papeletas en blanco. En el escrutinio espontáneo resultaron un total de 60 votos: 56 para que López Obrador siga, tres por la revocación de su mandato y un voto nulo.

Tanto en el municipio de San Salvador Atenco, Estado de México, como en la alcaldía de Zirahuén, Michoacán, pobladores impidieron la instalación de casillas.

En Mexicali, Baja California, la autoridad electoral reportó 22 “incidentes menores”, entre ellos cambio de domicilio en ocho casillas y ciudadanos que intentaron votar sin estar registrados en la lista nominal de electores.

EL PLEITO SIGUE

Los carteles en los postes –ya sea los de la imagen de AMLO o los que simulaban un cartel de box o lucha libre, y que promocionaban la revocación del mandato desde hace casi dos meses– hechos jirones, arrancados o a punto de caer por los calores y las lluvias de los últimos días.

Los espectaculares de los morenistas con la imagen del tabasqueño todavía ahí arriba, en las vías primarias de las principales ciudades del país, apretujándose con la contaminación visual del día a día.

También, anticipándose a recordar que el pleito AMLO-INE no terminó este domingo, que todavía va para largo, que falta la declaración de validez o invalidez de la revocación del mandato y la calificación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Y sí, que falta el próximo debate nacional sobre la reforma electoral que anunció el presidente.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

De la primera consulta vía telefónica para la revocación de su mandato como jefe de Gobierno capitalino, en 2002, a la consulta a “mano alzada” de 2006 en el Zócalo, donde el tabasqueño se autoproclamó “presidente legítimo”, el obradorismo de nuevo se volcó a las calles, a las plazas y a las urnas este Domingo de Ramos para darle el “sí” a la continuidad del líder máximo de la Cuatroté.

Ahora, los siempre fieles a Andrés Manuel López Obrador –a los que se sumaron servidores públicos del gobierno federal y de los gobiernos estatales y municipales de Morena– salieron a las calles y a las plazas de todo el país para refrendar la permanencia del tabasqueño en Palacio Nacional hasta el fin de su mandato constitucional, el 31 de noviembre de 2024.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Los más vistosos, los más alegres, los más convencidos en el ejercicio revocatorio de ayer fueron las personas adultas mayores que han arropado a AMLO desde hace veintidós años, cuando implementó en el gobierno capitalino programas sociales para apoyarlos y que afianzó a partir de 2018, cuando llegó a la Presidencia de la República luego de tres intentos.

“Mis viejecitos”, como el mismo López Obrador los llama, fueron los más en la inauguración de esta figura constitucional de democracia directa en México.

Pasaron veinte años desde que López Obrador, sin reglas claras, realizó ese mismo ejercicio ciudadano, cuando gobernaba la Ciudad de México, y dieciséis desde el escrutinio de masas en la Plaza de la Constitución, en medio del conflicto postelectoral de 2006.

Se trató, en suma, de la séptima ocasión en que AMLO apareció en una boleta electoral. Y tal vez la última.

Viejas costumbres. Nuevos mecanismos de participación. Los más fieles al tabasqueño se plantaron desde tempranas horas en los centros de votación para cumplir con el ritual. Aunque esta vez el voto no se daría a río revuelto, en la plaza, en medio de la arenga.

En esta ocasión la organización estuvo a cargo del Instituto Nacional Electoral (INE) que, en un estira y afloja con el presidente, funcionarios de su gobierno y mandatarios estatales de Morena, había advertido horas antes, en voz de su consejero presidente, Lorenzo Córdova, que se anularía el ejercicio revocatorio si no se respetaban las reglas.

Pese a ello, no hubo empacho en sacar a relucir esas viejas costumbres. En continuar con un desafío abierto a las autoridades electorales.

Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, se dio vuelo en presumir en redes sociales que el “acarreo” en este ejercicio democrático sería la regla, no la excepción.

“¿Quieres votar? ¡Yo te llevo!”, invitaba el morenista a través de fotografías que publicó en su cuenta personal de Twitter.

En otras imágenes, el colimense presumía orgulloso las viejas prácticas que caracterizaron al otrora “partido de Estado”, el PRI, al llevar a gente a los centros de votación en una combi que él mismo conducía.

JUEGO DE VENCIDAS

En esta ocasión, por primera vez en la historia contemporánea de México, la autoridad electoral –trenzada con la llamada Cuatroté en un juego de vencidas– fue la que organizó a regañadientes este ejercicio de democracia participativa.

No le quedó de otra, aunque en días pasados ya había dado un rasponcito a diversos funcionarios del gobierno federal por su efervescencia proselitista:

“Las trampas y los tramposos siempre serán descubiertos”, comentó Lorenzo Córdova previo a la jornada de revocación.

Ayer el jaloneo había sido entre la autoridad electoral con Adán Augusto López, secretario de Gobernación; luego con Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX; ahora el manoteo era entre el INE y la SHCP para que bajara propaganda sobre la revocación de sus redes sociales y contra el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado.

“Toda persona que traslade ciudadanos a las urnas podría ser castigado hasta con tres años de prisión”, advirtió por la tarde el consejero Ciro Murayama.

Mientras tanto, los gobernadores de la Cuatroté calificaron la jornada como “un éxito” pese a que el INE “hizo todo lo posible para evitar la participación del pueblo”.

TABASCO Y CDMX, CON MÁS PARTICIPACIÓN

Fue el propio López Obrador el que marcó el inicio de la jornada para la revocación de su mandato con un video difundido en redes sociales desde las primeras horas del domingo y con un “¡Viva Zapata!” a pie de urna, ubicada en el Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en la Calle de Moneda, en el Centro Histórico.

La democracia –dijo el presidente al salir del centro de votación—“debe convertirse en un hábito, porque eso nos va a ayudar a que nadie en la escala social se sienta absoluto. El pueblo es el que manda. El pueblo pone y el pueblo quita”.

Puntuales, los aspirantes presidenciales de Morena también acudieron a emitir su sufragio. Claudia Sheinbaum celebró la “alta participación” ciudadana. El canciller Marcelo Ebrard dijo que este ejercicio “cambia el sistema político mexicano”. Ricardo Monreal, líder de Morena en el Senado, se limitó a decir que “López Obrador es un buen presidente”.

Lo que siguió ya correspondió escribirlo a la base más fiel de su movimiento, a ciudadanos que se acercaron a las casillas por “deber democrático” y a los que también asistieron a las urnas para manifestar su rotundo “no” a la permanencia de López Obrador como presidente de México.

En la Ciudad de México y en Tabasco, dos de los principales bastiones del obradorismo, la afluencia a los centros de votación fue de las más nutridas en la jornada.

Falta de material electoral, casillas distantes, ausencia de funcionarios, pero también “acarreos”, proselitismo afuera de los centros de escrutinio, “pase de lista” y “foto-testigo” a servidores públicos para comprobar que sí habían votado, fueron algunas de las denuncias en la jornada.

Un incidente más se reportó en la casilla 571 Básica del Distrito 12 de Veracruz, donde personal del INE informó que la mujer que fungiría como presidenta de la Mesa Directiva de ese centro de votación se encontraba desaparecida desde el sábado. La funcionaria de casilla apareció horas más tarde.

Al cierre de las casillas, en Puerto Vallarta, Jalisco, hombres encapuchados y armados tomaron el centro de votación ubicado en la Escuela Agustín Flores Contreras. Los sujetos llenaron las boletas restantes que quedaron de la votación para luego introducirlas a una urna en ese mismo lugar.

“YO TE LLEVO A VOTAR”

Otro rostro de la jornada se observó en Guanajuato. Aunque los dirigentes nacionales y estatales del PAN llamaron a no votar e ignorar el ejercicio, el líder panista en la entidad, Eduardo López Mares, denunció alrededor de 300 incidentes durante la jornada revocatoria.

Al final, el dirigente panista presentó 27 denuncias ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por “coacción del electorado”, “acarreo”, prácticas de “carrusel”, condicionar programas sociales del gobierno federal y proselitismo afuera de las casillas.

En Mazatlán, Sinaloa, se presentaron denuncias de servicio de “raite” para ir a votar, sobre todo a personas adultas mayores.

“Yo te llevo a votar”, se leía en los cristales traseros de vehículos particulares.

En Chihuahua capital hubo acusaciones de “acarreo” a las urnas por parte de los empresarios de la Coparmex.

A falta de boletas, ciudadanos que se encontraban a la espera de emitir su voto en una casilla especial en Xalapa, Veracruz, determinaron emitir un “sufragio simbólico” en papeletas en blanco. En el escrutinio espontáneo resultaron un total de 60 votos: 56 para que López Obrador siga, tres por la revocación de su mandato y un voto nulo.

Tanto en el municipio de San Salvador Atenco, Estado de México, como en la alcaldía de Zirahuén, Michoacán, pobladores impidieron la instalación de casillas.

En Mexicali, Baja California, la autoridad electoral reportó 22 “incidentes menores”, entre ellos cambio de domicilio en ocho casillas y ciudadanos que intentaron votar sin estar registrados en la lista nominal de electores.

EL PLEITO SIGUE

Los carteles en los postes –ya sea los de la imagen de AMLO o los que simulaban un cartel de box o lucha libre, y que promocionaban la revocación del mandato desde hace casi dos meses– hechos jirones, arrancados o a punto de caer por los calores y las lluvias de los últimos días.

Los espectaculares de los morenistas con la imagen del tabasqueño todavía ahí arriba, en las vías primarias de las principales ciudades del país, apretujándose con la contaminación visual del día a día.

También, anticipándose a recordar que el pleito AMLO-INE no terminó este domingo, que todavía va para largo, que falta la declaración de validez o invalidez de la revocación del mandato y la calificación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Y sí, que falta el próximo debate nacional sobre la reforma electoral que anunció el presidente.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Local

Lamenta IEPC hechos violentos en Oxchuc

El IEPC ha actuado con base en las determinaciones del órgano jurisdiccional

Municipios

Continúa campaña de emplacamiento para Motos en San Cristóbal

Esta campaña inició el pasado 6 de junio y concluirá a más tardar el 6 de agosto en el municipio de San Cristóbal de las Casas

Policiaca

Encuentran a hombre sin vida dentro de su vivienda en Tuxtla

Se sabe es que aparentemente no fue un hecho de violencia ya que no presentó señas de tortura en su cuerpo

Local

Lamenta IEPC hechos violentos en Oxchuc

El IEPC ha actuado con base en las determinaciones del órgano jurisdiccional

Municipios

Indígenas marchan para exigir paz en Oxchuc

La marcha concluyó en la plaza central de Oxchuc donde los esperaba la marimba

Salud

OMS registra 3 mil 200 casos de viruela del mono en el mundo

Con una sola persona fallecida a causa del virus en todo el mundo, la OMS no considera que sea una amenaza sanitaria

Sociedad

Conagua podría quitar concesiones de agua a 60 empresas de NL

Conagua asegura que la Ley de Aguas Nacionales permite que aquella empresa que no esté pagando sus títulos y derechos se les pueda quitar la concesión

Policiaca

Encuentran a hombre sin vida dentro de su vivienda en Tuxtla

Se sabe es que aparentemente no fue un hecho de violencia ya que no presentó señas de tortura en su cuerpo

Policiaca

Juan Pablo "N" es detenido por delito de violación equiparada en SCLC

Por fortuna la víctima logró pedir auxilio a los vecinos quienes de manera inmediata salieron para auxiliarla